Adiestramiento del pitbull

Adiestramiento del pitbull

El pitbull terrier americano es considerado un perro potencialmente peligroso debido a sus atributos físicos, que le convierten en un can fuerte y robusto. No obstante, esta ley no valora en ningún caso la psicología individual de cada individuo. De hecho, dentro del imaginario colectivo, los pitbull son considerados de los perros más peligrosos.

Entonces, ¿necesita un cachorro de esta raza un adiestramiento especial? ¿Y un perro adulto adoptado? En este artículo de ExpertoAnimal te vamos a dar todas las respuestas. Sigue leyendo y descubre a continuación todo sobre el adiestramiento del pitbull, tanto en perros cachorros como en adultos.

¿Los pitbull son agresivos?

En la introducción te hemos explicado que el pitbull está considerado un perro potencialmente peligroso, lo que suele provocar una falsa creencia muy común: pensar que la agresividad está determinada por la raza.

La conclusión principal de un estudio publicado en la Universidad de Córdoba [1] es que los dueños son los principales responsables de los ataques de sus canes. Según el autor, Joaquín Pérez Guisado, la causa mayoritaria de que un animal manifieste conductas relacionadas con la agresividad es la mala o inexistente educación proporcionada.

No obstante, es importante resaltar que existen otros factores que pueden influir, como la genética, la socialización o las experiencias vividas. Así mismo, otro estudio publicado en la University of Bristol, la científica Barbara Schoening afirma que vincular la agresividad a unas razas determinadas no tiene ningún rigor científico. [2]

De hecho, un tercer artículo publicado en la edición americana del Huffington Post [3] va más allá: en él encontramos los resultados de una investigación llevada a cabo por la American Temperament Test Society en más de 450 razas de perros, que señala que el pit bull terrier americano es la quinta raza canina más tolerante, justo por detrás del labrador retriever, el golden retriever, el staffrodshire bull terrier y el pug o carlino.

Aún así, la ley no parece estar de parte del pit bull terrier americano, pues argumentan que debido a su poderosa mordedura y a su fuerza física debe ser obligatorio el uso de bozal y otras medidas preventivas. No obstante, otros perros con características muy similares no están consideradas como PPP, ¿por qué sucede? Obviamente la historia juega un papel decisivo.

Debemos saber que todas las razas que hoy en día están consideradas como "potencialmente peligrosas" han sido utilizadas en peleas caninas, caza deportiva, defensa del hogar, protección del ganado y hasta como perros de guerra. Por desgracia, todos estos factores han fomentado que la sociedad llegue a creer que estos perros son peligrosos, sin que existan estudios científicos que lo puedan avalar.

El temperamento real de los pit bull terrier americano

Cuando hablamos del temperamento del pit bull terrier podemos afirmar que nos encontramos ante un perro vivaz, seguro de sí mismo, extremadamente cariñoso con el ser humano y protector con los niños pequeños. Cualquiera que forme parte de su núcleo familiar y entorno, incluidos animales de otras especies, podrán disfrutar de un perro noble, atlético y con una gran autoconfianza y desenvoltura.

¿Cómo educar a un pitbull cachorro?

La educación de un perro pitbull cachorro se rige bajo las mismas reglas que las de cualquier otra raza de perro. No obstante, te ofrecemos un pequeño repaso para que sepas qué tener en cuenta la hora de saber cómo entrenar a un pitbull cachorro:

  • Decide con antelación a la llegada del cachorro qué va a poder hacer y qué no. Por ejemplo, si va a poder subirse a los sofás o a las camas, donde va a dormir... Toda la familia debe conocer y cumplir las reglas, ya que si actuáis de distinto modo el perro se sentirá confuso.
  • Busca un nombre para tu perro pitbull y enséñale a asociarlo correctamente mediante el uso del refuerzo positivo (golosinas, caricias, palabras amables…), es imprescindible para que te preste atención. Bastará con poco tiempo si le pones empeño.
  • Debes socializar a tu perro pit bull desde que es un cachorro con otros perros, personas, animales y entornos. Es muy importante para que en un futuro pueda relacionarse con perros y personas adecuadamente y no padezca conductas relacionadas con el miedo o la agresividad.
  • Evita regañar y castigar a tu perro cuando haga algo malo. Sustitúyelo por el uso del refuerzo positivo siempre que te sea posible. Ante una situación desagradable solamente es necesario utilizar un "No" firme, él te escuchará y entenderá a la primera.
  • Debe aprender cómo morder para que no te haga daño una vez crezca, para ello será fundamental propiciar una vida relajada así como el uso de juguetes y mordedores y evitar el juego directo con las manos u otras partes del cuerpo.
  • Debes tratar de crear un vínculo basado en entendimiento y nunca en el miedo o la imposición. Si le riñes excesivamente, estarás generando estrés en el perro y harás que esté más predispuesto a mostrar problemas del comportamiento.
  • Enseña a tu perro a quedarse solo poco a poco e infórmate sobre los trastornos relacionados con la separación para prevenirla adecuadamente.
  • Enséñale las ordenes básicas de obediencia que te ayuden a prevenir un accidente y a comunicarte con él, como el sentado, el tumbado, el quieto o el ven.
  • Haz sesiones cortas de entrenamiento. Los perros muy pequeños pueden practicar entre 2 y 5 minutos, mientras que los más mayores pueden entrenar entre 5 y 10 minutos como máximo.

