Alimentación de una perra después del parto

Alimentación de una perra después del parto

Una perra que acaba de parir a su camada de cachorros va a requerir una serie de atenciones extra que, como cuidadores, debemos conocer. Entre estas destaca la alimentación, que no puede seguir siendo la que proporcionamos a nuestra perra de manera habitual.

En este artículo de ExpertoAnimal vamos a centrarnos en explicar cómo debe ser la alimentación de una perra después del parto, de forma que se garantice su recuperación y bienestar, así como el de sus cachorros, que crecerán sanos si les proporcionamos una adecuada producción de leche materna.

Alimentación de una perra lactante

En realidad, la alimentación de una perra después del parto debe continuar la pauta que se ha debido iniciar durante la gestación. En cuanto tengamos conocimiento de que nuestra perra está embarazada, si no lo hacemos ya, debemos ofrecerle un pienso de alta calidad.

Si lleva más de un mes de gestación, recordemos que la duración del embarazo de las perras es de unos 63 días, debemos proporcionarle un pienso para cachorros, por los motivos que veremos en el siguiente apartado.

Tras el parto, la perra debe continuar consumiendo este mismo alimento hasta que se produzca el destete de sus cachorros. Estos pueden comenzar a comer el mismo pienso que su madre, aunque remojado con agua, hacia las 3-4 semanas de vida, pero seguirán mamando algunas semanas más.

Características del pienso para una perra lactante

Como hemos dicho, la alimentación de una perra después del parto debe consistir en un pienso de crecimiento para cachorros. Esto se explica porque durante la gestación y, sobre todo, en el período de lactancia, las necesidades de la perra se modifican para adaptar su organismo a la tarea de hacer crecer adecuadamente a sus cachorros.

Así, aumenta la cantidad de calorías y proteínas que la perra debe consumir de forma que su pienso habitual no las cubre, por lo que debe recurrirse al pienso especialmente formulado para cachorros en crecimiento que sí proporcionaría las cantidades adecuadas para este período.

El pienso para la perra lactante no debe contener menos del 21 % de proteínas. En el siguiente apartado veremos cómo suministrárselo. Por supuesto, nuestra perra debe tener siempre a su disposición agua fresca y limpia. Debemos evitar ofrecerle golosinas, ya que, aunque pueden proporcionarle calorías extra, estas no son de buena calidad y harán que coma menos pienso.

¿Cómo alimentar a una perra después de parir?

Una vez escogido el pienso para cachorros que, recordemos, debe ser de alta calidad, lo administraremos siguiendo las siguientes recomendaciones:

  • En la primera semana posparto incrementaremos la cantidad diaria recomendada en ración y media, aproximadamente.
  • En la segunda doblaremos esta cantidad.
  • En la tercera la perra deberá estar comiendo el triple de la ración normal.
  • A partir de la cuarta semana, como los cachorros comenzarán a comer también pienso, ya podremos ir disminuyendo la cantidad de comida de la perra lactante, eso sí, paulatinamente. Una vez que los pequeños se desteten, la perra puede volver a su alimentación habitual.

Si la perra se alimenta con comida casera también podemos seguir esta pauta. En estos casos deberíamos utilizar calorías y proteínas de alta calidad. Si la perra pierde peso tenemos que consultar con nuestro veterinario para que revise la dieta y, si es necesario, paute suplementos.

Debemos saber que es normal que inmediatamente después del parto la perra no quiera comer. Si esta situación se prolonga varios días debemos consultar con nuestro veterinario. Podremos ofrecerle el pienso dividido en unas 3 tomas al día o dejárselo a su libre disposición, sobre todo si ha parido más de 4 cachorros.

Si la perra tiene problemas de obesidad o alguna enfermedad debemos consultar su alimentación con el veterinario.
En ningún caso tenemos que ofrecerle suplementos sin prescripción veterinaria, ya que incluso podría resultar contraproducente.

Alimentos para que la perra produzca más leche

Dentro de la alimentación de una perra después del parto algunos cuidadores introducen determinados alimentos que consideran que van a aumentar su producción de leche. Aunque es una práctica extendida, lo cierto es que no existen alimentos que incrementen la cantidad de leche. El truco para garantizar una buena producción es alimentar a la perra tal y como hemos explicado en apartados anteriores.

Por otra parte, si observamos que no produce leche debemos acudir a nuestro veterinario, ya que podría sufrir algún trastorno como la agalactia, que es la falta de producción de leche, o un fallo en su eyección, lo que la puede imposibilitar para amamantar o puede necesitar medicación para hacerlo.

Mi perra recién parida no quiere comer

Si una perra recién parida no quiere comer debemos consultar con nuestro veterinario, ya que podría estar sufriendo alguna patología como la metritis, que es una infección de la matriz, o una infección de las mamas denominada mastitis. En estos casos se requiere tratamiento. Para incitar a que vuelva a comer, la alimentación de la perra después del parto puede incluir comida húmeda, más palatable, eso sí, también formulada para cachorros en crecimiento. En cualquier caso, será imprescindible visitar al veterinario.

Si deseas leer más artículos parecidos a Alimentación de una perra después del parto, te recomendamos que entres en nuestra sección de Gestación.