Características de los gatos negros

Características de los gatos negros

Si bien los gatos negros han sido víctimas de una mala reputación durante siglos, en la actualidad ya casi nadie los tiene estigmatizados y hoy en día gozan de una buena fama en muchos hogares gracias a que son mininos con un carácter misterioso y una personalidad muy especial.

Las características de los gatos negros no son pocas y en este artículo de ExpertoAnimal vais a poder descubrirlas, no sin antes tener un poco más de información sobre la creencia generalizada de por qué los gatos negros se asocian a la mala suerte. Tan extendida está esta leyenda que estos felinos son los menos demandados a la hora de adoptar un gato sin ningún motivo contrastable.

Tanto si ya tienes un gato negro como si estás interesado en adoptar uno, no seas supersticioso y anímate a leer todas las buenas virtudes y características de los gatos negros. Así te darás cuenta de lo especiales que son y como les encanta recibir cariño y amor, como a todos los seres vivos.

Los gatos negros a lo largo de la historia

La creencia de que los gatos negros traen mala suerte es fruto de una mala y duradera reputación que estos animales han sufrido durante siglos. Allá por la Edad Media, la religión se radicalizó y los humanos empezaron a acusar de brujería a todas aquellos mujeres que no seguían sus doctrinas, diciendo incluso que podían transformarse en estos felinos, los cuales eran demonizados y quemados en hogueras para protegerse de su supuesta magia negra. Por eso ver a un gato negro era casi como ver a una bruja, y de ahí la superstición de que traen mala suerte.

Esta leyenda se popularizó durante la época de la caza de brujas y ha ido disminuyendo a medida que han pasado los años pero desgraciadamente, aún mucha gente piensa que cruzarse con un gato negro les aportará algún tipo de negatividad.

Por suerte, en muchas otras épocas, los gatos negros eran sagrados y se consideraban por ejemplo, representaciones de la diosa gata egipcia Bastet del Antiguo Egipto, donde matarlos estaba castigado con la pena de muerte y eran momificados junto a sus dueños para reencarnarse en el más allá.

Asimismo, otras culturas como la escocesa siempre han considerado que tener un gato negro en casa les traería buena suerte, al igual que los antiguos marineros, que creían que tener un gato a bordo de su barco era señal de buena fortuna. O en la Inglaterra victoriana, que se creía que si unos novios recién casados se cruzaban con un gato negro este les proporcionaría prosperidad en su matrimonio.

Así pues, estos felinos han gozado de una muy buen fama durante siglos y de otra muy mala durante otro tantos, pero una vez conozcamos las verdaderas características de los gatos negros, nos daremos cuenta de que nuestra suerte no depende de ellos, sino de nosotros mismos.

Características de los gatos negros

Una de las características de los gatos negros que se ve a simple vista es su hermoso pelaje de este color. A pesar de las connotaciones negativas que representa, el color negro también está asociado con el misterio, la elegancia, la fidelidad, la fuerza pasiva, el infinito y el silencio.

A pesar de las supersticiones, los gatos negros son unos de los mininos más cariñosos y juguetones por lo que tienden a tener una relación muy estrecha con sus dueños y, cuando se les brinda cariño y amor son muy agradecidos. Les encanta dormir en tus pies cuando estás en la cama o tumbarse a tu lado en el sofá para estar calentitos y sentirse seguros a tu lado.

No podemos confirmar que se deba a todo lo que han sufrido a lo largo de la historia y lo lleven en su herencia genética pero estos felinos son muy intuitivos y desconfiados con las personas y con otro animales y, al menor signo de amenaza, tienden a salir huyendo para protegerse. También suelen ser tímidos al principio cuando se les presenta un desconocido pero una vez comprueban que no hay ningún peligro y saben que nunca les harás daño, se acercan cuidadosamente y tan dan la bienvenida como ningún otro pidiéndote caricias y mimos.

Además es importante saber que durante los periodos de celo, los gatos negros son muy activos sexualmente y tienen a ser muy ruidosos e hiperactivos, por lo que se recomienda esterilizarlos cuando sea posible y así evitar accidentes o que se escapen. En cambio, si no están en celo, los gatos negros tienden a ser animales tranquilos y mansos, con los que se puede convivir fácilmente.

En resumen, el carácter de los gatos negros es tranquilo, intuitivo, tímido y muy cariñoso.

Razas de gatos negros

Actualmente se conocen dos razas de gatos negros en el mundo que se diferencia por la forma de su cuerpo básicamente: el gato negro de raza común europea y el gato negro de raza Bombay.

Diferencia entre gato negro y bombay

Los orígenes de los felinos negros de raza común europea son desconocidos, pero normalmente tienen un cuerpo atlético y no son completamente negros, sino que tienen algunos pelos de color blanco en su pelaje.

En cambio, los gatos negros de raza Bombay surgieron en la década de los 50 en Estados Unidos, más concretamente en Kentucky, cuando una criadora llamana N. Horner cruzó gatos de raza Burmés de color marrón con gatos de raza american shorthair de color negro. Estos gatos tienden a ser más gruesos que los europeos comunes y con las facciones de la cara más parecidas a los american shorthair.

Aún así, ambas razas de gatos negros son muy parecidas físicamente y tienen una personalidad y un carácter similar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Características de los gatos negros, te recomendamos que entres en nuestra sección de Curiosidades del mundo animal.