¿Cómo cuidar a un cachorro?

¿Cómo cuidar a un cachorro?

En este artículo de Expertoanimal, en colaboración con Barkibu, explicaremos lo que hay que saber si queremos ofrecer los mejores cuidados a perros cachorros, de forma que podamos atenderlos de la mejor manera posible una vez que llegan a nuestro hogar. En resumen, hablaremos sobre la alimentación, los utensilios necesarios y los cuidados veterinarios.

La adopción de un perro es una acción cargada de ilusión pero, también, de dudas. Por ello, a continuación repasaremos aspectos relativos a la salud, la higiene, la educación o qué accesorios son imprescindibles para cachorros y resolveremos todas las cuestiones para lograr una convivencia feliz. Sigue leyendo y descubre en esta completa guía cómo cuidar a un cachorro.

Accesorios que necesita un cachorro

En el mercado existen una multitud de productos para el cuidado de perros cachorros. Para tener nuestro hogar preparado antes de la llegada del nuevo miembro de la familia, a continuación presentamos una lista con los accesorios más importantes para cachorros:

  • Comederos y bebederos: los hay de todos los tamaños, colores e incluso formas. Debemos fijarnos en el material del que están hechos, pues los de plástico podrían producirles reacciones alérgicas, siendo los de cerámica, porcelana, barro y acero inoxidable los más recomendados. En cuanto a la forma, disponemos de comederos sencillos pero, también, de otros diseñados para perros que comen sin masticar, por ejemplo. Dado que hablamos de cachorros, recomendamos optar por un comedero sencillo y conocer a nuestro nuevo compañero para, así, valorar si será necesario adquirir otro tipo de cuenco o no. Conforme crezca, es aconsejable incorporar un elevador para que el can pueda comer en una posición mucho más cómoda.
  • Cama: los cachorros pasan casi todo el día durmiendo, por ello es fundamental adquirir una cama cómoda para que pueda descansar plácidamente. Al principio es normal que los cachorros muerdan y destruyan su cama, así que podemos optar por comenzar utilizando mantas o ropa vieja, lo que también les ayuda a familiarizarse con nuestro olor. Una vez superada la "fase destructiva" recomendamos una cama mullida, mejor con funda extraíble para un lavado más sencillo. También podemos hacernos con una manta o funda para proteger sofás o el coche. Y si llora por la noche, puedes consultar este artículo con nuestros consejos: "¿Qué hacer si mi cachorro llora por la noche?".
  • Paseo: para cuando nuestro cachorro pueda salir a la calle necesitaremos un collar o arnés, una correa y bolsas de pequeño tamaño para recoger sus deposiciones. Puesto que estará en fase de aprendizaje, es aconsejable optar por un arnés, preferiblemente antitirones, para evitar que el cachorro se lastime en caso de tirar de la correa o saltar. Así mismo, si el perro es friolero podemos comprarle un impermeable o abrigo para sus salidas. Esto también facilitará el secado al llegar a casa los días de lluvia.
  • Coche: si viajamos con nuestro cachorro debemos consultar la legislación de nuestro país para saber cómo llevarlo en el vehículo. Generalmente, necesitaremos un cinturón para coche o un trasportín, si el perro es pequeño. También sirve instalar una red que lo separe de la parte delantera.
  • Higiene: un cepillo y un champú son los básicos de este apartado. Podemos consultar con nuestro veterinario o peluquero canino para que nos recomiende los mejores para su tipo de pelo. También pueden ser útiles toallitas o espumas en seco para limpiezas puntuales, peines finos para detectar pulgas, cortaúñas y un cepillo de dientes.
  • Botiquín: con productos básicos para tratar emergencias como desinfectantes, termómetro, guantes desechables, gasas, pinzas, bozal, suero y el teléfono de las urgencias veterinarias más cercanas.
  • Juguetes: teniendo en cuenta las preferencias del perro, es bueno escoger juguetes mordedores debido a que se encontrará en pleno desarrollo y es totalmente normal que quiera morderlo todo.

