Compartir

Animales de compañía exóticos que no están en peligro de extinción

Por Ricard Sabatés Quivira. Actualizado: 3 julio 2017
Animales de compañía exóticos que no están en peligro de extinción

Existen multitud de mascotas que aquí consideramos exóticas y que en otros lugares del mundo se consideran habituales. Hablamos siempre de especies que no estén amenazadas, o bien procedan de la cría en granja.

Sin embargo, también existen otras posibles mascotas (jamás en peligro de extinción), que quizás no sean tan habituales o populares por diversos motivos, pero que Experto Animal pone en tu conocimiento por si algún día decides adoptar alguna de las curiosas especies que expondremos seguidamente.

Descubre cuales son los animales de compañía exóticos que no están en peligro de extinción:

También te puede interesar: Animales que limpian el acuario

¿Aceptamos pulpo cómo animal de compañía?

Pues sí, amigos, deberemos aceptarlo. Seguidamente en Experto Animal os narraremos los motivos.

Si deseáis una mascota silenciosa e inteligente, el pulpo de roca (Octopus vulgaris) es una opción original y formidable. Además, el gasto en la instalación de su hábitat en nuestro hogar será paulatino, ya que deberemos adoptar a nuestro pulpo en un lugar reputado que nos proporcione ejemplares jóvenes y sanos; además de los acuarios, el agua marina y todos los complementos adecuados. A medida que nuestro amigo crezca podremos ampliar su acuario.

El pulpo de roca se diferencia del pulpo blanco en dos aspectos: se convierte en mucho más grande, y sus tentáculos tienen una hilera doble de ventosas. El pulpo blanco sólo tiene una hilera simple.

El pulpo al adoptarlo debe ser joven, pero que ya sea visible y manejable. Los pulpos, y otros cefalópodos en general, al nacer son minúsculos, pero crecen vertiginosamente. Su esperanza de vida en estado salvaje raramente supera los dos años de edad. En cautividad pueden vivir algo más, pero no en exceso.

Por este motivo pulpos y calamares en poco tiempo pasan de medir milímetros a ostentar tamaños muy respetables. Esto, obviamente, significa que comen como cosacos y deberemos proporcionarles la suficiente ingesta de alimentación idónea que vuestro veterinario especialista determinará.

Si os estáis preguntando: ¿Qué narices hace un pulpo en casa?, yo os diré que es uno de los animales marinos más inteligente y también muy vistoso. Es una especie de "Mortadelo Marino", capaz de disfrazarse con el mismo aspecto de cualquier alga o roca de su entorno.

La contemplación del pulpo es relajante y podréis interactuar con él en un bello entorno, ya que el acuario deberá tener rocas, corales, plantas y lugares donde el pulpo pueda guarecerse o bien camuflarse.

Un juego que les gusta es poner un mejillón en el interior de un tarro de cristal y ofrecérselo a nuestro amigo. El pulpo se las ingeniará para desenroscar el tarro y zamparse el mejillón. Éste y otros juegos podréis realizarlos con vuestro pulpo. Los científicos consideran al pulpo como el invertebrado más inteligente.

Sin embargo, existe un peligro del cual debo advertiros encarecidamente: Jamás dejéis a vuestro pulpo al cuidado de un señor o señora gallegos. ¡Podríais encontraros con un suculento disgusto al regresar a casa!

Animales de compañía exóticos que no están en peligro de extinción - ¿Aceptamos pulpo cómo animal de compañía?

La gineta ibérica como mascota

La gineta es una mascota tradicional en el norte de África. Durante el periodo de dominación musulmana en la Península Ibérica, introdujeron a la gineta en nuestras tierras; aunque también se dice que los romanos las introdujeron con anterioridad.

La utilidad de las ginetas era que mantenía los hogares libres de roedores, víboras y serpientes. Es un vivérrido (Genetta Genetta) emparentado con las mangostas, y posee una agilidad trepadora extraordinaria. Posteriormente la gineta se vio desplazada por el gato como mascota/animal útil, por las generaciones posteriores de habitantes peninsulares.

Quizá el hecho que la gineta precisa vivir en el campo y es imposible que se adapte a un entorno urbano, al contrario que nuestros gatos, es lo que de forma paulatina empujó a las ginetas domésticas a tornarse silvestres.

