Experto Animal
Buscador

Obediencia canina

Valoración: 4.5 | 42 votos
Autor:
Obediencia canina

La obediencia canina consiste básicamente en educar a un perro para que responda positivamente a nuestras ordenes e indicaciones logrando así un nivel de educación básico para el perro. A diferencia de lo que muchos creen, la obediencia canina no es un sinónimo del adiestramiento canino, sino que la obediencia es solo una parte de todo lo que supone adiestrar y educar a un perro.

A continuación te explicamos cuáles son las claves de la obediencia canina para lograr una buena comunicación entre propietario y perro. También compartiremos contigo consejos para relacionar una buena obediencia con el adiestramiento básico o avanzado.

Sigue leyendo este artículo de ExpertoAnimal y descubre por qué es tan importante dedicar tiempo y esfuerzo a la obediencia canina. Vamos allá:

También te puede interesar: Manual de adiestramiento canino en PDF
    Índice
  1. Niveles de obediencia canina
  2. Obediencia antigua: la dominancia
  3. Obediencia actual: refuerzo positivo
  4. Problemas de comportamiento o desviación de la obediencia
  5. Cómo y cuándo trabajar obediencia
  • Niveles de obediencia canina

    Existen diferentes exigencias para el adiestramiento en obediencia según cuál sea el objetivo que se persigue. Es decir, el adiestramiento en obediencia canina será diferente si se entrena a un perro de servicio (como es el caso de los perros guía), perros de competición deportiva (por ejemplo en el agility) o perros de compañía sin ninguna función en especial que no sea la de ser tremendamente queridos.

    Aunque pueden existir perros más inteligentes que otros, lo cierto es que una buena obediencia nunca será completa si la persona que educa al perro no tiene unos conocimientos básicos.

    Niveles de obediencia canina
  • Obediencia antigua: la dominancia

    Probablemente, alguna vez habrás visto alguna vez algún capítulo del encantador de perros. Las técnicas de César Millán dejaron a medio mundo impresionado, pero actualmente ya no es así. De hecho, en Austria está prohibida la retransmisión en la televisión pública de su programa. ¿Por qué? La razón es simple, él trabaja con obediencia antigua, basada en la dominancia.

    En la dominancia se estipula que nosotros debemos ser un "líder" para nuestro perro y se utilizan técnicas que nos recuerdan a la comunicación natural de los cánidos como es el marcaje. No obstante, esta técnica surge a partir de un estudio realizado con lobos del pasado siglo y se estima que cualquier perro desobediente quiere ser el dominante de la manada formada por nosotros y él.

    No obstante, y a pesar que utilizar algunos sistemas propios de los perros sea positivo, se debe entender que algunas técnicas pueden generar malestar en nuestra mascota, empeorando un problema del comportamiento que pueda tener. Especialmente si no somos especialistas, utilizar al dominancia es un grave error. Además, se trata de un sistema obsoleto que ha demostrado no ser tan efectivo como otras técnicas.

    Recientemente profesionales etólogos que han estudiado manadas de lobos en libertad, han comprobado, que no existen agresiones entre los lobos y que viven en total armonía. Dependen los unos de los otros para subsistir, no tiene lógica que continuamente se hieran entre ellos. Eso sí, existe un lenguaje gestual muy importante (más acentuado que en los perros) destinado a prevenir los conflictos.

    ¿Por qué entonces se habían visto comportamientos totalmente distintos anteriormente? Pues simplemente porque hasta ahora no ha existido la tecnología necesaria para estudiar a los lobos en libertad, todas las observaciones se habían realizado sobre manadas artificiales mantenidas en cautividad. Estas manadas vivían en un continuo estrés, lo que daba lugar a un alto grado de agresividad entre sus miembros.

    Imagen de http://www.ciudad.com.ar

    Obediencia antigua: la dominancia
  • Obediencia actual: refuerzo positivo

    Al igual que sucede con las relaciones humanas, mantener una actitud positiva y confiante, ayuda a que el receptor nos entienda y esté más predispuesto a seguir nuestras indicaciones. Con los perros sucede igual, por esa razón aparece la obediencia basada en el refuerzo positivo.

    El refuerzo positivo no tiene más secreto que el de premiar a un perro inmediatamente después de que cumpla adecuadamente una orden o se comporte como nosotros deseamos. No siempre se debe utilizar un premio en forma de snack, también sirven las palabras de ánimo o las caricias. Este tipo de técnica rechaza completamente el castigo (ya que provoca estrés en el perro) y nos invita a utilizar otros modos de actuación que no propicien malestar en vuestra relación. Recuerda que eliminar el castigo de la educación de un perro no significa dejarle hacer lo que quiera. Debes guiar a tu perro y enseñárle cómo debe hacerlo.

