Beneficios de tener un gato para los niños

Beneficios de tener un gato para los niños

Si eres padre, madre o pronto lo serás, seguramente habrás visto en más de una ocasión como otros padres reprenden a sus hijos cuando tratan de acercarse a algún animal, ya sea perro, gato o cualquier otro.

Este comportamiento, más allá de ser una forma de proteger a los niños de posibles mordiscos o enfermedades, suele responder a una creencia de que todos los animales son sucios o peligrosos, creencia que tratan de inculcar en los pequeños desde temprana edad, junto con una mezcla entre desprecio y temor por todos los animales.

No obstante, en ExpertoAnimal sabemos que este tipo de actuación es innecesaria y podría resultar dañina para el desarrollo del niño como persona, por lo que queremos hablarte sobre los beneficios de tener un gato para los niños. Te sorprenderá lo positivo que puede resultar que tus hijos tengan contacto con un felino en casa. ¡Sigue leyendo!

¿Una mascota en casa?

Ante la llegada de un bebé, muchas personas sienten preocupación de cómo su mascota reaccionará con el nuevo miembro de la familia, preguntándose incluso si el gato no podría hacerle daño al niño, ya sea arañándolo o mordiéndolo, o si con su simple presencia son capaces de provocar alergias e infecciones.

Lo mismo ocurre cuando ya tienen niños de más edad y están pensando en conseguirles una mascota. La inquietud de si el animal podría ser peligroso o dañino para los hijos siempre está presente.

¿Qué podemos decirte frente a esto? Que puedes adoptar a un gato sin problema. Eso sí, debes ser consciente de las responsabilidades extra que esto implica (veterinario, alimento, limpieza de los espacios, cariño), pero el animal te lo retribuirá a ti y a tu familia con creces.

Ahora bien, si quieres razones de peso sobre por qué es bueno para tus hijos tener un gato como mascota, ¡sigue leyendo!

Beneficios para la salud

El hospital universitario Kuopio en Finlandia es uno de los muchos que ha llevado a cabo experimentos con mascotas y bebés, demostrando que su presencia en el hogar reduce considerablemente el riesgo de padecer algunos problemas de salud. Si quieres que tus hijos desarrollen sus defensas y fortalezcan su sistema inmunológico, tener un gato es una experiencia ideal para lograr esto.

Muchas veces, como padres, tratamos de proteger a los niños de todo lo que los rodea, desde situaciones desagradables hasta polvo y tierra. Con esto no te decimos que debas abandonar a los niños a su suerte y descuidarlos, sino que parte de su desarrollo como personas también implica enfrentarse a las cosas como las encontrarán en el mundo real, y un poco de polvo y pelo de gato son parte de esas cosas. Por eso, si quieres prevenir que se conviertan en adultos que sufran de alergias, un gato es una opción ideal.

Además, muchos son los estudios que señalan a los gatos como animales cuya compañía es capaz de prevenir las enfermedades cardiovasculares, calmar los nervios, liberar el estrés y combatir los estados de depresión, gracias al placer que produce acariciarlos y escuchar su ronroneo, y a la tranquilidad que son capaces de trasmitir con su actitud relajada. Tanto tus hijos como tú pueden beneficiarse de esto.

Si tienes un niño con autismo en casa, podría ayudarlo a comunicarse con otras personas, ya que en muchas ocasiones se ha demostrado la efectividad de la terapia con animales, haciendo que las personas se vuelvan más sociables.

Cuando tengas un gato, te darás cuenta de la cantidad de situaciones divertidas que son capaces de protagonizar, por lo que en tu hogar no faltará la risa, cuyos beneficios para la salud son más que conocidos.

Ganar responsabilidad

No es un secreto que cada día la vida de los otros seres vivos es más despreciada, los casos de abandono aumentan y la cantidad de personas que mira a los animales con desprecio es bastante alta, pues nos hemos deshumanizado.

En un mundo como este, es tu trabajo como padre o madre enseñar a tus hijos a ser mejores personas, y eso incluye inculcarles el respeto y el amor por los animales, la capacidad de entenderlos como seres que sienten, sufren y aman igual que los humanos.

Con un gato en casa, tu hijo aprenderá la responsabilidad que significa tener un ser vivo bajo su cuidado, comprendiendo que, al igual que él, necesita alimento, abrigo y cariño. Tu hijo se sentirá importante al saber que el gato lo necesita, así que déjalo participar del cuidado del animal, esto lo ayudará a madurar y a comprender la importancia de los seres más pequeños, experiencia que puede extrapolar a su relación con, por ejemplo, compañeros de clase.

También aprenderá el respeto por el espacio de los otros, pues los gatos en ocasiones no quieren ser molestados, por lo que fomentar en tu hijo el desarrollo necesario de su sensibilidad, lo cual el permitirá discernir en qué momento es tiempo de dejar al animal a solas.

El cariño que sentirá por el gato será tal, que se convertirá en su fiel compañero. Si la relación es positiva, tu gato fácilmente se apegará al niño, velando por él a su manera, como animales de manada que son.

Consejos primordiales

Para que la experiencia de adoptar a un gato y convertirlo en parte de la familia sea satisfactoria, deberás enseñar a tus hijos a tratar al felino, evitando que lo molesten, traten de hacerle daño o pretendan verlo como un juguete, tirando de su cola y demás. Recuerda que es un ser vivo y que merece el mismo respeto y cariño que cualquier otro. Enseñarle a tu hijo este punto es fundamental.

Al establecer los límites de tus hijos, también dispondrás los del gato, educándolo sobre dónde puede estar y dónde no.

La higiene de los espacios que utiliza el animal y la visita periódica al veterinario son cruciales para mantener la salud del animal. Llevarlos a cabo con tu hijo te ayudará a enseñarle qué significa cuidar de alguien y por qué es tan importante cuidar nuestra salud.

No olvides dar un buen ejemplo y para ello puedes acudir a un refugio a adoptar al futuro miembro de tu familia. Elegir un gato sin hogar por encima de uno de raza dice mucho de ti y ayudará a que tu hijo sepa valorar qué es lo que de verdad importa.

Si deseas leer más artículos parecidos a Beneficios de tener un gato para los niños, te recomendamos que entres en nuestra sección de Qué necesitas saber.