Compartir

5 conductas compulsivas en perros

Por Ana Diaz Maqueda, Bióloga especializada en etología. Actualizado: 8 agosto 2018
5 conductas compulsivas en perros

Ver fichas de Perros

Los problemas del comportamiento en los perros es un hecho que hay que tomar con seriedad, pues es una de las principales causas de abandono. Todas las conductas negativas aparecen paulatinamente, por lo que es muy importante observar a nuestra mascota y ver si algo provoca que cambie su conducta.

Puede parecer gracioso que un perro persiga continuamente su cola, que comience a dar saltos sin razón o que se adueñe de ciertos objetos, mostrando agresividad si se le intente quitar. No obstante, no se trata de conductas positivas, pues influyen negativamente en su bienestar.

Si crees que tu perro puede estar desarrollando alguna conducta compulsiva continúa leyendo este artículo de ExpertoAnimal. Aprenderás a diferenciar estos comportamientos, por qué se producen y qué pautas puedes seguir para ayudar a tu mascota. Descubre 5 conductas compulsivas en perros:

También te puede interesar: 5 especies de serpientes venenosas en España

Trastorno obsesivo compulsivo en los perros (estereotipias)

El trastorno obsesivo compulsivo en perros o estereotipia (denominado erróneamente TOC en perros) se caracteriza por una secuencia repetitiva e invariable de actividades o movimientos que no tienen ningún propósito o función obvia. Aunque estos comportamientos normalmente derivan de conductas normales como el acicalamiento, la alimentación o el juego. El comportamiento repetitivo interfiere con el funcionamiento normal del comportamiento.

El trastorno obsesivo en perros es muy distinto al que podemos sufrir los humanos. Las personas se avergüenzan de ser así y suele estar asociado a una personalidad con alto sentido de la responsabilidad y gran necesidad de aceptación social. Los comportamientos compulsivos son anormales porque se muestran fuera de contexto y suelen ser repetitivos, exagerados o mantenidos en el tiempo.

5 conductas compulsivas en perros - Trastorno obsesivo compulsivo en los perros (estereotipias)

5 conductas compulsivas en perros

Podemos clasificar las conductas compulsivas de los perros en 5 grupos: locomotores, orales, agresivos, de vocalización y alucinatorios.

  1. Conductas compulsivas locomotoras: dar vueltas en círculos, perseguir la cola, caminar de un lado a otro, saltar en el mismo sitio o quedarse "congelados".
  2. Conductas compulsivas orales: mordisquear sus extremidades, auto-lamerse, mordisquear el aire, lamerse compulsivamente la nariz, masticar o lamer objetos, comer de forma obsesiva, beber grandes cantidades de agua continuamente y pica (comer objetos no alimenticios).
  3. Conductas compulsivas relacionadas con la agresión: agresión autodirigida, como gruñir o morder partes de su cuerpo, atacar el plato de su comida u otros objetos. También entraría dentro de este grupo la agresión redirigida hacia personas, que suele ser imprevisible.
  4. Conductas compulsivas de vocalización: la vocalización puede ser un ladrido rítmico o lloriqueo compulsivo.
  5. Conductas compulsivas alucinatorias: mirar sombras, perseguir con la mirada los reflejos de la luz y despertarse repentinamente sin ningún motivo aparente.
5 conductas compulsivas en perros - 5 conductas compulsivas en perros

Causas de las estereotipias en los perros

Existen varias razones por la que un perro puede acabar sufriendo un trastorno compulsivo. Conociendo y entendiendo estas causas quizá podamos ayudar a nuestro perro a solucionar su problema.

  • Estrés y ansiedad: los comportamientos compulsivos son conductas conflictivas causadas por situaciones que ocurren a su alrededor. Por ejemplo: un conflicto puede ocurrir cuando existen dos motivaciones igualmente fuertes, como llamar a un perro y reñirle acto seguido una vez el animal se nos acerca. Esto ocurre mucho en los parques caninos, donde vemos a personas llamando a sus perros y, si estos no atienden a la llamada enseguida, el humano le reñirá cuando el animal venga. Este comportamiento provoca frustración y estrés en el perro. Cualquier factor ambiental que resulte en frustración (como por ejemplo no hacer sus necesidades fuera de la casa) o estrés (por ejemplo, la presencia de otros problemas de comportamiento estresantes, como conflicto social con otro perro, ansiedad por separación o enfermedad) puede contribuir al trastorno obsesivo compulsivo.
  • Predisposición genética: la predisposición genética probablemente está presente en cualquier caso de estereotipia. Los perros pueden ser genéticamente susceptibles al desarrollo de un comportamiento compulsivo. Los perros de razas grandes parecen ser más propensos que los perros de razas pequeñas a desarrollar una estereotipia.
  • Causas orgánicas: cuando un perro tiene un pequeño arañazo o una herida quirúrgica es normal que se lama, pero poco a poco comienza a lamer otras zonas. Lamerse persistentemente puede causar otras lesiones que no tienen nada que ver con la original. El estrés asociado con lesiones físicas o irritaciones, como alergias, puede contribuir al desarrollo de estereotipias, como cualquier otra enfermedad que aumente el estrés o la irritabilidad, como una enfermedad dermatológica o un desequilibrio hormonal.
  • Condicionamiento: la mayoría de las personas prestan atención a sus mascotas cuando realizan un comportamiento compulsivo. Por lo tanto, la mayoría de los casos de estereotipia suelen agravarse porque la persona que cuida del perro le presta excesiva atención, éste lo sabe y comienza a realizar el comportamiento sólo en presencia de su humano favorito.

