5 pasos para relajar a un perro muy nervioso

5 pasos para relajar a un perro muy nervioso

Cada perro tiene una personalidad diferente y muy marcada que lo hace único. Algunos perros son tranquilos, otros son tímidos, otros son juguetones y hay algunos perros muy nerviosos. El problema es que los nervios pueden ser un problema de estrés y de comportamiento que puede afectar a su salud si no se tratan.

Es importante que descubras qué le causa ese nerviosismo. Puede ser por algún problema de salud, por unas condiciones ambientales inadecuadas, por una mala educación, por el refuerzo de esa actitud o por cualquier otro motivo que tú, como cuidador, detectarás mejor que nadie. En este artículo de ExpertoAnimal te vamos a enseñar 5 pasos para relajar a un perro muy nervioso para que puedas evitar problemas de salud mayores.

Síntomas de nerviosismo

Cuando un perro está muy nervioso lo muestra mediante gestos y actitudes fácilmente reconocibles. El problema aparece cuando el nerviosismo empieza a afectar a la salud de tu peludo.

A simple vista, un perro excitado no parará quieto ni un segundo. Correrá, saltará y moverá la cola de manera violenta. También, si los nervios están causados por algo que no le agrada, el perro puede intentar escaparse, desarrollar dependencia hacia sus dueños, experimentar temblores e incluso ponerse agresivo.

Además, su salud puede verse deteriorada ya que, si el estado de nervios no mejora, puede perder el apetito o sufrir la caída del pelo, por ejemplo. Por esto es tan importante conocer algunos trucos para relajar a un perro muy nervioso y conseguir equilibrarlo para mejorar su felicidad y su bienestar.

1. Paseos largos y de calidad

Muchas veces los nervios del perro se deben a que tiene mucha energía que no quema. Una manera de lograr que el perro esté tranquilo es proporcionarle paseos largos y de calidad, siempre adaptados a su ritmo y condición. Permítele olfatear árboles y orines de todo tipo (no te preocupes, si está vacunado no tienes por qué temer) ya que de esta forma se relajan y conocen su entorno.

Durante todo el paseo debes transmitirle al perro una actitud activa pero relajada al mismo tiempo. Evita sobreexcitarle o crearle ansiedad de cualquier tipo. Aunque es recomendable practicar ejercicio en cada paseo, recuerda que algunos juegos, por ejemplo de pelota, pueden crear ansiedad en el perro. Opta por ejercicios de obediencia, iniciarlo en agility o hacer footing con el perro una vez termine de hacer sus necesidades. Además, para conseguir relajar a un perro, es muy recomendable que pueda socializar con otros perros siempre que sea posible.

2. Vigila tu actitud

Tu estado emocional se reflejará en el perro, por lo que debes mostrarte calmado. Respira tranquilamente y dirígete al perro con voz suave siempre que te sea posible. Además, debes evitar el castigo, especialmente cuando se encuentre extremadamente excitado.

Por el contrario, premia las actitudes tranquilas, ya sea en casa o fuera de ella. Puedes utilizar comida, pero una caricia o una palabra amable también pueden ser muy efectivas para relajar a un perro muy nervioso.

3. Evita juegos muy activos en casa

Cuando estés en casa es mejor practicar juegos tranquilos, para que el perro entienda que el hogar es un espacio relajado. Actividades que impliquen saltos y carreras las dejaremos para cuando estemos en el parque.

No olvides que el kong es una herramienta excelente para tratar la ansiedad del perro dentro del hogar. Se trata de un juguete expendedor de comida que, por su estructura, dificulta que el perro pueda comérselo todo de golpe. De esta forma, se mantendrá entretenido un buen rato. Además, es excelente para combatir la ansiedad por separación y relajar a un perro muy nervioso.

4. Acarícialo

En un momento en el que se esté portando bien, aprovecha para acariciarlo durante un buen rato. Empieza lentamente por la cabeza y sigue bajando por el resto del cuerpo. En ExpertoAnimal te enseñamos cómo acariciar correctamente a un perro para relajar a un perro muy nervioso. El contacto físico es esencial para el perro, una criatura sociable y afectuosa.

Las caricias, al margen de relajarle, potencian vuestro vínculo afectivo, así que no lo dudes y dedica algo más de tiempo a tu mejor amigo.

5. Contacta con un profesional

Si has intentado todos estos trucos y aun así no puedes relajar a un perro muy nervioso, es el momento de contactar con un profesional que ayudará a ambos a mejorar. Es importante resaltar que existen varias figuras a las que podemos acudir en estos casos:

  • Veterinario olístico: esta figura, al margen de ofrecernos consejos desde un punto de vista médico, nos puede aconsejar fármacos y productos de homeopatía que ayuden a relajar a un perro muy nervioso. Entre algunos remedios homeopáticos para perros nerviosos, podemos resaltar la belladona, la tila o la camomilla.
  • Adiestrador o educador canino: la función principal de un adiestrador canino es lograr la armonía entre perro y persona, principalmente enfocado a la obediencia. Si tu perro además de nervioso no sigue tus indicaciones, sería buena idea acudir a este profesional.
  • Etólogo: el etólogo es un veterinario titulado que además se ha formado en etología, una rama de la zoología que estudia el comportamiento animal. Probablemente sea la figura profesional más indicada para casos graves y en los que se requiera intervención inmediata.

Si deseas leer más artículos parecidos a 5 pasos para relajar a un perro muy nervioso, te recomendamos que entres en nuestra sección de Problemas del comportamiento.