A mi perro le tiembla la cabeza - Causas y qué hacer

A mi perro le tiembla la cabeza - Causas y qué hacer

La aparición de temblor en la cabeza es un síntoma que puede aparecer en los perros de cualquier edad y ocasionar una enorme preocupación en los cuidadores, pues se trata de un signo llamativo y poco habitual. Pero, ¿qué significa cuándo a un perro le tiembla la cabeza? Pues bien, debes saber que las causas que pueden originar este síntoma son diversas e incluyen desde procesos que se resuelven de forma espontánea hasta enfermedades graves con un pronóstico reservado.

Si quieres saber qué ocurre si a tu perro le tiembla la cabeza, cuáles son las posibles causas y qué hacer, no dudes en acompañarnos en el siguiente artículo de ExpertoAnimal en el que explicaremos por qué sucede y qué se le puede dar a un perro cuando tiembla.

Síndrome cerebelar

El cerebelo tiene dos funciones primordiales: coordinar los movimientos y mantener el equilibrio. Cuando se produce una lesión o una alteración del cerebelo, se alteran estas funciones y aparece un conjunto de signos clínicos que se conoce con el nombre de síndrome cerebelar.

Uno de los síntomas clásicos del síndrome cerebelar es el temblor intencional. Cuando el animal realiza un movimiento voluntario, la decisión la toma el cerebro, pero es el cerebelo quien se encarga de redirigir la acción. Sin embargo, cuando el cerebelo está afectado, no corrige las acciones y el movimiento que debería ser único y fluido se “fracciona”, apareciendo así el temblor característico de las patologías cerebelares. Se dice que el temblor es intencional porque se produce durante el movimiento voluntario, mientras que desaparece en reposo. Así, si a tu perro le tiembla la mandíbula y la cabeza estando activo y sin motivo aparente (frío o excitación), puede tratarse de este problema.

Además del temblor intencional, los perros con síndrome cerebelar suelen presentar los siguientes signos clínicos:

  • Hipermetría: los animales realizan movimientos exagerados. Es característico que caminen con la denominada “marcha de soldado”, levantando mucho las extremidades.
  • Pérdida de equilibrio: por ello suelen tener una base de sustentación amplia, con las extremidades más abiertas de lo habitual.
  • Ataxia o incoordinación motora.

Cabe aclarar que el síndrome cerebelar no es una enfermedad en sí misma, sino un conjunto de síntomas que pueden aparecer asociados a diversas enfermedades cerebelares, siendo las más importantes:

  • Malformaciones congénitas: como la hipoplasia cerebelar o la malformación de Chiari.
  • Enfermedades degenerativas: como la abiotrofia cerebelar.
  • Tumores cerebelares.
  • Infartos cerebelares.
  • Procesos inflamatorios: como la cerebelitis idiopática (también llamada síndrome de Shaker).

Tratamiento

Como puedes imaginar, el tratamiento y el pronóstico será diferente para cada una de las enfermedades:

  • Las malformaciones congénitas y las enfermedades degenerativas no tienen tratamiento específico. En el caso de las malformaciones, los signos suelen mantenerse estables durante toda la vida y los animales pueden disfrutar de una buena calidad de vida. Sin embargo, en las enfermedades degenerativas los signos clínicos empeoran progresivamente, siendo necesario plantear la eutanasia en la mayoría de casos.
  • El tratamiento de los tumores intracraneales puede basarse únicamente en una terapia de soporte, encaminada a aliviar los síntomas producidos por el tumor, o en un tratamiento definitivo que incluya cirugía, quimioterapia y/o radioterapia. En estos casos, el pronóstico suele ser reservado y depende de múltiples factores, como el tipo de tumor, la localización, el tamaño, el estado neurológico del animal, etc.
  • Los infartos cerebelares tampoco tienen ningún tratamiento específico, aunque se debe instaurar una terapia para mantener la perfusión cerebelar y tratar las posibles secuelas neurológicas del infarto. El pronóstico en estos casos es reservado.
  • Los procesos inflamatorios como la cerebelitis idiopática deben tratarse con corticoides, pudiendo combinarse con benzodiacepinas como el diazepam. El pronóstico en la mayoría de casos es bueno, dado que los animales suelen mejorar su sintomatología a los pocos días de iniciar el tratamiento.

