Compartir

Cómo cuidar a un gato epiléptico

 
Por Miriam Arana, Auxiliar técnico veterinario especializada en homeopatía. 9 marzo 2017
Cómo cuidar a un gato epiléptico

Ver fichas de Gatos

La epilepsia no es una enfermedad exclusiva del ser humano, también la sufren perros y gatos, siendo en estos pequeños felinos mucho más común de lo que inicialmente pudiéramos pensar, lo que obedece a numerosas causas que van desde la herencia genética hasta diversos problemas físicos.

Los síntomas de la epilepsia en gatos son muy similares a los que podría experimentar un humano, y aunque el más característico sea la convulsión, en el felino podemos observar también otras señales que nos preparan para brindarle la asistencia necesaria.

Si bien es cierto que un felino que presente esta enfermedad necesitará de forma imprescindible diversas atenciones veterinarias, también existen ciertas recomendaciones que debemos adoptar en casa. En este artículo de Experto Animal te mostramos cómo cuidar a un gato epiléptico para poder ofrecerle así la mejor calidad de vida posible.

También te puede interesar: Cuidar a un gato con hepatitis

Reconociendo los síntomas de la epilepsia en gatos

La epilepsia en gatos es una enfermedad que se hace evidente cuando nuestra mascota sufre una convulsión espontánea, no obstante, para estar preparados para brindarle toda la ayuda necesaria, podemos reconocer otros síntomas más sutiles pero que a su vez nos indican que es muy posible que en breve se produzca una convulsión. Estos síntomas son los siguientes:

  • Nerviosismo
  • Rigidez muscular
  • Pérdida del equilibrio
  • Dificultad para caminar
  • Hiperventilación
  • Salivación excesiva
  • Pérdida del control de esfínteres
  • Dificultad para comer y beber

Lo que no debes hacer durante una convulsión epiléptica

A pesar de que existe tratamiento farmacológico indicado para la epilepsia en felinos, el mismo deberá ser regulado de forma periódica por el veterinario y a pesar de ello es posible que aún así nuestro gato experimente una crisis epiléptica. Veamos cuáles son aquellos errores que debemos evitar mientras que el gato está sufriendo una convulsión:

  • Intentar darle algún tipo de comida o bebida: Generalmente durante la convulsión existe también pérdida de conciencia y por lo tanto el gato podría asfixiarse. Durante estos momentos no necesita ingerir absolutamente nada.
  • Taparlo con una manta: El gato no tiene ningún tipo de conciencia acerca de sus movimientos y taparlo con una manta no es una buena idea ya que podría llegar a hacerse daño e incluso sufrir asfixia.
  • Sujetarle la cabeza: Por nuestra parte esta es una reacción muy instintiva, no obstante, se trata de un grave error, ya que si le sujetamos la cabeza a nuestra gato mientras todo su cuerpo se mueve de forma involuntaria y brusca existe riesgo de que el cuello se fracture.
Cómo cuidar a un gato epiléptico - Lo que no debes hacer durante una convulsión epiléptica

Consejos para cuidar a un gato epiléptico

En ocasiones no es posible evitar una convulsión, por lo tanto, lo que podemos hacer para que un gato epiléptico esté bien cuidado es vigilar nuestro entorno para que sea seguro en cualquier circunstancia. Aquellas pautas que deberíamos tener en cuenta son las siguientes:

  • No coloques en las zonas que normalmente habita tu gato ningún objeto que pudiera resultar peligroso durante una crisis epiléptica.
  • Procura que tu gato se mantenga alejado de las escaleras, al menos cuando tú no puedas supervisarlo. También es posible colocar redes en todos aquellos lugares que podrían entrañar un gran peligro para un gato inconsciente y con fuertes espasmos musculares.
  • Mantén las ventanas cerradas siempre que no puedas supervisar a tu gato, ya que ante una ventana abierta una convulsión podría resultar mortal.
  • Coloca una camita o cojín mullido en aquellas zonas donde suela descansar tu gato, de esta forma, si se da una crisis epiléptica existirá un menor riesgo de lesión física.
  • En el momento del ataque evita los estímulos del entorno que puedan empeorar la situación como la televisión o las luces directas hacia el gato.
  • Elige una alimentación de calidad específica para su edad y actividad física. Recuerda que la alimentación es fundamental para un buen estado de salud y para que el cuerpo tenga la energía suficiente en todo momento.
  • Puedes consultar con tu veterinario la posibilidad de utilizar feromonas sintéticas con tu gato, complementos que pueden mejorar su bienestar dentro de casa, bajando así sus niveles de estrés y fomentando la tranquilidad.

La esperanza de vida de un gato con epilepsia se mantiene alrededor de los 20 años, aunque para alcanzar tal longevidad son muchos los cuidados que debemos brindarle a nuestra mascota. En el caso de que las convulsiones se den de forma muy frecuente será necesario acudir al veterinario para que valore el estado de tu gato y ajuste la medicación si así fuera necesario.

Cómo cuidar a un gato epiléptico - Consejos para cuidar a un gato epiléptico

Este artículo es meramente informativo, en ExpertoAnimal.com no tenemos facultad para recetar tratamientos veterinarios ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a que lleves a tu mascota al veterinario en el caso de que presente cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo cuidar a un gato epiléptico, te recomendamos que entres en nuestra sección de Otros problemas de salud.

Escribir comentario sobre Cómo cuidar a un gato epiléptico

Añade una imagen
Haz clic para adjuntar una foto relacionada con tu comentario
¿Qué te ha parecido el artículo?

Cómo cuidar a un gato epiléptico
1 de 3
Cómo cuidar a un gato epiléptico

Volver arriba