Compartir

¿Cómo cuidar a tu gato en invierno?

Por Eduarda Piamore, Técnica en psicología, educación y adiestramiento canino y felino. 22 noviembre 2018
¿Cómo cuidar a tu gato en invierno?

Ver fichas de Gatos

Si compartes tu hogar con uno o varios felinos, ya debes saber que el frío no suele ser de su agrado. Los gatos sienten el frío al igual que nosotros, y suelen ser bastante sensibles a los cambios bruscos de temperatura, por lo cual se adaptan mejor a los climas más cálidos. Pero más allá de las preferencias de cada felino, las bajas temperaturas pueden provocar numerosas complicaciones para la salud, desde un simple resfriado hasta el riesgo de una hipotermia.

Es crucial adoptar ciertas medidas preventivas para ofrecer una óptima calidad de vida a nuestros felinos, priorizando siempre su bienestar. Pensando en ello, hemos elaborado este artículo en ExpertoAnimal, donde te mostraremos algunos consejos para que sepas cómo cuidar a tu gato en invierno.

También te puede interesar: ¿Cómo cuidar a un perro en invierno?

1. Medicina preventiva: verifica la salud de tu gato antes del invierno

Como siempre recordamos en nuestros artículos, todos los gatos necesitan recibir una adecuada medicina preventiva a lo largo de toda su vida. Ello incluye, no solo llevarlo al veterinario cada 6 meses y respetar su cartilla de vacunas y desparasitaciones, sino también brindarle una nutrición completa y equilibrada, un ambiente seguro, y la debida estimulación física y mental.

Algunas semanas antes de la llegada del invierno, puedes llevar tu felino a la clínica veterinaria para revisar su estado de salud y actualizar sus vacunas (si fuese necesario). El veterinario también podrá orientarte sobre la mejor manera de fortalecer el sistema inmunológico de tu gato, para mejorar su resistencia física, reforzar las defensas naturales de su organismo y prevenir de forma adecuada la aparición de patologías asociadas.

¿Cómo cuidar a tu gato en invierno? - 1. Medicina preventiva: verifica la salud de tu gato antes del invierno

2. Nutrición equilibrada: presta especial atención a la alimentación de tu gato en invierno

La alimentación del gato es un aspecto clave para un estado de salud óptimo durante todo el año. Sin embargo, con la llegada del invierno, debemos prestar especial atención a la nutrición de nuestros felino, ya que necesitarán más energía para conservar su temperatura corporal. Además, una nutrición completa y equilibrada es esencial para que tu felino esté fuerte y sano a nivel físico y cognitivo.

Los gatos cachorros y ancianos necesitarán especial cuidado, ya que su cuerpo es más frágil y sensible a las bajas temperaturas. Por ello, es muy importante que consultes al veterinario la mejor nutrición para tu felino en invierno, considerando su edad, tamaño, estado de salud y otras necesidades específicas de su organismo. También podrás consultar con el veterinario la incorporación de algunos suplementos naturales y vitaminas para fortalecer el sistema inmunológico de tu gato.

En general, los gatos suelen reducir el consumo de agua durante el invierno, por lo cual debemos estar atentos, para asegurarnos de que nuestro minino beba agua y evitar así un cuadro de deshidratación. Si jugamos con nuestro gato y le ofrecemos un ambiente enriquecido para su cuerpo y mente, es más probable que él consuma líquidos tras ejercitarse. Pero si tu felino no demuestra mucho interés por beber agua, puedes incorporar comida húmeda a su dieta para aportarle líquidos.

Descubre en este vídeo cómo elaborar comida húmeda casera para tu gato:

3. Casetas para gatos: construye un refugio ideal para los gatos en el exterior

Las casetas para gatos son refugios excepcionales para evitar que los gatos con acceso al exterior se expongan a la intemperie. Además, es una excelente idea dejar una caseta extra en el exterior de nuestro hogar para ayudar a los gatos callejeros a abrigarse en los días más fríos o lluviosos de invierno, así como de los intensos rayos solares en verano. Si puedes, sería genial dejarles también un comedero con algo de alimento y un bebedero con agua limpia, para que puedan saciar un hambre y sed.

En las tiendas para mascotas, encontrarás diversos modelos de casetas para gatos. Sin embargo, puedes fabricar tú mismo un buen refugio exterior para tu felino, utilizando toda tu creatividad. En ExpertoAnimal, te enseñamos cómo hacer una casa para gatos de madera utilizando materiales reciclados y económicos.

Ya en el interior del hogar, te recomendamos contar con un escondite, nido o cama en forma de cueva donde tu minino pueda jugar, descansar y disfrutar sus siestas, sintiéndose seguro y calentito. Una caja de cartón con una buena manta y sus juguetes favoritos también pueden resultar un refugio divertido y económico para cuidar a tu gato en invierno.

Así mismo, será fundamental elegir la ubicación perfecta para el escondite de tu felino, evitando dejarlo cerca de puertas o ventajas por donde pueda entrar el viento frío, y dando preferencia a habitaciones con buena luminosidad para que tu gato pueda disfrutar el calor natural de los rayos solares.