Tremor idiopático de cabeza

Se trata de un trastorno del movimiento en el que se produce un temblor de la cabeza de forma espontánea. A diferencia de lo que ocurre en el síndrome cerebelar, el temblor incrementa cuando el perro está en reposo y disminuye con la actividad. Por ello, si a tu perro le tiembla la cabeza al dormir, puede tratarse de esto.

Se trata de un proceso idiopático (es decir, de origen desconocido) que suele aparecer en perros jóvenes. En concreto, suele afectar a razas predispuestas como el pinscher, el boxer, el bulldog y el labrador. Un rasgo característico es que el temblor de cabeza aparece sin ninguna otra anomalía clínica ni neurológica. Durante los episodios de temblor, los perros están alerta y responden a los estímulos que se producen a su alrededor. Los temblores en la cabeza pueden presentarse en forma horizontal o vertical y suelen durar una media de 1-3 minutos. Los episodios pueden repetirse varias veces al día.

Tratamiento

No existe ningún tratamiento específico para este trastorno, aunque parece que distraer al paciente con algo que reclame su atención (comida, un juguete, etc.) puede ayudar a que finalice el episodio de temblor. Como norma general, los casos de temblor idiopático de cabeza en perros suelen resolverse espontáneamente en pocos días o semanas. Además, se trata un trastorno que no afecta a la calidad de vida de los pacientes. Por todo ello, se considera que el pronóstico es bueno.

Epilepsia (convulsiones focales)

A menudo, al pensar en epilepsia se nos viene a la cabeza un cuadro convulsivo típico que afecta de forma generalizada a todo el organismo. Sin embargo, debemos saber que las convulsiones también pueden ser focales y afectar únicamente a una región corporal, como la cabeza.

A diferencia de lo que ocurre en las causas de temblor de cabeza en perros que hemos descrito en los apartados anteriores, en el caso de la epilepsia las convulsiones suelen acompañarse de:

  • Pérdida de consciencia: desde que el animal esté ausente hasta el estupor o coma.
  • Alteración del sistema nervioso autónomo: con babeo, micción y/o defecación involuntaria.

Por tanto, el hecho de que el temblor de cabeza se acompañe de alguna de estas dos alteraciones (o de ambas) es muy sugerente de epilepsia.

Tratamiento

La epilepsia en perros puede tener una causa primaria o puede tener un origen desconocido. En el caso de que exista una patología o lesión que origine la epilepsia, se debe instaurar un tratamiento específico siempre que sea posible. Además, independientemente de si se conoce o no la causa, se debe instaurar un tratamiento con anticonvulsivantes (como fenobarbital o bromuro potásico) siempre que haya más de una crisis al mes, se acorten los periodos entre las crisis o aparezcan signos postictales (tras la crisis) severos o de larga duración.

Si este es el motivo que provoca los temblores en tu can, no te pierdas este otro artículo en el que te explicamos Cómo actuar ante un ataque epiléptico en perros.

Como has podido comprobar, si a tu perro le tiembla la cabeza como si tuviera párkinson o frío, debes acudir al centro veterinario porque las causas son variadas y requieren tratamiento específico.

Este artículo es meramente informativo, en ExpertoAnimal.com no tenemos facultad para recetar tratamientos veterinarios ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a que lleves a tu mascota al veterinario en el caso de que presente cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a A mi perro le tiembla la cabeza - Causas y qué hacer, te recomendamos que entres en nuestra sección de Enfermedades neurológicas.