Aspirina para perros - Dosis y recomendaciones

Aspirina para perros - Dosis y recomendaciones

La aspirina es un fármaco muy común y extendido, por lo que es fácil que se encuentre en los botiquines de las casas de cualquier cuidador que, además, la habrá consumido en numerosas ocasiones, obteniendo buenos resultados y ningún efecto secundario. Por ello no es de extrañar que no tengan dudas a la hora de administrar aspirina para sus perros.

En este artículo de ExpertoAnimal explicaremos por qué es un problema ofrecer este fármaco a nuestros animales.

¿Es buena la aspirina para perros?

La aspirina o ácido acetilsalicílico es un antiinflamatorio no esteroideo, también conocido por las siglas AINE. Se trata de un fármaco muy utilizado que se dispensa sin receta en cualquier farmacia. Se emplea tanto en medicina veterinaria como en humana. En animales se prescribe para controlar el dolor asociado a lesiones musculoesqueléticas y para prevenir la formación de coágulos.

El problema de la aspirina para perros es que se administre de manera incorrecta, lo que podría provocar una intoxicación muy grave. Los perros no metabolizan correctamente fármacos de uso tan común como la aspirina, el paracetamol o el ibuprofeno. Esto hace que se acumulen en su organismo los productos en los que se descomponen estos medicamentos.

Como cada perro tiene su propio metabolismo, a priori no vamos a saber cuál puede ser más o menos sensible a este fármaco. Por lo tanto, incluso dosis pequeñas de aspirina pueden desencadenar graves consecuencias. En ningún caso podemos darle aspirina a nuestro perro por nuestra cuenta y solo un veterinario podrá determinar si es necesario su uso y con qué pautas.

Síntomas de intoxicación por aspirina para perros

Por sus posibles efectos, la aspirina se considera uno de los medicamentos prohibidos para perros. Por ello, si nuestro perro ha consumido una dosis inadecuada de aspirina, veremos muy rápidamente síntomas como los siguientes:

  • Dolor abdominal
  • Hipersalivación
  • Vómitos
  • Vómitos con sangre
  • Diarrea
  • Heces con aspecto de alquitrán
  • Fiebre
  • Debilidad general
  • Temblores
  • Convulsiones
  • Dificultades respiratorias
  • Úlceras gastrointestinales
  • Cambios en la micción
  • Cambios en la ingesta de agua
  • Insuficiencia renal
  • Edema cerebral
  • Muerte

Si le hemos dado aspirina a nuestro perro o sospechamos que ha podido ingerirla y apreciamos alguno de estos síntomas, debemos acudir de inmediato a la clínica veterinaria. En los casos más graves será necesario dejar al animal ingresado para que reciba una tratamiento intensivo que puede incluir lavado de estómago, protectores gastrointestinales, fluidoterapia, fármacos para controlar los síntomas que se produzcan y análisis de sangre para conocer el estado del perro y controlar su evolución.

¿Le puedo dar media aspirina a mi perro?

Por la facilidad con la que accedemos a la aspirina y su uso tan extendido puede parecernos que media aspirina va a ser inocua para nuestro perro pero ya hemos visto que, incluso una dosis mínima, podría ser causa de intoxicación, ya que también va a depender del tamaño del perro, de su metabolismo y de su estado previo.

Por lo tanto, la dosis de aspirina para perros solo puede ser pautada por un profesional que valore las ventajas y los inconvenientes de su administración y establezca un protocolo adecuado en cuanto a la dosis pero, también, decidirá la frecuencia y los días de duración del tratamiento. De todas formas, en la actualidad es posible escoger entre distintos fármacos formulados específicamente para perros y que, por lo tanto, resultan más eficaces y seguros para ellos.

¿Cómo dar aspirina a un perro?

En base a lo que hemos explicado, solo podremos dar aspirina para perros tal y como nos indique el veterinario. Ahora bien, si lo que nos preguntamos es qué se le puede dar a nuestro perro cuando nos parece que necesita una aspirina, tenemos que tener en cuenta algunos aspectos.

Lo primero es que, si notamos que el perro no está bien o manifiesta algún síntoma, siempre debemos acudir al veterinario. Y esto es así porque la medicina no son matemáticas, lo que quiere decir que un mismo síntoma puede deberse a varias patologías, de ahí la importancia de que el veterinario examine al perro y determine cuál de ellas padece. Solo con esta información podrá recetar el fármaco adecuado.

Además, debido a la facilidad con la que la aspirina puede causar una intoxicación, no debe ser nuestra primera opción a la hora de combatir el dolor de nuestro perro.

Antiinflamatorios para perros

La aspirina para perros puede resultar dañina en esta especie, de ahí que se opte mayoritariamente por recurrir a otros analgésicos o antiinflamatorios que mantengan la eficacia pero reduzcan los efectos adversos. Aunque los humanos y los perros podemos utilizar los mismos principios activos en ocasiones, solo el veterinario puede darnos la receta y las pautas de administración adecuadas. Por ello nunca debemos caer en la tentación de medicar a nuestro por nuestra cuenta.

Incluso los antiinflamatorios de uso veterinario pueden provocar úlceras gastroduodenales, por eso es habitual que, sobre todo en tratamientos prolongados, debamos administrarlos junto con protectores gástricos. Por lo tanto, cualquier aspecto relativo a la medicación de nuestro perro es imprescindible que lo dejemos en manos de los profesionales.

Este artículo es meramente informativo, en ExpertoAnimal.com no tenemos facultad para recetar tratamientos veterinarios ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a que lleves a tu mascota al veterinario en el caso de que presente cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Aspirina para perros - Dosis y recomendaciones, te recomendamos que entres en nuestra sección de Medicamentos.