Seguros de salud para cachorros

Los seguros de salud para perros nos ofrecen múltiples ventajas a la hora de hacer frente a los distintos costes veterinarios, como pueden ser las consultas, las vacunaciones, la realización de pruebas diagnósticas, los tratamientos u hospitalizaciones. Por ello, antes incluso de la primera visita al centro veterinario, puede ser interesante comparar las distintas aseguradoras, revisar sus coberturas y contratar el mejor seguro de salud para nuestro cachorro, ya que así podremos empezar a beneficiarnos de sus ventajas y ahorrarnos el precio de la primera consulta.

El Seguro de Salud para Animales de Barkibu es uno de los más completos y accesibles. Entre sus coberturas, destacan las siguientes:

  • Puedes acudir a la clínica veterinaria que quieras y la compañía se hará cargo del 80 % de los gastos.
  • En caso de contratar el seguro adicional de vacunas y consultas, el 100 % del importe de las consultas y las vacunas contra la rabia y la polivalente quedará cubierto.
  • Cubre hasta 3 000 euros anuales, que es el límite de gastos más alto del mercado.
  • Tiene el periodo de carencia más bajo del mercado, puesto que en caso de enfermedad es de 14 días, mientras que en caso de accidente es de 24 horas, por lo que entra en vigor ya al día siguiente a la contratación. En el Seguro de Vacunas y Consultas no existe dicho periodo, el seguro entra en vigor de forma inmediata.

Dos de los requisitos fundamentales a la hora de contratar cualquier seguro veterinario son la edad del perro y su estado de salud. Por ello, contratarlo cuando aún es cachorro es la mejor opción, no solo para asegurarnos de que no tendremos ningún problema para contratarlo, sino también para disfrutar de sus beneficios durante toda la vida del perro.

Alimentación del cachorro

Una correcta alimentación es fundamental para mantener la salud de nuestro cachorro. Actualmente disponemos de distintos tipos entre los que elegir, como son el pienso seco o semihúmedo, la comida húmeda o la comida natural, que podemos adquirir o preparar en casa. Elegir una u otra comida dependerá tanto de las condiciones específicas del cachorro como de nuestras propias necesidades. Eso sí, en cualquiera de los casos, es imprescindible escoger un alimento de calidad, con ingredientes naturales y equilibrados para cubrir las necesidades nutricionales del pequeño. Para más detalles, consulta este post: "¿Qué comen los cachorros?".

Dentro de la alimentación podemos incluir, también, los premios, muy útiles a la hora de educar y adiestrar a nuestro cachorro. Nuevamente, estos premios deben ser de calidad y elaborados con ingredientes naturales para favorecer su salud. En el mercado encontramos premios de todo tipo, desde semihúmedos hasta deshidratados, por lo que tendremos que fijarnos en las preferencias de nuestro perrito.

Primera visita del cachorro al centro veterinario

Una vez que tenemos nuestro hogar preparado, lo primero que debemos hacer al adoptar un cachorro es acudir al centro veterinario. Aunque al perro nos lo entreguen con su cartilla al día, es conveniente realizar esta visita para resolver dudas y abrirle ficha en la clínica. El veterinario es un pilar básico en los cuidados de perros cachorros. De esta forma, si te preguntas cuándo debe ser la primera visita de un cachorro al veterinario, la respuesta es en cuanto llegue a nuestro hogar.

Para esta primera visita, busquemos un profesional de confianza, ya que es preferible contar con referencias directas de su trabajo. Además, este profesional puede confirmarnos la edad del perro. Recordemos que, si es posible, no debemos separarlo de su familia antes de que cumpla 8 o 10 semanas.

También puede comprobar su estado general, ver si tiene parásitos, vacunarlo y darnos recomendaciones sobre cuidados y alimentación. Además, podemos marcar una fecha aproximada para la esterilización, cirugía recomendada por sus beneficios para la salud y, también, para controlar la superpoblación canina, que se salda con miles de animales abandonados y sacrificados cada año.

