Compartir

¿Cómo acostumbrar a un perro al transportín?

 
Mercè Garcia
Editora de ExpertoAnimal
¿Cómo acostumbrar a un perro al transportín?

Ver fichas de Perros

Acostumbrar a un perro al transportín es un proceso relativamente sencillo y muy útil a la hora de viajar con un perro en coche, avión u otros medios de transporte. Al margen de ser el medio de transporte más seguro, el uso del transportín es indicado también en otros casos, como cuando el perro padece miedos.

Descubre en este artículo de ExpertoAnimal cómo acostumbrar a un perro al transportín, pautas básicas que debes seguir y otros usos que puedes darle. ¡Sigue leyendo!

¿Cuánto tiempo puede estar un perro en un transportín?

El transportín es una herramienta ideal para transportar a un perro, no obstante, a la hora de dejar el perro en una jaula, excedernos en el tiempo puede afectar al bienestar animal, provocando estrés y ansiedad. Por ello, es importante saber cuántas horas puede estar un perro en una jaula.

Un perro adulto debería estar en un transportín entre 2 y 3 horas como máximo. Pasado este tiempo, sería fundamental dejarle salir para orinar, beber agua o estirar las patas al menos 15 minutos. Por otro lado, un cachorro no debería pasar más de 2 horas encerrado en un transportín sin contacto social y supervisión.

¿Cómo acostumbrar a un perro al transportín? - ¿Cuánto tiempo puede estar un perro en un transportín?

Asociando el transportín positivamente

A continuación te mostraremos un sencillo paso a paso para que aprendas cómo acostumbrar a un perro al transportín mediante el uso del refuerzo positivo. Ten a mano golosinas o snacks para perros, te resultarán muy útiles:

  1. Para empezar desmontaremos el transportín y lo situaremos en un lugar amplio de la casa, como puede ser el salón. Podemos dejarlo allí de forma permanente, hasta que terminemos la educación, o bien podemos retirarlo y ponerlo cada vez que queramos trabajar. Nuestra recomendación es que lo dejes allí de forma permanente.
  2. Dejaremos que el perro olisquee el transportín y en ningún caso le forzaremos a entrar. El objetivo es que el perro entre dentro por sí mismo.
  3. Debemos procurar que el transportín sea un lugar cómodo y confortable, para lograrlo puedes colocar un cojín, una mantita o algo similar. También puedes utilizar feromonas sintéticas para perros, muy positivo en canes nerviosos o que padecen ansiedad.
  4. Cada vez que el perro se acerque a olisquear el transportín le premiaremos con una golosina, de esta forma nuestro mejor amigo comprenderá que acercarse a ese objeto conlleva una recompensa.
  5. Si el perro no parece interesado en entrar en el transportín vamos a realizar un sembrado (esparciremos snacks cerca del transportín) e incluso dejaremos dentro algunas golosinas. Si no parece interesado en estos premios prueba a utilizar otros de más valor, como pedacitos de pollo cocido.
  6. Cada vez que el perro entre en el transportín le reforzaremos también con la voz. Un "muy bien" puede ser suficiente para que empiece a asociar positivamente esta herramienta de transporte.
  7. Más adelante, cuando el perro entre en el transportín con asiduidad, podemos dejar dentro juguetes o snacks de larga duración, como un hueso crudo carnoso. También montaremos el transportín para que se acostumbre a toda la estructura.
  8. Durante todo el proceso no olvides reforzar con la voz, premios y caricias.
  9. Una vez el perro empiece a pasar más tiempo dentro del transportín, empezaremos a trabajar con la puerta: la abriremos y cerraremos mientras le premiamos. Este paso debe durar algunos días hasta que lo cerremos de forma definitiva.
  10. Una vez el perro no tenga problemas con la apertura de la puerta, vamos a encerrarlo durante un corto espacio de tiempo, por ejemplo uno o dos minutos. Podemos dejar dentro premios para distraerle y que siga asociando el proceso de forma positiva.
  11. Ahora solamente es cuestión de ir ampliando el tiempo progresivamente.

Si observas que tu perro intenta salir del transportín es que has ido demasiado rápido. Vuelve al punto anterior y recuerda que se trata de un proceso largo, que puede durar entre una y tres semanas.

Distintos usos del transportín para perros

Al margen de ser útil a la hora de viajar, el transportín también puede ser indicado en otras circunstancias. Por ejemplo, podemos utilizar el transportín del perro como una cama cuando realicemos viajes.

Además, si el perro padece miedo a los cohetes, por ejemplo, y tiene el transportín bien asociado, preferirá quedarse allí dentro antes que esconderse en una habitación sin un refugio que le haga sentir confortable. En este caso el transportín puede ser utilizado como un "nido" para que el perro se refugie siempre que tenga miedo. Eso sí, nunca debes encerrarle allí, la puerta debe permanecer siempre abierta, en caso contrario los niveles de ansiedad, estrés y miedo se podrían disparar.

También puede ser interesante el uso del transportín en perros que padecen ansiedad por separación y es que los perros que padecen este trastorno pueden encontrar en la jaula un lugar confortable en el que refugiarse. En este caso tampoco es indicado cerrar la jaula, debe ser utilizada únicamente como herramienta en positivo.

¿Cómo acostumbrar a un perro al transportín? - Distintos usos del transportín para perros

¿Cuál es el mejor transportín para perros?

Lo ideal, especialmente en caso de viaje, es optar por un transportín duro y resistente, que no se pueda romper o desmontar en caso de accidente. Los más utilizados son los transportines de plástico rígido, más económicos, pero también podemos encontrar en el mercado transportines de aluminio, mucho más seguros pero también más caros.

Si deseas leer más artículos parecidos a ¿Cómo acostumbrar a un perro al transportín?, te recomendamos que entres en nuestra sección de Educación básica.

Escribir comentario sobre ¿Cómo acostumbrar a un perro al transportín?

Añade una imagen
Haz clic para adjuntar una foto relacionada con tu comentario
¿Qué te ha parecido el artículo?

¿Cómo acostumbrar a un perro al transportín?
1 de 3
¿Cómo acostumbrar a un perro al transportín?

Volver arriba