Alternativas al collar isabelino en gatos

Alternativas al collar isabelino en gatos

Tras una cirugía o una lesión accidental, nuestros gatos tienen tendencia a lamerse la zona afectada. No obstante, si se la lame y se muerde, la lesión se infectará, además de que se pueden abrir los puntos si lleva.

Para evitar estos incidentes, todos conocemos la existencia de los collares isabelinos, pero si te encuentras en una emergencia necesitarás conocer algunas alternativas al collar isabelino en gatos. En este artículo de ExpertoAnimal vamos a enumerar algunos, ¡toma nota!

¿Qué es un collar isabelino? ¿Para qué sirve?

El collar isabelino es un collarín de plástico resistente con forma cónica que se coloca en el cuello del gato para evitar que nuestro gato se lama heridas corporales, tanto quirúrgicas como accidentales.

El lamido y manipulación de heridas interfiere en su cicatrización, al contrario de lo que se pensaba hace muchos años. También, tras cirugías oftalmológicas u odontológicas se utiliza para evitar que el gato se dañe con las patas.

Si el gato se acostumbra y no lo pasa mal, se trata del método tradicional y estandarizado con el que evitamos que el gato se dañe las heridas. Además, se trata de un método económico y sencillo. Actualmente, muchos de ellos disponen de un forro de goma en su borde para evitar los daños producidos por éste.

La talla adecuada nos la debe indicar el veterinario, ya que no debe ser demasiado pequeño ni demasiado grande e irá sujeto a un collar a una gasa elástica. El primer día que lo lleve puesto debemos comprender que nuestro gato se muestre más nervioso o que por el contrario no se mueva prácticamente hasta que se acostumbre.

6 alternativas al collar isabelino en gatos

A continuación, en ExpertoAnimal te proponemos 6 alternativas al collar isabelino en gatos que te pueden ayudar en caso de emergencia:

  1. Body para gatos: no son especialmente caros y son perfectos para evitar que el gato se rasque o lama zonas del cuerpo concretas, por ejemplo tras una castración. Podemos encontrar este producto en tiendas de productos para mascotas o en Internet.
  2. Body de bebé prematuro: los tamaños de estos bodies son ideales para gatitos, solo hay que customizarlos recortando el lugar donde irá la cola. Con estos bodys taparemos las heridas abdominales y dorsales, por lo que hay que tener cuidado con que no se maceren al presentar más humedad que si la herida estuviese al aire, que en la mayoría de los casos es lo ideal.
  3. Collarín inflable: son muy populares y apreciados actualmente. Rodean el cuello y no impiden la visión periférica, algo que suele molestarles bastante. Son más confortables y ergonómicos que los collarines clásicos. Los podemos adquirir por internet, en una clínica veterinaria o en una tienda de productos para animales de compañía.
  4. Collarín de tela o de material goma eva: más blandos y flexibles que los de plástico, pero difíciles de encontrar en el mercado. Se debe acudir a un centro veterinario especializado.
  5. Collarín cervical rígido: al igual que los que hemos mencionado anteriormente, este tipo de productos son difíciles de encontrar en el mercado, por lo que se debe acudir a una clínica veterinaria. Además, su precio es muy elevado.
  6. Calcetines en las patas: colocados con cuidado de no comprimir en exceso, pueden ayudar a evitar que el felino se frote con las patas en una herida y se haga daño. También se pueden emplear vendas cohesivas, de venta en cualquier farmacia, que se adhieren únicamente sobre sí mismas.
Imagen: vetmedcare.com

Recomendaciones relacionadas con el collar isabelino

Desde ExpertoAnimal queremos resaltar que las mejores opciones para nuestros gatos son los collares isabelinos clásicos y los bodies comerciales o de bebé prematuro. El método a utilizar dependerá mucho del carácter del gato y se puede probar con varios hasta dar con el adecuado. Te ayudamos también a resolver algunos problemas frecuentes:

- Mi gato se quita el collar isabelino

Es habitual que los gatos traten de quitarse el collar isabelino y, en definitiva, cualquier cosa que les coloquemos encima. Si tu gato trata o es capaz de quitarse el collar isabelino, será fundamental apostar por otras opciones, eso sí, después de asegurar que el tamaño es el correcto y que está bien ajustado.

- Mi gato se lame igualmente la herida

Quizás se trata de que el collar no está bien ajustado, aún así, en ocasiones va a poder hacerlo igualmente si tiene suficiente elasticidad. Si observamos que nuestro gato se consigue lamer y tocar las heridas incluso tomando las medidas adecuadas y probando con las alternativas ya mencionadas, debemos comunicárselo a nuestro veterinario para evaluar otras opciones que impidan realmente que el gato se pueda herir a sí mismo.

- Mi gato no puede comer o beber correctamente

En estos casos es recomendable situar el comedero o el bebedero directamente en el suelo, para que el felino pueda alimentarse y beber sin problema. También podemos realizar un sembrado, es decir, esparcir la comida por el suelo, para que le sea más sencillo.

- Mi gato tiene una herida provocada por el collar isabelino

Aunque muchos collares comerciales tienen incorporada una banda de goma para prevenir este tipo de problema, en ocasiones puede ocurrir que el gato padezca lesiones provocadas por esta herramienta. Recomendamos sustituir el collar por un body y comunicarnos con el veterinario para tratar la herida.

- Mi gato está muy nervioso

Existen en el mercado suplementos alimenticios y piensos que están complementados con mezclas de aminoacidos y vitaminas que ayudaran a nuestro gato a sobrellevar estas situaciones más estresantes. También podemos encontrar feromonas sintéticas, muy populares actualmente.

Finalmente podemos tratar de distraerlo y aliviar el nerviosismo con caricias, juguetes expendedores de comida, juguetes de inteligencia, música clásica, la presencia de un amigo o distintas actividades de relajación.

Este artículo es meramente informativo, en ExpertoAnimal.com no tenemos facultad para recetar tratamientos veterinarios ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a que lleves a tu mascota al veterinario en el caso de que presente cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Alternativas al collar isabelino en gatos, te recomendamos que entres en nuestra sección de Primeros auxilios.