Compartir

Alimentación de una perra embarazada

 
Por Silvia Medina, Veterinaria. Actualizado: 12 mayo 2017
Alimentación de una perra embarazada

Ver fichas de Perros

Las necesidades nutricionales de una perra embaraza no son las mismas que en otras etapas de su vida. Para administrar una alimentación correcta debemos conocer los requerimientos energéticos y dar a nuestra perra un alimento formulado específicamente para esta situación fisiológica.

Ofrecer una dieta completa y de calidad es fundamental para nuestras mascotas en todas las etapas de su vida pero más si cabe durante el embarazo, ya que nos garantizará que tanto la madre como los cachorros gozen de un buen estado de salud. Descubre en ExpertoAnimal cómo debe ser la alimentación de una perra embarazada.

También te puede interesar: Alimentación de una gata embarazada

Caracteristicas de la gestación en perras

La gestación en perras dura alrededor de unos 64 días y se divide en dos fases:

  1. Primera fase del embarazo: Se trata del desarrollo del embrión hasta el día 42 y en este periodo la madre no gana prácticamente peso.
  2. Segunda fase del embarazo: A partir del día 42, los fetos crecen rápidamente y alcanzan hasta el 80% del peso al nacimiento por lo que el aumento del peso de la madre es significativo ya que sus necesidades energeticas aumentan. La ganancia de peso por parte de la madre al final de la gestación no debe superar el 25% (perra grande) o el 30% (perra pequeña) de su peso inicial y tras el parto recuperar su peso sin problemas.

Es importante señalar que los fetos se alimentan a través de la placenta y es muy importante que la madre reciba una nutrición adecuada ya que pueden darse pérdidas de cachorros.

Alimentación de una perra embarazada - Caracteristicas de la gestación en perras

Nutrición en perras embarazadas

En la primera etapa descrita no se debe modificar el tipo de pienso y la cantidad habitual que damos a la perra. A partir del mes y medio, es decir, en la segunda etapa, debemos introducir de manera progresiva un alimento muy digestible y energético que permita cubrir todas las necesidades con raciones pequeñas.

Cuando las perras están embarazas se distiende el abdomen debido al utero y esto provoca una disminución de la capacidad digestiva por parte del aparato digestivo. Ademas, la pauta de alimentación ideal es dividir la cantidad diaria necesaria en varias tomas para evitar sobrecargas.

Aumentando un poco el tamaño de su ración cada semana a partir de la cuarta, lograremos llegar a la novena semana con una racion un tercio mayor que la habitual.

  • Necesidades energéticas: En el ultimo tercio del embarazo estas necesidades se multiplican por 1,5 por lo que la dieta debe aportar un elevado contenido calórico.
  • Necesidades proteicas: Las necesidades de proteína en este último tercio de la gestación, a causa del comienzo del desarrollo de las mamas y sobre todo del crecimiento de los fetos, también son muy elevadas. Se calcula que aumentan hasta un 70 % respecto a las de una hembra en mantenimiento. Si el aporte proteico no es suficiente puede tener como consecuencia un bajo peso de los cachorros al nacer.
  • Ácidos grasos: Los ácidos grasos esenciales son importantes para las primeras fases del desarrollo de los cachorros, sobre todo para su cerebro y retina., ayudando a mejorar su visión, memoria y aprendizaje.
  • Ácido fólico: Reduce la probabilidad de sufrir paladar hendido en perros braquicéfalos.
  • Minerales: Se administran en dosis equilibradas que vienen dadas por los piensos. No es necesario suplementar con nutraceuticos.

Todos estos requerimientos nutricionales que hemos mencionado los encontramos en los piensos denominados "para cachorros" o "puppy" y es muy importante adquirirlo de alta gama. Podemos encontrar pienso específico para cachorros en cualquier comercio para animales o tienda online.

Exceso de peso y otros problemas

Como hemos apuntado anteriormente, la ganancia de peso al final de la gestación no debe superar el 25-30% por lo que debemos controlar el peso durante todo el periodo. Para ello, apuntaremos el peso de la perra al inicio de la gestación en un cuaderno.

Lo ideal es que nuestra perra se encuentre en el peso adecuado antes de quedarse gestante ya que el exceso de tejido adiposo interacciona con la función reproductora dando lugar a baja calidad de los embriones. Ademas, la obesidad de la perra genera problemas en el parto porque la grasa se infiltra en el miometrio, reduciendo la fuerza de las contracciones uterinas.

Muchos propietarios creemos que las necesidades de alimento aumentan en una perra embarazada desde el comienzo de la gestación y aumentamos la cantidad de pienso fomentando la obesidad.

Finalmente resaltar que los déficitis de nutrientes provocan en los cachorros malformaciones congénitas, alteraciones en el sistema nervioso central y otras patologías.

Alimentación de una perra embarazada - Exceso de peso y otros problemas

Si deseas leer más artículos parecidos a Alimentación de una perra embarazada, te recomendamos que entres en nuestra sección de Gestación.

Escribir comentario sobre Alimentación de una perra embarazada

Añade una imagen
Haz clic para adjuntar una foto relacionada con tu comentario
¿Qué te ha parecido el artículo?

Alimentación de una perra embarazada
1 de 3
Alimentación de una perra embarazada

Volver arriba