Experto Animal
Buscador

Control de estímulos en perros

Valoración: 5.0 | 6 votos
Autor:
Control de estímulos en perros

El control de estímulos en perros es verdaderamente útil en el adiestramiento canino. Nos ayudará a que el perro responda positivamente a las órdenes que le enseñamos, a un sonido concreto o a los gestos físicos. Básicamente el control de estímulo permite que el perro responda de determinada forma a una indicación nuestra.

Los humanos también utilizamos este sistema: contestamos cuando suena el teléfono, nos levantamos cuando suena la alarma o nos ejercitamos cuando nuestro entrenador nos lo pide.

En este artículo de ExpertoAnimal te enseñaremos cómo funciona, qué necesitas y qué ventajas tiene en el adiestramiento hacer un buen control por estímulos. Sigue leyendo:

También te puede interesar: La diabetes en perros - Síntomas y control
    Índice
  1. El control por el estímulo en el adiestramiento canino
  2. ¿Qué estímulos podemos utilizar para el adiestramiento?
  3. ¿Por qué es importante?
  • El control por el estímulo en el adiestramiento canino

    El control por el estímulo es fundamental en el adiestramiento de perros. Todas las órdenes de la obediencia canina (verbales o físicas) deben convertirse en estímulos que controlan ciertas conductas de tu perro. Por ejemplo, si le pides a tu perro que se siente, debe sentarse y no echarse.

    Por otra parte, muchas situaciones de la vida cotidiana también actúan como estímulos inconscientes que controlan la conducta de tu perro. Por ejemplo: si tu perro está sobre la alfombra no debe hacer pis. En cambio, si está en la calle sí puede hacerlo.

    Karen Pryor propone en su libro "No lo mates... enséñale!" que puedes saber si una conducta de tu perro se encuentra bajo el control de un estímulo si cumple con cuatro propiedades:

    1. La conducta ocurre inmediatamente después del estímulo: En teoría, la conducta ocurre siempre después del estímulo, pero en la práctica se pueden dar situaciones en que el perro "falla". Incluso los perros de alta competición pueden fallar alguna vez.
    2. La conducta no ocurre si no se presenta el estímulo: Esto es cierto, pero también pueden existir otros estímulos que controlen la conducta en ciertas situaciones. Por ejemplo, tu perro nunca se echa en las sesiones de adiestramiento o en la pista de competencia a menos que se lo ordenes, pero sí se echa sin ninguna orden cuando está en tu casa.
    3. La conducta no se presenta como respuesta a otro estímulo: Por ejemplo, tu perro no se sienta cuando escucha la orden "Echado". Igual que en el caso anterior, la orden puede ser el estímulo de control en circunstancias relacionadas con el adiestramiento, pero tu perro puede sentarse en respuesta a otros estímulos en otras situaciones (cuando está en su tiempo libre).
    4. Ninguna otra conducta se produce como respuesta a ese estímulo particular. Si le pides a tu perro que se siente, él no salta, no se echa, no sale corriendo, no te muerde, no hace pis, no se rasca, etc.

    A continuación puedes ver un par de ejemplos sobre la aplicación del control por el estímulo en el adiestramiento canino:

  • ¿Qué estímulos podemos utilizar para el adiestramiento?

    Alimento

    Cuando se utiliza comida para entrenar a un perro, es frecuente guiar al perro con la comida. Por ejemplo, para lograr que el perro se siente, se lleva la comida por encima de la cabeza del perro y un poco hacia atrás.

    Tales procedimientos son muy útiles porque permiten entrenar conductas sencillas en poco tiempo. Sin embargo, muchos adiestradores guían con la comida muchas veces, hasta que ésta se convierte en parte del estímulo que controla la conducta. Entonces, los adiestradores piensan que los perros entrenados con comida solamente responden cuando la comida está presente.

    El error está en utilizar la comida como parte del estímulo en todas las ocasiones. Para evitar este problema, basta con que la comida deje de formar parte del estímulo después de unas pocas repeticiones. Ten en cuenta que la comida debe ser usada como reforzador y no como antecedente. Descubre más acerca del refuerzo positivo.

    Palabras y gestos

    Este debe ser nuestro principal objetivo: que el perro relacione una instrucción con palabras o gestos concretos. En general los canes tienen más facilidad para recordar cuando observan gestos físicos pero tu puedes utilizar aquello que te funcione mejor.

    En las primeras cargas de la orden utilizaremos el alimento para que el perro "reciba su recompensa" por haber cumplido aquello que le pedimos, pero igual que en el caso anterior, en algún momento pararemos de utilizar este refuerzo para premiarle con palabras afectuosas o caricias.

    ¿Qué estímulos podemos utilizar para el adiestramiento?
  • ¿Por qué es importante?

    Tener un buen control de los estímulos que influyen en el comportamiento de nuestro perro es muy importante para su seguridad. Estar seguros de que nuestro perro nos obedecerá ante una situación excepcional (encontrarse desatado, en medio de un conflicto, etc.) nos ofrece seguridad y confianza. El adiestramiento también es importante para estimular mentalmente a nuestro perro y hacerle sentir útil. Es básicamente una forma más de enriquecer su día a día.

    Ideal para perros...

  • Si deseas leer más artículos parecidos a Control de estímulos en perros, te recomendamos que entres en nuestra sección de Adiestramiento.

¿Te ha sido útil este artículo?
Comparte este post en tus redes sociales
Artículos relacionados
Seleccionar
Vídeos destacados
Premios caseros para perros - Snouts snacks y repostería 100% natural Los gatos Nuestros favoritos Las razas de perros