Cáncer de piel en gatos - Síntomas y tratamiento

Cáncer de piel en gatos - Síntomas y tratamiento

Es habitual que los cuidadores se asusten cuando detectan un bulto en cualquier parte del cuerpo del gato. Algunos lo ignoran por miedo a que se trate de algún tipo de cáncer de piel en gatos, pero lo cierto es que no todos los bultos son sinónimo de cáncer y, en cualquier caso, pueden ser curables, para lo que es básico la detección y un tratamiento instaurado lo antes posible.

En este artículo de ExpertoAnimal hablamos del cáncer de piel en gatos y explicamos por qué acudir al veterinario si percibimos cualquier alteración cutánea.

Tipos de tumores en gatos

La detección de bultos en gatos es un motivo de preocupación para cualquier cuidador. No todas las masas que palpemos van a ser tumores, también existen abscesos o ganglios inflamados. Pero todas tienen que ser examinadas por el veterinario, precisamente para poder obtener un diagnóstico. Estudiando las células presentes en el bulto es posible saber, con seguridad, de qué se trata. Este examen citológico también nos da información sobre si el cáncer de piel en el gato es benigno o maligno. Pueden extraerse células por aspiración con aguja fina o retirar el bulto y enviar una muestra al laboratorio.

Los gatos de color blanco y los mayores de ocho años son los que tienen más posibilidades de desarrollar cáncer de piel. Por ejemplo, el carcinoma en la nariz del gato o en sus orejas es más común en los gatos de color blanco. Se denomina carcinoma de células escamosas, se relaciona con la luz solar a la que este tipo de gatos está más expuesto y es el tipo de cáncer de piel en gatos más habitual.

Así mismo, los tumores cutáneos en gatos no son los únicos que pueden aparecer, por lo que también pueden padecer otros tipos de cáncer como el linfoma o el carcinoma mamario. Para más información al respecto, recomendamos consultar el artículo sobre Cáncer en gatos - Tipos, síntomas y tratamiento.

Síntomas de cáncer de piel en gatos

Las lesiones en el cuerpo de nuestro gato deben ponernos sobre aviso, ya que podría tratarse de cáncer. Así, podemos palpar u observar masas que crecen con mayor o menor velocidad. Algunas están bien delimitadas, mientras que otras no poseen unos límites bien definidos. Pueden ulcerarse, con lo que apreciaremos heridas en su superficie que llegan a sangrar y, a veces, desprenden mal olor. En ocasiones. los ganglios linfáticos más próximos están inflamados.

Por otro lado, a veces, las neoplasias cutáneas no se ven como bultos, sino que se presentan como picor o enrojecimiento, escamas y costras, que en algunos casos apreciaremos como manchas marrones en la piel del gato. Por último, las verrugas en gatos suelen corresponderse con tumores benignos, aunque siempre debemos acudir al veterinario para que las valore.

Si observas cualquiera de estos síntomas de cáncer de piel en gatos, no dudes en acudir rápidamente a tu clínica veterinaria de confianza para realizar las pruebas mencionadas anteriormente.

Imagen: ateuves.es

¿Cómo detectar el cáncer de piel en gatos?

Antes de iniciar el tratamiento es fundamental conseguir un diagnóstico que nos diga ante qué tipo de cáncer de piel estamos. Además de citología o biopsia, el veterinario puede realizar analíticas de sangre, radio o ecografías. Estas pruebas dan información sobre el estado general del gato y permiten saber si existe o no metástasis, es decir, si el cáncer se ha extendido a otras partes del cuerpo o se encuentra localizado.

De todos estos datos depende el tratamiento, el pronóstico y la posibilidad de que surjan recidivas, es decir, que el cáncer vuelva a aparecer.

¿Cómo curar el cáncer de piel en gatos? - Tratamiento

Dependiendo de cada cáncer, algunos pueden curarse con la extracción quirúrgica, pero el gato será sometido a un seguimiento veterinario regular por si se reprodujese. La quimioterapia es el tratamiento de elección en otros casos. También se barajan los denominados tratamientos antiangiogénicos, que consisten en evitar que el tumor desarrolle nuevos vasos sanguíneos, con lo que se le reduce el aporte de nutrientes y, por consiguiente, su progresión.

Para curar el cáncer de piel de en gatos pueden combinarse varios tratamientos. En cualquier caso, siempre se considera que el pronóstico es reservado. En este punto es interesante tener en cuenta que lo principal es la calidad de vida con la que mantengamos a nuestro gato, más que la cantidad de años que viva.

¿El cáncer de piel en gatos es contagioso?

El cáncer es un proceso que se desarrolla debido a múltiples factores de carácter individual. Las células se reproducen a lo largo de toda la vida del gato, lo que sucede en el cáncer es que se produce un sobrecrecimiento celular que acaba por formar masas y desplazar a las células normales. Por lo tanto, el desarrollo del cáncer no puede ser contagiado a otros animales o personas.

Este artículo es meramente informativo, en ExpertoAnimal.com no tenemos facultad para recetar tratamientos veterinarios ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a que lleves a tu mascota al veterinario en el caso de que presente cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Cáncer de piel en gatos - Síntomas y tratamiento, te recomendamos que entres en nuestra sección de Problemas de la piel.

Bibliografía
  • Machicote, Gustavo. (2017). Los tumores cutáneos. Revista Ateuves nº 67. pp. 20-24.