Cuando llegue la hora de dormir, es probable que tu gato quiera dormir contigo no solo para aprovechar el calor de tu cuerpo, sino también para sentirse seguro y disfrutar tu compañía

4. Abrigos para gatos: ayuda a tu minino a conservar su temperatura corporal

Los abrigos para gatos son unos buenos aliados para ayudar a nuestros felinos a conservar su temperatura corporal y evitar los problemas de salud por la exposición al frío. En este sentido, vale la pena recordar que los gatos sin pelo suelen ser más sensible a las bajas temperaturas, ya que la ausencia del pelaje hace más difícil conservar el calor y lo deja más expuesto a las adversidades climáticas. Si has adoptado a un Sphynx o a otro tipo de gato "calvo", te recomendamos elegirle unos abrigos muy cómodos antes de la llegada del invierno.

A la hora de decidirte por los mejores abrigos para gatos, debemos prestar especial atención a los materiales utilizados en su fabricación. Lo ideal es que estén fabricados con materiales hipoalergénicos, para prevenir que nuestros felinos tengan reacciones alérgicas en la piel o en el tracto respiratorio. También se recomienda elegir prendas sin adornos o botones que puedan soltarse y terminar siendo ingeridos por nuestro gato.

Lógicamente, también necesitaremos conocer las medidas de nuestros felinos para elegir el abrigo ideal según su tamaño. Finalmente, recuerda que el bienestar y la comodidad de nuestros gatos siempre deben estar en primer lugar. Tu gato necesitará tiempo para habituarse a vestir este nuevo abrigo (especialmente si es la primera vez que prueba una prenda de este tipo). Pero si observas que tu minino no se muestra cómodo con su nuevo abrigo, lo mejor será quitárselo y respetar su voluntad.

¿Cómo cuidar a tu gato en invierno? - 4. Abrigos para gatos: ayuda a tu minino a conservar su temperatura corporal

5. Climatización: mantén temperaturas equilibradas en tu hogar

Uno de los cuidados esenciales de tu gato en invierno es evitar exponerlo a cambios bruscos de temperatura y condiciones ambientales desfavorables. Por ello, el interior del hogar será el lugar más seguro y protegido para nuestros felinos durante el invierno. Con la ayuda de la calefacción, podemos climatizar adecuadamente nuestra casa, manteniendo siempre temperaturas óptimas al bienestar de nuestros mininos. Pero es importante estar atento a la humedad del aire, ya que la sequedad excesiva también resulta perjudicial para el sistema respiratorio de nuestros gatos. Una forma sencilla de conservar una buena humedad promedio es pulverizar cada 4 o 5 horas un poco de agua en el ambiente, pero sin mojar al gato, su ambiente u objetos, o adquirir un humidificador.

Como ya hemos mencionado, también será muy útil tener preparada al menos una habitación con buena iluminación donde tu gato pueda disfrutar el calor del sol. Pero será esencial evitar la exposición excesiva a los rayos solares, controlando los horarios de exposición en horarios seguros (hasta las 10h o después de las 16h), para prevenir quemaduras y el riesgo de otras enfermedades más graves como el cáncer de piel.

Si tu gato está habituado a hacer paseos en el exterior, también necesitarás tener especial cuidado a la hora de evitar que se exponga a la intemperie. Durante el invierno, será mejor que tu minino pasee por las tardes, cuando las temperaturas son más amenas. Si hablamos de un día lluvioso o con nieve, lo ideal será jugar con nuestros felinos en casa para que puedan gastar energía y divertirse sin la necesidad de ir al exterior. En ExpertoAnimal, tenemos muchas ideas de juegos de inteligencia y actividades para cansar a tu gato sin salir de casa.

También recomendamos revisar a tu felino tras sus paseos para asegurarte de que no se haya mojado. Y si observas que su pelaje está húmedo, necesitarás secarlo muy bien con una toalla limpia. No utilices una almohadilla eléctrica, pues es peligroso poner en contacto la electricidad con los pelos mojados. Para brindarle calor, puedes envolverlo en una manta o toalla limpia y tenerlo en tus brazos aprovechando el calor de tu cuerpo, o dejarlo reposar en su escondite o nido.

Por último (y no menos importante), estate siempre atento al aspecto y al comportamiento de tu gato y no dudes en consultar rápidamente con el veterinario en caso de observar cualquier síntoma o conducta poco habitual.

¿Cómo cuidar a tu gato en invierno? - 5. Climatización: mantén temperaturas equilibradas en tu hogar

Si deseas leer más artículos parecidos a ¿Cómo cuidar a tu gato en invierno?, te recomendamos que entres en nuestra sección de Cuidados básicos.

Escribir comentario sobre ¿Cómo cuidar a tu gato en invierno?

Añade una imagen
Haz clic para adjuntar una foto relacionada con tu comentario
¿Qué te ha parecido el artículo?
2 comentarios
Su valoración:
Gimena
GENIAL
Su valoración:
agus_2202
en mi país esta empezando el calor pero me servira para el año que viene

¿Cómo cuidar a tu gato en invierno?
1 de 4
¿Cómo cuidar a tu gato en invierno?

Volver arriba