10 características de un perro equilibrado

10 características de un perro equilibrado

Cuando hablamos de equilibrio emocional, nos referimos a la capacidad que tiene un ser vivo de ofrecer respuestas emocionales correctas en el ambiente en el que se encuentra. Pero, ¿cuáles son las características de un perro equilibrado? ¿Qué causas provocan que no lo sea?

En este artículo de ExpertoAnimal te mostraremos 10 características de un perro equilibrado. Si tu perro las cumple todas, enhorabuena, tu compañero podría ser un excelente perro de terapia.

1. Tiene un buen estado de salud

Un perro no puede ser equilibrado si no disfruta de un buen estado de salud, algo imprescindible para poder ejercitarse, relacionarse correctamente con animales y personas o llevar a cabo conductas propias de su especie. Al margen de un buen estado de salud, el perro debe cumplir con las cinco libertades del bienestar animal, que incluyen también el confort y el bienestar emocional.

2. Está bien socializado

Un perro equilibrado debe ser capaz de relacionarse con las personas, pero también con otros perros, animales, el entorno en el que vive o con los objetos que forman parte de su día a día. La socialización es un proceso que se lleva a cabo en la etapa de cachorro del can y finaliza con la aparición de los miedos.

3. Es psicológicamente estable

Los perros equilibrados destacan por tener un comportamiento estable, pero no se trata únicamente de poder permanecer tranquilos. Un perro equilibrado mantiene unos niveles de alteración inferiores a los de otros perros y no se sobreexcita con facilidad.

En ocasiones, son los propietarios quienes excitan de forma excesiva a los perros, provocando que pierdan el control de la situación. Por ello, siempre es recomendable actuar de forma calmada y tranquila, aunque sea un momento efusivo.

4. Evita confrontaciones innecesarias

Los perros asustadizos o que no han sido correctamente socializados pueden llegar a tener conductas imprevisibles y desproporcionadas ante una situación que consideran peligrosa. Por el contrario, los perros equilibrados y seguros de sí mismos evitan una confrontación innecesaria y responden de forma proporcional.

5. Es capaz de concentrarse, al menos durante 5 minutos

Las sesiones de adiestramiento canino suelen durar entre 5 y 15 minutos como máximo, para lograr captar correctamente la atención del perro y sacar el máximo provecho. No obstante, un can que no es capaz de concentrarse 5 minutos (a no ser que se trate de un cachorro) no denota equilibrio, todo lo contrario, puede significar que padece estrés o hiperactividad.

6. Está bien compenetrado con su propietario

Un propietario responsable es capaz de interpretar el lenguaje canino o de proporcionar los cuidados adecuados a su perro, lo que permite una buena compenetración, algo imprescindible en un can equilibrado.

7. Se adapta a distintos ambientes

Como hemos explicado anteriormente al hablar de socialización, el perro debe ser capaz de mostrarse estable en distintos entornos y ambientes, a pesar de que puedan ser algo estresantes o incómodos para él.

8. Es fácil de motivar

La motivación es una de las cualidades más apreciadas en el perro, también imprescindible en un can equilibrado. La motivación responde al deseo de satisfacer una necesidad, ya sea a nosotros o a él mismo. Los perros estables siguen teniendo conductas de juego que nos permiten motivarles con facilidad.

9. Es muy confiable

Aunque no es posible asegurar al 100% que un perro sea totalmente confiable, sí se puede asumir que es muy fiable cuando ha demostrado con el paso del tiempo todos los puntos que detallamos en este artículo.

10. No padece problemas de conducta

Los distintos problemas de conducta que padecen los perros, como pueden ser la destructividad, la ansiedad por separación o la agresividad indican que algo no marcha bien y por supuesto que el perro no es equilibrado. Es importante resaltar que estas conductas no siempre están causados por una mala educación o manejo por parte del propietario, pero en cualquier caso se debe acudir a un educador canino u etólogo.

Un perro equilibrado disfrutará de un estado emocional positivo, de bienestar físico y mental y no padecerá problemas de conducta que alteren su carácter o comportamiento.

¿Tu perro es equilibrado?

Si tu perro no cumple con estas 10 características probablemente no está completamente equilibrado. Por ello, no dejes de trabajar con él, cuidarle y ofrecerle todo aquello que necesita para que sus niveles de bienestar mejoren y llegue a ser mucho más equilibrado.

Si deseas leer más artículos parecidos a 10 características de un perro equilibrado, te recomendamos que entres en nuestra sección de Curiosidades del mundo animal.