Desparasitación del cachorro

Siguiendo con los cuidados de perros cachorros, no puede faltar la desparasitación interna y externa, pues los perros pueden verse infectados por parásitos como pulgas o gusanos intestinales. Aunque por lo general en infestaciones leves las parasitosis no revisten gravedad, en cachorros, ancianos o animales enfermos pueden darse complicaciones como la anemia. Además, siempre hay que tratarlos porque pueden infectar a otros animales y al ser humano. Por eso es importante prevenir, desparasitar desde las primeras semanas de vida y mantener esta desparasitación todos los meses. El veterinario nos aconsejará los productos más adecuados para nuestro cachorro.

En general, la desparasitación interna puede empezar a realizarse a partir de los 15 días de vida, mientras que la externa debe iniciarse a partir de las 8 semanas. Nuevamente, el especialista será quien fije el mejor momento en función del producto y quien determine cada cuánto desparasitarlo tras la primera dosis.

Primeras vacunas de un cachorro

Otro de los básicos que debemos tener en cuenta a la hora de cuidar a un cachorro es la vacunación, que se inicia hacia las 8 semanas de vida y, desde entonces, se repite de manera anual. Aunque no es obligatoria en todos los países, se recomienda vacunar contra la rabia. El veterinario anota las vacunas y la fecha de la siguiente vacunación en la cartilla o pasaporte del animal.

Durante los primeros meses de vida, las vacunas se administran en varias dosis seguidas. Hasta que ese período vacunal no concluya, no es conveniente que saquemos al cachorro a pasear, pues no tiene todavía la inmunidad desarrollada y podría contraer enfermedades graves. En caso de querer hacerlo para poder iniciar su periodo de socialización, los expertos recomiendan llevar al pequeño en brazos para que pueda empezar a habituarse a los sonidos, olores y presencias de personas y animales sin correr ningún riesgo. Además, debes saber que cada vez más son populares las clases para cachorros, destinadas precisamente a la socialización de los pequeños sin ningún peligro.

Por otro lado, hay países en los que todos los perros deben identificarse con un dispositivo denominado microchip, como es el caso de España, que se pone como una inyección subcutánea y permite localizar al cuidador del perro simplemente pasándole un lector. Es importante informarse sobre la legislación en nuestro país.

Socialización y primeros paseos del cachorro

Como decíamos, hasta que no se haya completado el calendario de vacunas de nuestro cachorro no podremos pasearlo con correa. Mientras tanto, es conveniente que, en casa, le presentemos tanto el arnés como la correa para que empiece a habituarse y no le resulten accesorios extraños durante los primeros paseos. Para ello, al principio simplemente dejaremos que los huelan y premiaremos. Poco a poco, podremos colocarle el arnés y permitir que lo lleve durante periodos de tiempo más o menos largos en casa. Cuando observemos que se siente cómodo, podremos colocar la correa y simular que paseamos por dentro de nuestro hogar.

Durante los primeros paseos será fundamental que permitamos que el cachorro explore y se relacione, ya que debemos fomentar su socialización. Sin duda, la relación con otros animales, personas y distintos entornos, así como olisquear, caminar y hacer ejercicio en el exterior, son de los cuidados de un cachorro más importantes. Para ello, recomendamos estos artículos:

  • Consejos para pasear a un cachorro por primera vez
  • ¿Cómo socializar a un cachorro?

Cuidados de higiene de un cachorro

En el apartado de accesorios hemos mencionado el cepillo, el champú, el cortaúñas y el cepillo de dientes, puesto que cuidar la higiene del cachorro es imprescindible para evitar el desarrollo de problemas y enfermedades en un futuro, como pueden ser la enfermedad periodontal, caries, problemas en las patas o problemas de piel. Así pues, deberemos adquirir un cepillo adecuado al tipo de pelo de nuestro perro y empezar a acostumbrar al cachorro a los cepillados de forma progresiva, permitiendo primero que olisquee el cepillo y, poco a poco, pasando a cepillar su manto, siempre premiando para que relacione la actividad con estímulos positivos. Estos mismos pasos son aplicables al cortaúñas y al cepillo de dientes. Así mismo, recomendamos manipular las patitas del pequeño desde el primer día, así como sus dientes, para garantizar que no se molesta cuando necesitemos cortarle las uñas o lavar su dentadura.

