Adiestramiento del rottweiler

Adiestramiento del rottweiler

Si has decidido adoptar un cachorro de rottweiler, un rottweiler adulto o bien ya tienes uno y quieres saber más sobre adiestramiento canino, has entrado al lugar adecuado. Es muy importante tener claro que esta raza precisa educación y por ello ExpertoAnimal te da las claves para lograr un buen adiestramiento.

Debes saber que este perro tiene unas características físicas imponentes por lo que lograr un perro obediente y social con las personas debe ser tu principal objetivo en el adiestramiento. También te daremos algunos consejos sobre ejercicio físico.

Descubre todo acerca del adiestramiento del rottweiler a continuación:

Características del rottweiler

El rottweiler es un perro poderoso, de tamaño grande. Es considero como un perro potencialmente peligroso por su fuerte musculatura y potente mandíbula. Mide entre 60 y 70 centímetros hasta la cruz y su peso ronda entre los 45 y 60 kilogramos de peso. Legalmente debemos utilizar correa y bozal siempre que transitemos en vía pública. Descubre en ExpertoAnimal cuál es el mejor bozal para un perro.

Todas estas características físicas no suponen que el rottweiler sea un perro peligroso en absoluto, no obstante, debemos tener claro que es un perro muy fuerte y por ello el adiestramiento y la educación son tan importantes en este caso. También debemos estar preparados para costear un etólogo canino si surgieran problemas de comportamiento en el futuro.

El perro rottweiler posee un carácter noble y calmado, es muy inteligente, por lo que será fácil llevar a cabo la educación básica. ExpertoAnimal no recomienda en absoluto practicar adiestramiento de ataque en esta raza y menos aún si no se poseen los conocimientos apropiados para ello. Al ser un perro protector necesitaremos trabajar activamente en la obediencia.

Educación del rottweiler cachorro

La educación del rottweiler debe empezar cuando este es aún un cachorro, a partir de los tres meses de vida, momento en el que podemos separarle de sus progenitores. Es importante comprender que separar de forma pronta al cachorro es perjudicial para él, ya que el perro no adquiere los conocimientos básicos de relación entre perros y suele tener más dificultades de aprendizaje.

Otro dato a tener en cuenta será la importancia de fijar unas normas que toda la familia cumpla y respete. Por ejemplo, dejar subir o no al sofá a nuestro perro, cuáles serán sus horarios de comida, de paseo etc. Todas las normas deben ser las mismas para que el perro comprenda qué se espera de él, evitar confusiones y mantenga una estabilidad dentro del hogar. La rutina beneficia enormemente a nuestras mascotas y es mucho más importante de lo que algunos creen.

Una vez empezado su calendario de vacunación y cuando el veterinario nos dé el visto bueno, será el momento de empezar con la socialización del cachorro. Esta etapa es la más importante de todas y será fundamental para que en el futuro nuestro perro sea sociable, estable y sin problemas de comportamiento. Debemos presentarle otras mascotas, personas y objetos de todo tipo. Cuanto más variados y positivos sean dichos encuentros, menos probabilidades tendremos de que nuestro perro sea reactivo, miedoso o temerario.

Corregir adecuadamente las malas conductas

Debes saber que la utilización de collares de ahorque o el castigo físico son totalmente perjudiciales e inapropiados en el adiestramiento. Debes procurar una buena relación entre vosotros. Hacer que te obedezca sin necesidad de castigar. Eso no significa que no puedas decirle un "¡No!" si rompe uno de tus muebles, pero debes evitar a toda costa el castigo físico.

Si tienes problemas de tirones de correa, mejor hazte con un collar anti-tiro y si el problema recae en la obediencia mejor acudir a un educador canino. Recuerda que el rottweiler es un perro muy poderoso y fuerte, enseñarle conductas agresivas va a traer consecuencias negativas.

Tus herramientas serán la paciencia, la obediencia y el refuerzo positivo. Nunca la agresividad, puesto que puede conllevar problemas de conducta indeseables en el futuro.

Los primeros pasos del adiestramiento: la obediencia

Una vez le enseñemos a orinar en la calle y cuando tu cachorro empiece a crecer, vas a tener que dedicar horas a su adiestramiento empezando por la obediencia. Puedes practicar una sesión de 15 minutos al día o dos sesiones de 10 minutos al día. Será importante no abrumar al perro y empezar a enseñarle las órdenes una a una:

  • sentarse
  • quedarse quieto
  • venir aquí
  • tumbarse
  • andar junto a ti
  • ir hacia dónde le indiques

Las ordenes de obediencia no solamente te ofrecerán un perro educado y obediente fuera del hogar, te ayudarán a mejorar vuestra relación, estimularán su inteligencia y le harás sentir útil dentro de la familia. Es muy importante entender que la obediencia es muy importante.

Siguiendo con el adiestramiento

Al tener un perro tan inteligente y noble como es el rottweiler probablemente nos entrarán ganas de seguir con el adiestramiento y empezar con métodos más avanzados. Antes de nada debes recordar que es importante repetir las órdenes ya aprendidas al menos una vez cada 5 días. El agility, ordenes divertidas, memorizar, traer objetos o enseñar a nuestro perro determinadas tareas son algunos ejemplos que podemos plantearnos si decidimos trabajar el adiestramiento avanzado.

La mejor forma sin duda sería acudiendo a un circuito de adiestramiento impartido por profesionales que nos ayudarán con pautas y trucos de adiestramiento canino apropiados para nuestro caso concreto.

Proponer actividades entretenidas y variadas al rottweiler será positivo para él y para nosotros que nos veremos beneficiados de una conducta obediente.

Paseos y ejercicio físico

El tiempo de paseo de tu perro irá determinado por su edad y capacidad física. Por lo general bastará con hacer unos 3 paseos diarios de entre 20 y 30 minutos cada uno. Hacerle disfrutar durante este tiempo será fundamental por ese mismo motivo te recomendamos descubrir los errores típicos del paseo.

Es importante comprender que el ejercicio físico a aplicar dependerá de su edad y de su condición física:

  • Los cachorros deberán practicar ejercicio moderado y siempre con un alto componente de diversión en él. Por ejemplo, podemos empezar jugando a buscar la pelota, enseñándole a traer objetos etc. No debemos nunca ejercitar en exceso a un cachorro, podría perjudicar su salud y crecimiento. Es preferible hacer dos sesiones diarias a una sola sesión de ejercicio excesiva.
  • Los ejemplares adultos empezarán a mostrar una musculatura más desarrollada y potente, es entonces cuando podemos ejercitarlo haciendo que corra, salte, tire de objetos etc. En esta etapa debemos ser imaginativos y observar cuáles son las preferencias de nuestro perro a la hora de moverse y divertirse.
  • Los perros rottweiler ancianos (a partir de los 7 años) se verán beneficiados de un ritmo de ejercicio menos intenso para evitar desarrollar problemas de musculatura o huesos como son la displasia o la artrosis. Nadar y practicar diferentes actividades a modo de juego son buenas opciones. Igual que en el caso del cachorro será importante no forzarle y observar su nivel de rendimiento para saber cuándo parar.

Estimulación mental

Al tratarse de un perro muy inteligente será básico estimularle para que siga desarrollando su inteligencia y no pierda facultades. En ExpertoAnimal te proponemos algunos juegos de inteligencia para perros en casa pero puedes encontrar muchas opciones en el exterior como el searching y otros juguetes varios.

Si deseas leer más artículos parecidos a Adiestramiento del rottweiler, te recomendamos que entres en nuestra sección de Educación básica.