Compartir

Animales que no deben ser mascotas

Por Ana Diaz Maqueda, Bióloga especializada en etología. 29 agosto 2018
Animales que no deben ser mascotas

La hipótesis de la biofília de Edward O. Wilson sugiere que el ser humano posee una tendencia innata que le impulsa a relacionarse con la naturaleza. Podría interpretarse como el "amor hacia la vida" o hacia los seres vivos. Quizás por este motivo no resulta extraño que tantas personas en el mundo quieran tener animales domésticos en sus hogares, como pueden ser perros y gatos, no obstante, existe una tendencia creciente hacia otras especies, como loros, cobayas, serpientes y hasta cucarachas exóticas.

No obstante, ¿todos los animales pueden ser mascotas domésticas? En este artículo de ExpertoAnimal te hablaremos acerca de la tenencia de ciertos animales que no deben ser mascotas, explicándote la razón de por qué no deberían vivir en nuestros hogares, sino en la naturaleza.

El convenio CITES

Actualmente existe un tráfico ilegal y devastador de seres vivos que se lleva a cabo entre los distintos países del mundo. Tanto animales como plantas son extraídos de sus hábitats naturales provocando un desequilibrio en el ecosistema, en la economía y en la sociedad de países del tercer mundo o en desarrollo. No debemos centrarnos únicamente en el ser que es privado de su libertad, sino en las consecuencias que acarrea para sus países de origen, donde el furtivismo y la consecuente pérdida de vidas humanas está a la orden del día.

Para luchar contra el tráfico de estos animales y plantas, en la década de los 60 nació el convenio CITES, cuyas siglas significan "Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestres". Este convenio, firmado por varios gobiernos, tiene como finalidad proteger a todas aquellas especies que están en peligro de extinción o amenazadas debido, entre otras razonas, al tráfico ilegal. CITES comprende alrededor de 5.800 especies animales y 30.000 especies vegetales aproximadamente.

Animales silvestres y ejemplos

Los animales silvestres, aunque tengan como origen el país donde residamos, jamás deben ser tratados como mascotas. En primer lugar, es ilegal mantener animales silvestres como mascotas. Además, estos animales no están domesticados y no es posible domesticarlos.

La domesticación de una especie conlleva siglos, no es un proceso que se pueda alcanzar durante la vida de un solo ejemplar. Por otro lado, iríamos en contra de la etología de la especie, no permitiríamos que se desarrollasen y se llevasen a cabo todos los comportamientos naturales que sí realizan en su hábitat natural. No debemos olvidar también que, al comprar animales de especies silvestres, estamos fomentando el furtivismo y la privación de su libertad.

Damos como ejemplo varias especies que podemos encontrar como mascotas y no deberían serlo:

  • Galápago leproso (Mauremys leprosa): este reptil emblemático de los ríos de la península Ibérica está en peligro como consecuencia de la proliferación de especies invasoras y por su captura ilegal. Uno de los mayores problemas que surge al mantenerlos en cautividad es que los alimentamos de forma errónea y los tenemos en terrarios que no son aptos para esta especie. Debido a esto, suceden problemas de crecimiento, afectando sobre todo al caparazón, los huesos y los ojos que, en la mayoría de los casos, los pierden.
  • Lagarto ocelado (Lacerta lepida): este es otro reptil que podemos encontrar en hogares de España, aunque el declive de sus poblaciones se debe más a la destrucción del hábitat y a su persecución debido a las falsas creencias, como que pueden cazar conejos o aves de corral. Este animal no se adapta a la vida en cautividad, pues ellos habitan en amplios territorios y encerrarlos en un terrario va en contra de su naturaleza.
  • Erizo europeo (Erinaceus europaeus): los erizos europeos, al igual que otras especies, están protegidos y mantenerlos en cautivad es ilegal y acarrea multas considerables. Si te encuentras con este animal en el campo y está sano, jamás debes cogerlo. Mantenerlo en cautividad supondría la muerte del animal, ya que no saben ni beber de un bebedero. Si está herido o en mal estado de salud puedes avisar a los agentes de medioambiente o SEPRONA para que lo lleven a un centro donde pueda recuperarse y después ser liberado. Además, al ser un mamífero, podemos contraer numerosas enfermedades y parásitos.
Animales que no deben ser mascotas - Animales silvestres y ejemplos

Animales exóticos y ejemplos

El tráfico y tenencia de animales exóticos, ilegal en la inmensa mayoría de los casos, además de provocar daños irreparables para los animales, pueden provocar serios problemas de salud pública, pues pueden ser portadores de enfermedades endémicas de sus lugares de origen.

