Balanopostitis en perros - Causas, síntomas y tratamiento

Balanopostitis en perros - Causas, síntomas y tratamiento
Imagen: psyc2074.wordpress.com

Las enfermedades en el pene del perro son muy frecuentes y causan mucha incomodidad al individuo que las padece. Por ello, si observamos que un can se lame el pene más de lo habitual o que existe una secreción de pus, entre otros síntomas, significa que algo le molesta y/o le duele.

Existen muchas causas que pueden causar heridas, desde infecciones bacterianas hasta la presencia de un tumor, de hecho, existen decenas de posibles patologías que pueden afectar al pene del can. Uno de ellos es, principalmente en los individuos no castrados, la balanopostitis en perros, una inflamación del pene y el prepucio.

En este artículo de ExpertoAnimal hablaremos en detalle de la la balanopostitis en perros, sus causas, síntomas y tratamiento. No obstante, si sospechas que tu perro puede padecerla, debes saber que la visita a tu veterinario es obligada, cuanto antes mejor.

¿Qué es la balanopostitis en perros?

La balanopostitis se caracteriza por la inflamación del glande del pene (balanitis) y la inflamación de la mucosa del prepucio (prostitis). En la mayoría de los casos, los agentes responsables de esta infección están presentes de manera natural en el ecosistema del prepucio, sin causar problemas.

Sin embargo, cuando estos microorganismos proliferan de forma excesiva en relación a otros, se produce la infección conocida como balanopostitis. Esta inflamación puede ocurrir en cualquier fase de la vida del perro, incluso en los cachorros, pero es más común en los animales de edad adulta o avanzada.

Causas de la balanopostita en perro

Existen diferentes factores que pueden estar involucrados en la balanopostitis en perros. La causa más común es la presencia de bacterias oportunistas que causan una infección. En la mayoría de los casos, la bacteria responsable de la balanopostitis la Escherichia coli.

Sin embargo, existen estudios de casos en los que otras bacterias eran las responsables, tales como Pseudomonas aeruginosa, Streptococcus pyogenes, Staphulococcus aureus y Klebsiella sp. Estas bacterias también se encuentran de forma natural en el prepucio del perro pero, cuando tienen la oportunidad, se reproduce y el exceso causa distintos problemas de salud.

Existen otros microorganismos que comúnmente también pueden estar involucrados en balanopostitis en perros, como el Mycoplasma o especies de Ureaplasma, aunque es menos frecuente. Pero además, existen otros problemas de salud que pueden conducir al desarrollo de la balanopostitis, tales como la presencia de un cuerpo de estaño en el pene, un trauma, la dermatitis atópica, cáncer, el herpesvirus canino, la fimosis, la parafimosis, etc.

Síntomas de la balanopostita en perro

El signo clínico más común de balanopostitis en perros es la presencia de pus en el pene del perro. Dependiendo de la causa, el pus puede ser amarillo o verde y puede existir presencia de sangre. Es importante señalar que el perro produce normalmente una secreción amarillenta, que funciona como un lubricante, la cual podemos observar fácilmente cuando está durmiendo. No debe confundirse con el pus de una infección.

Otros síntomas de la balanopostitis son el olor fétido en el pene del perro, además de la presencia de folículos y úlceras. Así mismo, es común que el perro se lama excesivamente el pene, debido a la incomodidad que siente. En algunos casos, el perro puede tener prepucio hinchado.

Tratamiento de la balanopostita

De forma general, el veterinario realizará el diagnóstico de la balanopostitis en base al examen físico y a la observación del órgano genital del perro, seguido de un cultivo de bacterias aeróbicas y micoplasma del prepucio y mucosa peniana, para confirmar cuáles son los microorganismos involucrados y definir de este modo el abordaje terapéutico más adecuado.

Así, el tratamiento dependerá directamente de la causa subyacente del problema. No obstante, de forma general, implica la administración de antibióticos para perros vía oral u tópica.

En los casos en los que existe una producción excesiva de pus en el pene del perro, puede ser muy aconsejable lavar la zona con agua caliente y yodo diluido, aunque la clorhexidina diluida también puede ser una opción. El veterinario nos prescribirá cuál es la solución más adecuada y el número de repeticiones del lavado que se deben hacer. Recuerda que el perro no debe lamerse el pene o el prepucio, por lo que probablemente nos prescriba también el uso de un collar isabelino.

En el caso de que la balanopostitis se deba a un problema de dermatitis tópica, el veterinario puede recetar antihistamínicos o corticoesteroides. Así mismo, algunos estudios afirman que la castración puede disminuir la cantidad y frecuencia de las secreciones, aunque no acabe con ellas.

En los casos más graves, cuando se ha producido necrosis (la muerte del tejido) o cuando existen laceraciones o abscesos, puede ser necesario realizar una penectomía, es decir, retirar el pene quirúrgicamente.

Este artículo es meramente informativo, en ExpertoAnimal.com no tenemos facultad para recetar tratamientos veterinarios ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a que lleves a tu mascota al veterinario en el caso de que presente cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Balanopostitis en perros - Causas, síntomas y tratamiento, te recomendamos que entres en nuestra sección de Enfermedades del sistema reproductor.

Bibliografía
  • Kustritz, R. (2001) Trastornos caninos del pene. Veterinary Clinics of North America: Small Animal Practice, 31 (2), 247-258.
  • Davidson. AP Balanopostitis en Pequeños Animales. Msd Veterinary Manual.
  • Volpato, R. et al (2010) trastornos del pene y el prepucio de perros: revisión de la literatura. Veterinaria y Zootecnia. v. 17, apartado 3. p.312-323