No obstante, es básico resaltar que el pitbull terrier americano es un perro activo y vital, lleno de energía que necesita quemar y liberar. Debemos ser conscientes de que en su día a día no pueden faltar los paseos y la actividad física, por ese motivo te animamos a tratar de conocer más a tu perro y descubrir junto a él sus necesidades concretas de paseo y ejercicio. Cada individuo es único y debemos adaptarnos a él. Eso sí, no se aconseja abusar en absoluto del ejercicio físico, aunque el A.p.b.t. sea un deportista de élite. Con un tiempo medio de dos horas al día tendremos más que suficiente.

Otro detalle que no debe pasarse por alto es la estimulación mental. Si bien el ejercicio físico es muy importante para esta raza, una vez establecida la rutina física se deben empezar a llevar a cabo ejercicios mentales.

Finalmente recordar que cualquier raza PPP debe ir siempre con bozal en España. Por tanto, es fundamental que empieces a acostumbrar a tu cachorro pitbull al bozal cuanto antes. Puedes empezar cuando haya cumplido los dos meses, pero siempre poco a poco. Empieza con sesiones de 1 minuto y a partir ahí, se deben aumentar los tiempos.

¿Cómo educar a un pitbull adulto?

Si has adoptado a un pit bull terrier americano aprovechamos para felicitarte, pues son muchos los perros pitbull que llenan las perreras de todo el mundo por la cantidad de trámites que se deben realizar para poder adoptarles.

Para empezar es importante informarnos en la medida de lo posible acerca de su procedencia: historia, anterior familia, si se trata de un perro rescatado, si ha padecido malos tratos, etc. No te frustres si su reacción es aversiva hacia otros perros o personas, debes entender que el comportamiento es un reflejo de sus experiencias vividas, genética y socialización.

Debes tener muy claro que bajo ningún concepto debes regañarle o utilizar el castigo físico, pues debes saber que se trata de un perro muy poderoso del que desconoces su carácter e historia. Fijarte en su lenguaje corporal será fundamental para comprenderle, de esta forma seremos capaces de identificar si en algún momento se siente asustado, estresado o tenso.

La paciencia y la constancia son claves para el entrenamiento del pitbull adulto, pues se trata de un perro muy inteligente que se desvive por complacer a su compañero humano y cualquier otro que forme parte de su núcleo de amistades o familia.

Le enseñaremos las órdenes básicas de obediencia en sesiones cortas de adiestramiento, procurando que para él sean un juego, reforzando los comportamientos adecuados con premios e ignorando los perros. No obstante, recuerda que no debes basarte únicamente en la comida, los halagos y las caricias son también excelentes reforzadores.

Si has observado que tu perro manifiesta algún problema del comportamiento lo ideal es acudir a un etólogo o educador canino, especialmente si no está bien socializado. Nunca intentes hacerlo tú mismo, podrías ponerle en riesgo.

Consejos para perros pitbull

Recuerda que si resides en España deberás cumplir todos los requisitos legales: no haber estado en prisión, disponer de la licencia de PPP, abrir un seguro de responsabilidad civil y llevar el registro al día. Además, tu perro deberá ir siempre atado y con bozal en espacios públicos, utilizando una correa de, máximo, un metro y medio (nunca extensible).

Si deseas leer más artículos parecidos a Adiestramiento del pitbull, te recomendamos que entres en nuestra sección de Educación básica.

Referencias
  1. Joaquín Pérez Guisado; Contribución al estudio de la agresividad canina y otros problemas de comportamiento, Universidad de Córdoba 2005
  2. Barbara Schoening; Evaluation and prediction of agonistic behaviour in the domestic dog, University of Bristol 2006
  3. Why It’s Ridiculous People Still Think Pit Bulls Are Inherently Mean (INFOGRAPHIC) - The Huffington post 24-10-2013