Muchos de los animales exóticos que podemos comprar provienen del tráfico ilegal, ya que estás especies no se reproducen en cautividad. Durante la captura y el traslado mueren más del 90% de los animales. Cuando se capturan crías, los padres son asesinados y, sin el cuidado de éstos, no sobreviven. Además, las condiciones del traslado son infrahumanas, hacinados en botellas de plástico, escondidos en equipajes e incluso embutidos en mangas de chaquetas.

Por si esto fuera poco, si el animal sobrevive hasta llegar a nuestro hogar y, una vez aquí, conseguimos que sobreviva, aún pueden escaparse y establecerse como especie invasora, eliminando a las especies autóctonas y destruyendo el equilibrio del ecosistema.

A continuación te mostramos algunos animales exóticos que no deberían ser mascotas:

  • Tortuga de Florida (Trachemys scripta elegans): esta especie es uno de los principales problemas para la fauna en la península Ibérica. Hace años empezó su tenencia como mascota, pero claro, estos animales viven muchos años, acaban alcanzando un tamaño considerable y, en la mayoría de los casos, nos aburrimos de ellas, provocando el abandono. Así llegó a nuestros ríos y lagos, con un apetito tan voraz que ha logrado en muchos casos acabar con poblaciones completas de reptiles y anfibios autóctonos. Como añadido, día tras día, llegan a las clínicas veterinarias tortugas de florida con problemas de salud derivados del cautiverio y la mala alimentación.
  • Erizo africano (Atelerix albiventris): con necesidades biológicas muy similares al erizo europeo, en cautividad, esta especie presenta los mismos problemas que la especie autóctona. Pero, mientras el erizo europeo es natural de la península, el erizo africano no lo es y podría desplazar a nuestra especie.
  • Cotorra de Krammer (Psittacula krameri) y cotorra Argentina (Myiopsitta monachus): actualmente hemos podido oír hablar de ambas especies, debido a los daños que provocan en las zonas urbanas. Pero el problema va más allá. Esta especie está desplazando a muchas otras aves de nuestra fauna, son animales agresivos y con facilidad para procrear. Este grave problema surgió cuando alguna persona que los mantenía en cautividad, por error o conscientemente, los liberó. Como cualquier otra psitácida, sufre problemas ante situaciones de cautiverio. Estrés, picaje, problemas de salud, son algunas de las razones por las que estas aves visitan al veterinario y, en la mayoría de los casos se debe a un manejo incorrecto y a la cautividad.
Animales que no deben ser mascotas - Animales exóticos y ejemplos

Animales peligrosos como mascota

Además de estar prohibida su tenencia, hay ciertos animales muy peligrosos para las personas, debido al tamaño que alcanzan o a su agresividad. Entre ellos podemos encontrar:

  • Coatí (Nasua): este animal es una especie exótica de Sudamérica. Si se mantiene en una casa jamás podríamos tenerlos sueltos, debido a su naturaleza algo destructiva y su carácter agresivo, ya que es una especie silvestre, no doméstica. En Mallorca están criando en libertad, suponiendo un grave desequilibrio para el ecosistema de la isla, donde la veda de caza está abierta todo el año. No sólo los hemos traído hasta nuestro país, sino que, como ahora son un problema, los cazamos.
  • Iguana (Iguana iguana): estos animales que compramos cuando son pequeños, pueden alcanzar un tamaño de 1,8 metros. Tienen un carácter agresivo y atacan con sus fuertes colas cuando se sienten amenazadas o no quieren ser molestadas. Para mantenerlas en un hogar, necesitaríamos unas instalaciones muy grandes y, como esto no es posible, acaban siendo entregadas a centro especializados, donde pasarán el resto de sus días, porque en algún momento a alguien le pareció divertido sacarla de su hábitat natural.
Animales que no deben ser mascotas - Animales peligrosos como mascota

Si deseas leer más artículos parecidos a Animales que no deben ser mascotas, te recomendamos que entres en nuestra sección de Qué necesitas saber.

Bibliografía

Escribir comentario sobre Animales que no deben ser mascotas

Añade una imagen
Haz clic para adjuntar una foto relacionada con tu comentario
¿Qué te ha parecido el artículo?
4 comentarios
Su valoración:
Sol Santolaya
Qué interesante! Muy bien enfocado
Su valoración:
Marta
Muy buen artículo, no puedo estar más de acuerdo y me parece muy importante la divulgación de esta información. Debemos ser responsables respecto a los animales que tenemos como mascotas.
Su valoración:
Cristina
No entiendo porque algunas personas quieren tener este tipo animales como mascotas.
Su valoración:
Luisa Sánchez
muy buena pagina

Animales que no deben ser mascotas
1 de 4
Animales que no deben ser mascotas

Volver arriba