Hoy en día la Península Ibérica goza de ginetas salvajes. Sin embargo, también existen criadores de ginetas. Si decidís adoptar una gineta, deben garantizaros que no proviene de la naturaleza, puesto que entonces sería muy difícil que el animal os cogiera cariño, además de ser una tortura para él carecer de libertad.

Obviamente una gineta sólo la podréis disfrutar si vivís en el campo, olvidaros de tenerla deambulando por casa, a menos que queráis ver vuestro mobiliario reducido a astillas y un ser con un carácter rudo mirándoos furibundo de forma permanente.

La gineta precisa idénticos cuidados que un gato campestre: Un lugar fijo en vuestro hogar que considere su guarida y una gatera en la puerta (un orificio redondo) por la cual la gineta pueda entrar y salir a su libre albedrío.

A la gineta le gusta “buscarse la vida”, como se dice vulgarmente. Tiene un gran instinto cazador y precisa presas vivas. Es una excelente trepadora que se alimenta de pájaros, a la vez que elimina los roedores de vuestra vivienda campestre.

Si le proporcionáis un entorno cómodo en el cual no se sienta prisionera, vuestra gineta actuará con vosotros afablemente y le podréis proporcionar algún tipo de alimento que la incite a regresar diariamente al hogar e interactuar con vosotros.

Es un animal muy bello con un pelaje excepcional de color oliváceo con manchas negras y una cola muy larga. La Gineta es algo menor que un gato y bastante más estilizada. Tiene un carácter algo tosco, pero ha convivido con el hombre desde hace milenios, tal como sucede con el hurón. La gineta caza durante la noche.

Animales de compañía exóticos que no están en peligro de extinción - La gineta ibérica como mascota

El rintel como mascota

El rintel, también llamado basariqui, ringtail, o gato del minero, (Bassariscus Astutus) es una mascota habitual en el centro y sur de EEUU y en todo México. Pertenece a la familia de los Procyonidae, a semejanza de los mapaches

Es un animal muy bello, de carácter afable y que precisa una infraestructura muy económica para sentirse cómodo en vuestro hogar: una caja de madera con un orificio de salida, y que esté situada en un lugar cálido de vuestro hogar. El Rintel precisa dormir totalmente a oscuras; por lo tanto, una jaula no es un lugar idóneo. Tiene hábitos de caza nocturnos.

Obviamente debe vivir en el campo, jamás en un piso, y al igual que la gineta le gusta cazar sus propias presas: roedores, insectos, o devorar bayas y frutos silvestres. No debe vivir confinado en un piso jamás.

Su carácter es mucho más amable, dúctil y cariñoso que el de la gineta. Es más similar al carácter de un gato de campo, al cual le gusta campar a sus anchas por el jardín o la granja, y que cuando le apetezca deseará que le rasquemos la cabeza, la panza, o le demos alguna golosina. Es un animal que acepta bien la soledad y no precisa de congéneres.

Su tamaño es algo menor que el de un gato, y un rasgo principal de este precioso animal es el de su larga cola anillada que combina segmentos de color negro con otros de un vistoso color pardo-amarillento. Precisamente esta peculiar cola es lo que le da su nombre en USA: ringtail (cola anillada). Tiene unos preciosos ojos púrpura adaptados a la visión nocturna, que le confieren a su menuda cara una expresión muy dulce y traviesa a la vez.

El color de su sedoso pelaje es de un amarillo-grisáceo en el dorso y los flancos que le ayuda a camuflarse entre las rocas. Desde la garganta hasta los cuartos traseros su pelo abdominal es más corto y de un color gris blanquecino.

Este animal es una mascota ancestral en aquella zona, por lo cual también recibe el nombre de: gato del minero, ya que se domesticaba fácilmente y mantenía libre de roedores las vetustas y destartaladas cabañas de los mineros durante el periodo llamado: la Fiebre del Oro.

El rintel es un animal emblemático del estado de Arizona. Su vida media en libertad son 7 años, pero como mascota viven más.

