A mi gato le sale líquido del ano - Causas y tratamientos

A mi gato le sale líquido del ano - Causas y tratamientos

En este artículo de ExpertoAnimal vamos a hablar de un problema que puede sorprender a muchos cuidadores de gatos. Se trata de una patología en la que observaremos que a nuestro gato le sale líquido del ano. Esto se produce por un problema en las glándulas anales, donde se encuentra un líquido que ayuda a lubricar las heces y aporta olor característico a cada gato. Si este líquido se acumula, surgen problemas como infecciones o fístulas.

Es importante que acudamos al veterinario en caso de observar la presencia de líquido secretado a través del ano para evitar complicaciones. Por ello, te explicamos por qué a tu gato le sale líquido del ano.

Las glándulas anales de los gatos

Las glándulas o sacos anales se encuentran a ambos lados del ano. Si este fuera un reloj, se localizarían hacia las cinco y las siete. Pueden descubrirse mediante palpación y, como hemos dicho, producen un olor característico a cada individuo, de ahí que no sea raro ver a los gatos saludarse oliéndose esa zona.

Al encontrarse rodeando al ano, la salida de las heces las presiona de tal forma que vacían el líquido de su interior. Sin embargo, a veces hay circunstancias que producen contracciones del esfínter anal, que también aprieta las glándulas y las vacía. Un ejemplo es el miedo, como el que puede sentir un gato en la consulta del veterinario. Fuera de estas situaciones, si a nuestro gato le sale líquido del ano estaremos ante un problema.

¿Cómo limpiar las glándulas anales de los gatos?

Antes de pasar a explicar por qué a tu gato le sale líquido del ano, debemos saber que, si es una situación que se repite con frecuencia, podemos prevenirla con el vaciado manual de las glándulas. Para realizarlo en casa es conveniente que nuestro veterinario nos ayude la primera vez. Así nos dirigirá y podremos formularle preguntas. Además, tendremos una persona para sujetar al gato, ya que el procedimiento suele resultarle molesto.

Una vez que tengamos a alguien que pueda ayudarnos, podemos proceder a limpiar las glándulas anales del gato. Para el vaciado necesitamos guantes desechables. Comenzaremos por elevar la cola y localizar las glándulas. Llenas se palpan como pequeños bultos consistentes. Con el pulgar y el índice rodearemos las glándulas y apretaremos hacia el ano, por donde debe salir el líquido. Pondremos papel en el orificio para recoger el líquido que salga, que tendrá muy mal olor. De esta forma, el mal olor en el ano del gato que en ocasiones se aprecia es por este fluido. Su coloración normal será marrón, por lo que otras tonalidades indican problemas que debe valorar el veterinario.

Impactación de las glándulas anales en gatos

Recibe este nombre la acumulación de secreción en la glándula. Esto hace que se agrande y que produzca molestias. Así mismo, si a nuestro gato le sale líquido del ano de color marrón oscuro y espeso puede estar sufriendo una impactación.

La acumulación de este líquido se produce porque el vaciado de las glándulas no es completo, lo que puede pasar porque las heces son blandas o pequeñas y no consiguen comprimirlas del todo, porque el orificio de la glándula puede estar obstruido, el esfínter no ejerce suficiente presión, etc. La solución es el vaciado manual, periódico si el gato presenta este problema de manera recurrente.

Por otro lado, como prevención podemos ofrecerle una comida rica en fibra con el objetivo de aumentar el tamaño de las heces, siempre de acuerdo con nuestro veterinario. Para evitar complicaciones hay que tratar pronto el problema.

Infección de las glándulas anales en gatos

También conocida con el nombre de saculitis, produce una inflamación dolorosa en una o en las dos glándulas. Si a nuestro gato le sale líquido blanco del ano, purulento, amarillento, incluso teñido de sangre y poco espeso, debemos sospechar de una infección. Será el veterinario quien deba vaciar las glándulas y tratar con antibiótico.

Abscesos en las glándulas anales de los gatos

Si a nuestro gato le sale líquido del ano tal y como hemos descrito en el apartado anterior y, además, presenta una inflamación que observaremos primero enrojecida y después morada, podemos sospechar que está sufriendo un absceso. Al contrario de lo que sucedía en la infección, el vaciado no va a conseguir que remita la inflamación de las glándulas anales del gato que, en muchos casos, acaba por romper la piel y producir una fístula. El veterinario debe sanear y desinfectar la zona e iniciar tratamiento antibiótico y limpiezas en casa.

A mi gato le sale líquido transparente del ano

Si a nuestra gata le sale líquido del ano, dependiendo de la coloración, puede tener cualquiera de los trastornos que hemos comentado con anterioridad pero, en el caso de las hembras, debemos fijarnos bien en que la secreción procede efectivamente del ano y no de la vulva. Una secreción transparente, rosada, sanguinolenta o con pus puede indicarnos desde un período de celo hasta una piómetra o infección uterina que requiere una rápida atención veterinaria.

Este artículo es meramente informativo, en ExpertoAnimal.com no tenemos facultad para recetar tratamientos veterinarios ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a que lleves a tu mascota al veterinario en el caso de que presente cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a A mi gato le sale líquido del ano - Causas y tratamientos, te recomendamos que entres en nuestra sección de Enfermedades infecciosas.