¿Bañar a una perra en celo es malo?

¿Bañar a una perra en celo es malo?

El celo, la gestación y el parto de una perra son etapas de su vida en la que requiere mucho más cuidados de parte de sus compañeros humanos. ExpertoAnimal sabe que durante el período de celo de tu perra puedes tener dudas sobre cómo proceder, qué es lo mejor para ella o si es posible realizar las mismas actividades de siempre, incluso las más sencillas, como darle un baño.

Si alguna vez te has preguntado si bañar a una perra en celo es malo, aquí te despejamos esa inquietud.

El celo en la perra

La aparición del primer celo en las perras varía un poco de una raza a otra, pero suele ocurrir entre los 6 y los 8 meses de edad. Sin embargo, esto no significa que la perra esté preparada para ser madre, por lo que muchos veterinarios recomiendan no cruzarla durante este primer celo y esperar hasta que el animal tenga dos años de edad, cuando ya tu mascota haya alcanzado su pleno desarrollo físico y mental.

Se dan uno o dos celos al año como máximo, durante los cuales tu perra estará en el momento ideal para reproducirse, por lo que buscará atraer la atención de los machos que estén alrededor de cualquier manera. Si no quieres que quede embarazada, deberás redoblar tu vigilancia hacia ella.

El celo viene acompañado de algunos síntomas, como muestras excesivas de cariño, hinchazón de la vulva, pequeños sangrados y una higiene de la zona genital más prolongada. Este comportamiento es normal y debe ser asumido con paciencia por la familia.

¿Se puede bañar a la perra durante el celo?

Cuando se presenta este comportamiento diferente al usual, muchas personas hacen conjeturas sobre qué será lo mejor para la perra, como el tipo de alimentación que conviene darle o si es posible bañarla, por ejemplo. Sobre lo último, que no puedas bañar a la perra durante el celo es tan solo un mito: no hay ningún problema si lo haces, sobre todo si el animal está sucio o el sangrado ha sido abundante. Simplemente deberás ser mucho más cuidadoso para no estresar a la perra de forma innecesaria, pues se encontrará mucho más sensible.

A la hora de bañar a tu perra en celo, puedes emplear el champú habitual y el acondicionador, si usas este producto. De esta forma, no es necesario hacerte con nuevos cosméticos, puesto que, como comentamos, el celo no impide su baño ni produce ningún tipo de alteración como para seleccionar nuevos productos. Eso sí, si tu perra tiende a estar más alterada durante el celo e, incluso, un tanto agresiva, crea primero un ambiente relajado para que se muestre lo más calmada posible y prémiala cuando lo consiga para que asocie el baño con un estímulo positivo. Por otro lado, al momento de secarla ten presente que, debido al sangrado, manchará la toalla que utilices. De esta forma, selecciona una que solo vaya a utilizar ella.

Después de un buen baño, puedes cepillarla como de costumbre y colocarle una braga o pañal para perro, así evitarás que ensucie la casa de sangre. No olvides retirarlo para que pueda hacer sus necesidades.

Además, te recomendamos...

Despejada la duda sobre si bañar a una perra en celo es malo, te recomendamos que, si no deseas que tenga cachorros, la esterilices cuando el veterinario te indique que sea adecuado. De esta forma no solo le evitarás a ella y a ti el nerviosismo y el estrés que producen los períodos de celo, sino que además la estarás protegiendo de futuras enfermedades, embarazos psicológicos y evitarás una camada no deseada.

Si deseas leer más artículos parecidos a ¿Bañar a una perra en celo es malo?, te recomendamos que entres en nuestra sección de Celo.