Animales de compañía exóticos que no están en peligro de extinción - El rintel como mascota

El ualabí de Bennet como mascota

El ualabí de Bennet es un animal muy parecido al canguro, pero de menor tamaño. Los machos miden hasta 70 cm. de cabeza a inicio de la cola, sumando casi la misma medida de una fuerte cola cilíndrica que les ayuda a desplazarse. Los machos pesan hasta 22 Kg. Las hembras son menores, 14 Kg, y no son agresivas.

Hay otras especies de ualabí, pero algunas están amenazadas. El Macropus rufogriseus, no.

Los ualabís son herbívoros. Necesitan un jardín con hierba y árboles para su correcta cría como mascota. Es frecuente el albinismo en esta especie. El color habitual del ualabí es un tono pardo-oliváceo en el lomo y los flancos. Su garganta es rojiza, y el pecho y vientre son de color gris medio.

Son animales fuertes, pero deben controlarse exhaustivamente por parte del veterinario, puesto que pueden contraer diversas enfermedades y ser vacunados como prevención de otras.

Su alimentación es vegetal. Heno, alfalfa y hierba componen el 80% de su alimentación. También pueden comer: verduras de color verde oscuro, zanahorias, manzanas y batatas. Existen preparados especiales para esta especie en los comercios de mascotas. Les gusta el pan, pero sólo se le debe dar como premio, o para ingerir medicamentos. Es importante que consuman agua sin cloro y baja en cal.

El jardín donde habite el ualabí debe estar vallado como mínimo con malla plástica de 1,60 cm. de altura. Los postes deben ubicarse en el exterior para evitar golpes. Puede vivir hasta 15 años.

Animales de compañía exóticos que no están en peligro de extinción - El ualabí de Bennet como mascota

La mofeta como mascota

La mofeta es un mefítido de tamaño algo menor que un gato y aspecto algo rechoncho producido por la disposición de su pelaje. El cual es denso y corto en su cabeza y cuello; pero que se vuelve más largo a medida que se recorre el resto del cuerpo, siendo de 3-4 cm. al llegar a los cuartos traseros. Tiene una cola que mide aproximadamente la mitad de cuerpo.

La característica más conocida de la mofeta es su capacidad para producir un olor fétido. Para evitar la secreción de dicha sustancia es fundamental esterilizar al animal. que va a dejar de utilizarlo para marcar territorio o cuando la hembra entre en celo. Si hacemos eso la mofeta únicamente expulsará su olor cuando se sienta amenazada, algo que no va a hacer si se trata de un animal improntado, el cual confía en nostros.

Curiosamente los civetos de diversas especies animales se usan como base de anclaje de muchos perfumes de gama alta en cantidades infinitesimales. Estas substancias perduran mucho en el tiempo, y se le añaden esencias nobles tipo: cítricos, florales, maderas, etc., que quedan ancladas en la base del perfume y su aroma persiste durante mucho tiempo.

Existen diversas especies de mofeta, pero la que habitualmente encontramos en criaderos es la mofeta rayada (Mephitis mephitis), cuyo color es marrón muy oscuro, prácticamente negro, y con una franja de pelaje blanco que se inicia en la cabeza. Dicha franja se bifurca en V a partir de la cruz del animal. La mofeta es omnívora, se alimenta de insectos, roedores, reptiles, bayas, frutas, miel y abejas.

Si se decide adoptar una mofeta debe asegurarse que procede de criadero, y que no se ha extraído de la naturaleza.

Cuando la mofeta es joven se la debe acariciar mucho y jugar con ella para que adquiera cariño hacia nosotros. Son muy juguetonas y les gusta que adultos y niños participen en los juegos. Les encanta sentirse parte de la familia, ya que son animales muy sociables.

Animales de compañía exóticos que no están en peligro de extinción - La mofeta como mascota

Si deseas leer más artículos parecidos a Animales de compañía exóticos que no están en peligro de extinción, te recomendamos que entres en nuestra sección de Animales en peligro de extinción.

Escribir comentario sobre Animales de compañía exóticos que no están en peligro de extinción

Añade una imagen
Haz clic para adjuntar una foto relacionada con tu comentario
¿Qué te ha parecido el artículo?

Animales de compañía exóticos que no están en peligro de extinción
1 de 6
Animales de compañía exóticos que no están en peligro de extinción

Volver arriba