Conductas compulsivas en el perro asociadas a la raza

Ciertas razas suelen presentar estereotipias muy concretas, por este motivo, a continuación te presentamos una lista de las razas con sus conductas compulsivas más recurrentes:

¿Cómo tratar el TOC en perros?

Como siempre resaltamos en ExpertoAnimal, ante cualquier síntoma nuevo o extraño en nuestra mascota debemos acudir a un veterinario lo antes posible.

Manejo de la situación

En primer lugar debemos identificar la fuente desencadenante de estrés, conflicto o frustración si es posible, establecer rutinas diarias, mantener a nuestra mascota estimulada tanto física como mentalmente y evitar reñir o cualquier otro tipo de castigo, pues aumentaremos el nivel de malestar del perro.

Modificación del comportamiento

Si bien los problemas del comportamiento siempre deben estar supervisados por un especialista en modificación de conducta, como un etólogo, educador canino o adiestrador, a continuación te damos algunos consejos básicos para que puedas empezar a trabajar con tu perro y tratar de bajar los niveles de estrés y ansiedad hasta la visita:

  1. Enseña a tu perro obediencia básica con el uso del refuerzo positivo (comida, caricias o palabras amables) le ayudará a desarrollar las habilidades básicas y disminuir el aburrimiento. El entrenamiento con Clicker se puede usar como una estrategia de adiestramiento si se desea. El objetivo es que estos comportamientos se vuelvan automáticos y sustituyan al comportamiento problemático.
  2. Evita o elimina los factores desencadenantes, por ejemplo, si un perro suele comerse o mordisquear ciertos objetos, debemos retirarlos del hogar para prevenir que muestre dicho comportamiento.
  3. Identifica los estímulos (sonidos, actividades, desencadenantes visuales) que provocan que el perro tenga conductas negativas para así aumentar la probabilidad de que aparezcan comportamientos adecuados. Un ejemplo es cubrir las ventanas para evitar que el perro vea las actividades que se desarrollan al aire libre si fuera esta la razón por la que el animal tiene problemas.
  4. Elimina la atención como recompensa por el comportamiento compulsivo. Solo interactúa cuando el perro se comporte adecuadamente. En las primeras etapas del desarrollo de una estereotipia, la atención puede llegar a ser el factor de refuerzo.
  5. Involucra al perro en comportamientos alternativos para reemplazar el comportamiento problemático.

Tratamiento clínico

Cuando las conductas compulsivas en los perros llegan a niveles intolerables o imposibles de manejar, el veterinario puede prescribir el uso de fármacos para mejorar la conducta del perro. Esta opción suele utilizarse en casos extremos, cuando el bienestar del animal es nulo o muy deficiente.

5 conductas compulsivas en perros - ¿Cómo tratar el TOC en perros?

Si deseas leer más artículos parecidos a 5 conductas compulsivas en perros, te recomendamos que entres en nuestra sección de Problemas del comportamiento.

Escribir comentario sobre 5 conductas compulsivas en perros

Añade una imagen
Haz clic para adjuntar una foto relacionada con tu comentario
¿Qué te ha parecido el artículo?
3 comentarios
Su valoración:
Maria Elena Barboza
mi cachorra es cruza desconocida, vino del campo, tiene 8 meses y es destructora total, sin embargo no está casi nunca sola, porque estoy en casa permanentemente, Rompe todo lo que tiene a su alcance, lo de tela, plásticos, madera,juguetes para perros, hasta las pelotas de tenis. Que puedo hacer para atenuar su comportamiento?????? además es mimosa!!! gracias
Su valoración:
Cristina
Muy interesante
Jose
Hola verás mí perro es un bulldog americano de 6 meses cuando lo llevo de paseo por el vecindario tiende a irse hacia los perros de las casas como un loco como puedo relajar su estado
Ana Diaz Maqueda
Hola Jose,

Te recomiendo leer este artículo https://www.expertoanimal.com/mi-perro-ladra-a-otros-perros-cuando-va-atado-23111.html

Pero generalmente, en casos como el de tu bulldog, se suelen usar terapias de desensibilización, donde nos alejamos todo lo posible del estímulo que hace que ladre y sólo premiamos cuando se muestra tranquilo. Progresivamente, a lo largo de los días, nos acercamos a ese estímulo, si permanece tranquilo premiamos, si se altera nos alejamos y volvemos a comenzar.

Saludos.

5 conductas compulsivas en perros
1 de 4
5 conductas compulsivas en perros

Volver arriba