En cuanto al baño, no existe un periodo de tiempo definido, puesto que lo más aconsejable es bañar a nuestro cachorro y perro adulto cuando lo necesite.

Educación del cachorro

Entre los cuidados de perros cachorros debemos añadir una educación básica que incluya enseñarles a hacer sus necesidades en la calle, pasear sin tirar, sentarse, relacionarse con otros animales, no saltar sobre las personas o no comer lo que se encuentren. Las clases para cachorros son cada vez más habituales y constituyen una buena herramienta para enseñar, resolver dudas con profesionales y desarrollar el vínculo con nuestro cachorro.

Por supuesto, la educación del cachorro debe basarse siempre en el refuerzo positivo, ya que así el animal se siente motivado para seguir aprendiendo e interioriza mucho mejor los actos. Cabe resaltar que el adiestramiento no solo nos permite mejorar la convivencia, sino que también es un tipo de estimulación mental y física, algo imprescindible para su correcto desarrollo. No te pierdas nuestros consejos sobre Cómo educar a un cachorro y ponlos en práctica con tu nuevo amigo.

Si has adoptado a un cachorro sin sus vacunas y, por tanto, todavía no puede salir a la calle, entonces deberás enseñarle a hacer sus necesidades en un lugar específico del hogar. Para ello, recomendamos este artículo: "¿Cómo enseñar a un cachorro a hacer sus necesidades en el empapador?".

Ejercicio que debe hacer un cachorro

En relación con lo anterior, el ejercicio también es clave a la hora de cuidar cachorros, ya que necesitan canalizar toda la energía acumulada de manera positiva para todos. Para ello, debemos dedicar horas de juego dentro y fuera del hogar, y dejar que corran, pero sin excedernos para evitar problemas articulares. Recordemos que son animales en crecimiento y un exceso de ejercicio puede ser muy perjudicial para su salud.

Entonces, ¿cuánto tiempo de ejercicio necesita un cachorro? En general, se recomienda realizar dos paseos diarios de 20-40 minutos cada uno, en los que se incorporen momentos relajados y ratos más activos. No obstante, es importante resaltar que cada cachorro es un mundo y que no necesita el mismo tipo de ejercicio un perro de raza pequeña que uno de raza más grande. Por ello, en el siguiente artículo ampliamos esta información: "¿Cuánto ejercicio debe hacer un cachorro?".

¿Cuánta atención necesita un cachorro?

¡Toda la que puedas darle! Un cachorro necesita mucha atención, esto es una realidad que muchas personas no contemplan a la hora de adoptar a un perro. Por ello, recomendamos medir muy bien el tiempo del que se dispone, calcular los gastos que supondrá mantener al animal y, entonces, decidir si se cumplen las condiciones óptimas para garantizar la mejor calidad de vida.

Un cachorro desatendido probablemente desarrollará problemas de conducta que se agravarán durante la etapa adulta, tales como estereotipias debido al estrés o al aburrimiento, protección de recursos por no haber aprendido a compartirlos, destrucción del mobiliario por no haber tenido un guía que le dijera qué está bien y qué está mal o agresividad en el peor de los casos.

Por todo lo mencionado, ofrece a tu nuevo amigo todo tu cariño, emplea el refuerzo positivo, aprende a cuidar a tu cachorro correctamente y disfrutarás de un fiel compañero durante muchos años.

Si deseas leer más artículos parecidos a ¿Cómo cuidar a un cachorro?, te recomendamos que entres en nuestra sección de Cuidados básicos.