Asma en gatos - Síntomas y tratamiento

Asma en gatos - Síntomas y tratamiento

Los gatos son susceptibles a sufrir múltiples enfermedades, aunque también es cierto que los felinos son resistentes y poseen un carácter independiente, no obstante, en numerosas ocasiones necesitan una atención especial.

Algunas patologías que pueden afectar a los gatos también se observan comúnmente en los humanos y es importante conocerlas para saber advertir cuándo algo no va bien en el organismo de nuestra mascota.

En este artículo de Experto Animal te hablamos acerca de los síntomas y tratamiento del asma en gatos.

El asma en gatos

Se estima que el 1% de los gatos sufre problemas respiratorios severos, entre ellos el asma, que se caracteriza por una opresión de los bronquios, que son conductos respiratorios responsables de llevar el aire desde la tráquea hasta los pulmones.

La opresión de los bronquios causa dificultad respiratoria, la cual puede tener distintos grados de gravedad hasta comprometer la respiración del animal.

El asma en gatos se conoce también como bronquitis alérgica, ya que es el sistema inmunológico del felino el que reacciona de forma exagerada ante un alérgeno.

Podríamos decir que el asma es un ejemplo de alergia en gatos que afecta al sistema respiratorio, ya que la reacción ante el alérgeno se manifiesta inflamando el tejido que recubre los bronquios y al estrecharse las vías aéreas, se produce dificultad respiratoria o disnea.

Esta reacción alérgica que afecta al sistema respiratorio del gato puede tener distintas causas, como las siguientes:

  • Contaminación ambiental del entorno
  • Exposición al humo del tabaco
  • Arena felina
  • Moho y ácaros
  • Humo de la chimenea
  • Productos de limpieza, aerosoles y ambientadores

Síntomas del asma en gatos

Un gato afectado de asma o bronquitis alérgica presentará los siguientes síntomas:

  • Dificultad respiratoria
  • Respiración rápida
  • Respiración ruidosa
  • Tos persistente
  • Silbidos al exhalar el aire

Si observamos alguno de estos síntomas en nuestro gato es imprescindible acudir lo antes posibles al veterinario, ya que si el asma no es tratado, los síntomas tienden a agravarse.

Diagnóstico y tratamiento del asma en gatos

Para diagnosticar el asma felino el veterinario se basará principalmente en los signos clínicos o síntomas, no obstante, también se deberá realizar un análisis de sangre y de heces para descartar que estos síntomas obedezcan a cualquier otra enfermedad.

Finalmente se realizará una radiografía de tórax, si bien en el gato asmático ésta puede ser normal, generalmente se observan los bronquios más visibles debido a la alteración patológica de los mismos.

El tratamiento del asma en gatos variará dependiendo de cada caso en concreto y de la gravedad, no obstante, suelen emplearse los siguientes fármacos, ya sea de forma única o combinada:

  • Corticoides: La cortisona es un potente antiinflamatorio que se emplea para reducir de forma rápida la inflamación producida en los bronquios y facilitar la entrada y salida de aire a los pulmones. Se trata de un fármaco que puede ocasionar múltiples efectos secundarios.
  • Broncodilatadores: Los broncodilatadores son fármacos que actúan sobre los bronquios y permiten la dilatación de los mismos facilitando la respiración.

Este tipo de tratamiento puede realizarse en el hogar y es importante que el propietario se comprometa a administrarlo adecuadamente, sí serán necesarias las visitas periódicas al veterinario para evaluar la respuesta de nuestro gato a los distintos fármacos.

Medidas higiénico-dietéticas para el tratamiento del asma en gatos

Además de seguir el tratamiento farmacológico prescrito por el veterinario, te recomendamos que sigas los consejos que te mostramos a continuación, de este modo podrás mejorar la calidad de vida de tu gato:

  • Utiliza una arena felina de buena calidad, que no desprenda fácilmente polvo.
  • Si tu gato además de asma, tiene más de 8 años deberás prestar atención a los cuidados de un gato anciano para proporcionarle una buena calidad de vida.
  • Sé muy cuidadoso con los productos de limpieza que empleas, puedes informarte acerca de productos ecológicos.
  • Ayúdale a estar fresco en verano para que pueda respirar con facilidad.
  • No le des lácteos a tu gato, éstos contienen muchos antígenos que interaccionan con el sistema inmune y pueden agravar la reacción alérgica.
  • Utiliza un tratamiento complementario natural que ayuda a reforzar las defensas de tu mascota, la homeopatía para gatos es una excelente opción.

Este artículo es meramente informativo, en ExpertoAnimal.com no tenemos facultad para recetar tratamientos veterinarios ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a que lleves a tu mascota al veterinario en el caso de que presente cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Asma en gatos - Síntomas y tratamiento, te recomendamos que entres en nuestra sección de Enfermedades respiratorias.