    Por otro lado, será interesante señalar también que la comunicación no verbal es básica para la obediencia. No debemos utilizar solamente un "sienta" sino que será muy útil relacionarlo también con un gesto. Los perros comprenden mejor una señal física concreta.

    El uso del clicker es una versión mejorada del refuerzo positivo pero que requiere algo más constancia y dedicación. Básicamente consiste en "capturar" aquellas conductas que nos gusten del animal. Para utilizar correctamente un clicker debemos primero de todo cargar el sonido que emite el objeto durante 3 o 4 días: Se hace click y se premia al animal con una golosina. Posteriormente, ya en la calle o en el hogar, se le educará siguiendo mismo procedimiento: "sienta" - click - golosina.

    El clicker permite ser utilizado en cualquier ocasión, incluyendo aquellas se produzcan de forma espontánea. El perro comprende que eso te ha gustado y asocia el "click" con tu aprobación y aumenta las probabilidades de que lo repita.

    Permitir que el animal pueda equivocarse y enmendar su conducta aprendiendo por si mismo es básico. Estas técnicas que te hemos propuesto ayudan a que él se sienta cómodo durante su educación y adiestramiento, siempre cumpliendo con el bienestar animal. Propician que aprenda por si mismo, (algo que mejora su estimulación mental) les hace sentirse útiles, evita problemas de conducta y rechaza que sufra miedo o sienta una presión excesiva.

    Obediencia actual: refuerzo positivo
  • Problemas de comportamiento o desviación de la obediencia

    Al adoptar a un perro deberíamos ser conscientes de que nuestro animal puede, en algún momento de su vida, necesitar la supervisión de su conducta por parte de un especialista. Acudir a un educador canino o etólogo si sufre problemas del comportamiento nos puede ayudar considerablemente, especialmente si empezamos a notar que nuestro perro no nos hace caso.

    Repasar con detalle las 5 libertades del bienestar animal nos puede ayudar a comprender que estamos haciendo algo mal. También puede ocurrir que no interpretemos adecuadamente algunas de sus señales físicas y verbales, y algo peor, que no respondamos correctamente a estas señales.

    Por ejemplo, regañar a un perro cuando gruñe es totalmente contraproducente puesto que el animal puede empezar a atacar directamente sin avisar. El gruñido es una forma que tienen los perros de decir "déjame en paz" o "eso no me gusta".

    Problemas de comportamiento o desviación de la obediencia
  • Cómo y cuándo trabajar obediencia

    • Practicar órdenes de obediencia básica durante unos 5 o 10 minutos al día será suficiente para que nuestro perro empiece a trabajar en ello. Abusar del tiempo de educación es contraproducente para el animal.
    • Por otro lado, lo ideal será trabajar las órdenes de una en una, dedicando entre 1 y 10 días a su total comprensión y aplicación. En el momento en el que el perro comprenda perfectamente una orden podemos pasar a otra.
    • Es muy positivo dedicar un día a la semana a recordar todas las ordenes aprendidas.
    • Lo ideal es empezar a trabajar una orden en un lugar tranquilo y sin distracciones, progresivamente se debe llevar a cabo en lugares más y más transitados para que el perro pueda responder a nosotros de forma efectiva aún con constantes distracciones.
    • Practicar cada día y ser constantes en la obediencia nos asegura un buen resultado.
    • Evita que otras personas premien a tu perro gratuitamente, solamente debe ser premiado al responder positivamente a una orden.
    Cómo y cuándo trabajar obediencia
  • Si deseas leer más artículos parecidos a Obediencia canina, te recomendamos que entres en nuestra sección de Adiestramiento.

¿Te ha sido útil este artículo?
Comparte este post en tus redes sociales
Artículos relacionados
Seleccionar
2 Opiniones de Obediencia canina
santiago navarro
felicitaciones por el articulo, las tecnicas de cesar millan ya estan pasadas.
por otra parte me interesa seguir recibiendo informacion de ustedes, o que me recomienden sitios donde pueda aprender mas.
quedo atento muchas gracias.
Responde 1 respuesta 00
ExpertoAnimal
¡Hola Santiago! Te recomendamos que sigas navegando por la web para descubrir todos nuestros artículos. Y si algún día buscas algo específico, no dudes en contactarnos a info@expertoanimal.com para ayudarte. ¡Un saludo!
00
lorena
Perra labradora extremadamente agresiva,dos años,ya mordio y lastimo a la familia,no le gustan los chicos,no se q hacer,me podran ayudar?
Responde 1 respuesta 00
ExpertoAnimal
Hola Lorena, en estos casos tan graves es fundamental acudir a un profesional que pueda valorar tu caso de forma presencial. Busca un etólogo cualificado para que te indique las pautas a seguir.
00
Vídeos destacados
Premios caseros para perros - Snouts snacks y repostería 100% natural Los gatos Nuestros favoritos Las razas de perros