Cálculos renales en perros - Síntomas y tratamiento

Cálculos renales en perros - Síntomas y tratamiento

Al igual que sucede en las personas, los perros también pueden padecer de cálculos renales y, como en el caso humano, es una situación que va a requerir de asistencia sanitaria. La presencia de cálculos puede resultar muy dolorosa, además de llegar a producir un cuadro que puede resultar verdaderamente peligroso para la salud de nuestro perro. Es, por tanto, básico, saber actuar ante su aparición. En este artículo de ExpertoAnimal vamos a explicar en qué consisten los cálculos renales en perros, deteniéndonos en detallar sus síntomas, así como su tratamiento. ¡Sigue leyendo!

¿Qué son los cálculos renales en perros?

Los cálculos renales en perros, humanos, gatos o cualquier otra especie que los sufra son simplemente "piedras". Pueden ser de muy diversos tamaños y localizarse en distintas partes del aparato urinario. Su composición también puede ser diferente. Todos estos factores van a influir en el daño que ocasionen al organismo, ya que no es lo mismo que el perro tenga "arenilla" que una piedra de varios centímetros. De igual manera, es relevante su localización. Una piedra en la vejiga puede pasar inadvertida, en cambio, en el espacio estrecho de la uretra, es más fácil que cause, como poco, dolor.

Los cálculos son depósitos de diferentes minerales que se van acumulando en el organismo. En su formación va a jugar un papel importante la alimentación, el pH de la orina y la hidratación. La primera porque una dieta equilibrada va a prevenir y evitar los excesos de minerales con capacidad de precipitación para formar los cálculos. Por otra parte, una buena hidratación, un correcto aporte hídrico, va a ser fundamental para eliminar los desechos a través de la orina, evitando que se acumulen en forma de cálculos.

Síntomas de cálculos renales en perros

Los cálculos renales en perros van a producir una serie de síntomas que nos van a servir de señal para acudir al veterinario. Y debemos hacerlo sin dilación, ya que se trata de procesos que suelen resultar muy dolorosos, pero es que, además, los cálculos renales pueden llegar a producir perforaciones, obstrucciones e incluso fallo renal. Los síntomas característicos serán los siguientes:

  • Dolor al orinar que se va a manifestar en una micción con esfuerzo. Veremos que el perro intenta hacer pis en numerosas ocasiones pero no siempre lo consigue.
  • Incontinencia urinaria provocada por la distensión que, en ocasiones, sufre la vejiga.
  • Orina en aspersión en los casos en los que se produce una obstrucción parcial. La imagen sería la de una manguera a la que dificultamos el flujo de agua con un dedo.
  • Hematuria (sangre en la orina), ya que es normal que los cálculos provoquen microlesiones en el sistema urinario. A veces observaremos gotas de sangre pero también es posible que la hematuria solo se detecte en una tira o un análisis.

Diagnóstico

En cuanto notemos que nuestro perro puede estar sufriendo la presencia de algún cálculo renal, debemos trasladarlo al veterinario. Lo primero va a ser conseguir una muestra de orina. El veterinario suele proporcionarnos un vaso estéril para la recogida, igual que el que se utiliza en medicina humana. Deberemos poner el vaso bajo el chorro de orina para tomar la muestra y llevarla lo antes posible a la clínica (podría mantenerse refrigerada unas cuantas horas). En ocasiones no conseguimos recogerla y será el veterinario quien tenga que extraerla, bien presionando la vejiga, bien pinchándola directamente.

Sea como sea, de la muestra conseguida se hará una tira que nos permitirá conocer datos importantes como su densidad, su pH, la presencia de sangre o de infección. A la hora de determinar la existencia de cálculos renales en nuestro perro la técnica diagnóstica más importante va a ser la ecografía abdominal o la radiografía. Se realiza previa depilación de la zona y nos permitirá observar el sistema urinario. Los cálculos renales se verán como manchas blancas.

Tipos de cálculos renales en perros

Los tipos de cálculos renales que vamos a poder distinguir en perros serán los siguientes:

  • Estruvita (fosfato de amonio y magnesio): se forman en una orina alcalina y normalmente están precedidos de una infección de orina. Se pueden disolver con una dieta específica.
  • Ácido úrico: aparecen en una orina ácida y normalmente se asocian a alteraciones hereditarias del metabolismo del urato. Es típico de dálmatas. Estos cristales pueden disolverse alimentando al perro con una dieta específica y con medicación.
  • Oxalato cálcico, cistina y sílice (estos últimos son más raros): no suelen depender de infección de orina previa. Los de cistina pueden disolverse con dieta y medicación, pero no los de oxalato y sílice.

Tratamiento para los cálculos renales en perros

El tratamiento de los cálculos renales en los perros va a depender de la sintomatología que estos desencadenen, donde, como vimos, hay que tener en cuenta tanto su tamaño como su situación en el sistema urinario. Básicamente es posible tratar los cálculos de las siguientes formas:

  • Dieta y, generalmente, antibiótico. El objetivo es deshacer los cálculos, favorecer su expulsión y evitar infecciones. En la actualidad se pueden encontrar en el mercado piensos y latas específicamente formulados para este objetivo. Unas semanas o unos meses de alimentación con estos piensos suele resultar suficiente para solventar el problema.
  • Cirugía para los casos más graves con cálculos de gran tamaño que no van a poder expulsarse fácilmente o que están provocando un gran perjuicio, como puede ser una obstrucción. También para los que no es posible disolver o hay que extraer de inmediato.

Hay que saber que es posible que los cálculos vuelvan a producirse.

Este artículo es meramente informativo, en ExpertoAnimal.com no tenemos facultad para recetar tratamientos veterinarios ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a que lleves a tu mascota al veterinario en el caso de que presente cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Cálculos renales en perros - Síntomas y tratamiento, te recomendamos que entres en nuestra sección de Otros problemas de salud.