Cómo elegir un perro en la perrera

Cómo elegir un perro en la perrera

Si estás planteándote adoptar a un perro de una perrera te damos la enhorabuena, estarás salvando una vida y tu nuevo amigo te lo agradecerá intensamente. Sin embargo, puede que aún estés indeciso y te surjan muchas dudas al respecto, ¿encajará el nuevo miembro en la familia? ¿Se adaptará a su nueva vida? ¿Seré capaz de aportarle todo lo que necesita para ser feliz? Elegir un perro en la perrera puede llegar a ser una tarea complicada, hay que pensar que será nuestro compañero durante algunos años, por lo que debemos reflexionar bien sobre la elección.

Lo primero que debemos tener en cuenta es si tenemos el tiempo suficiente para dedicarle a nuestro nuevo amigo. Un perro necesita salir por lo menos tres veces al día y, al menos, uno de esos paseos debe ser suficientemente largo para que descargue su energía. Además, piensa que durante los años que compartáis vuestra tiempo, pueden surgir cambios en tu forma de vida y no puedes dejarlo atrás. A cambio, él te brindará todo el amor, el cariño incondicional y la compañía que solo un perro puede darte.

Si estás decidido a acoger a un nuevo compañero de vida, sigue leyendo este artículo de Expertoanimal en el que te damos consejos sobre cómo elegir un perro en la perrera.

¿Qué tipo de perro elegir?

Antes de llegar a la perrera debemos plantearnos si estamos buscando un cachorro o un perro adulto. Si tenemos tiempo suficiente y paciencia para adiestrar a un bebé, podremos acoger a un cachorro, pero debemos saber que hasta los tres años los perros son más nerviosos y pueden generar más caos debido a su edad. Es normal que hasta ese momento tiendan a morder manos y objetos de todo tipo, por lo que una supervisión regular será lo más apropiado.

Mientras, los perros adultos y ancianos suelen estar más calmados y, además, necesitan urgentemente una familia, ya que la mayoría de personas prefiere adoptar a perros de corta edad. Escojas al que escojas, si lo educas bien te van a querer por igual, ya que los perros son animales muy agradecidos.

Lo siguiente que debemos plantearnos es la energía que queremos que tenga el perro. Para esto necesitamos evaluar nuestro ritmo de vida y nuestra propia personalidad. Debemos elegir a un perro cuyo nivel de energía sea parecido al nuestro o un poco más bajo, pero nunca uno más enérgico que nosotros, ya que no podremos adaptarnos a sus necesidades y puede llegar a tener problemas de comportamiento por no liberar la energía acumulada.

Por último, hay que decidir si queremos un perro grande o pequeño. Si vivimos en un piso muy reducido quizá nos convenga elegir un perro pequeño que se adapte al apartamento para no privar al animal de las condiciones que necesita para vivir feliz.

Adoptar a un perro si ya tienes uno

Si tenemos un cachorro y queremos acoger a otro, no deberíamos tener problemas. Se dedicarán a jugar entre ellos y si los castramos cuando tengan edad suficiente podremos evitar problemas.

Si tenemos un perro adulto y queremos adoptar a otro adulto, lo ideal es que se conozcan antes de que el nuevo miembro llegue a casa. Puedes llevar a tu perro a la perrera para que conozca a su nuevo amigo, de esta manera nos aseguraremos de que sean compatibles y no tendremos problemas si se llevan mal. Lo ideal es adoptar a uno que tenga un nivel de energía parecido al de tu otro perro, de esta manera los dos podrán ir a la par y ninguno pondrá nervioso al otro.

Si tu perro es adulto y quieres adoptar a un cachorro, también deberás presentarlos previamente, para que el veterano de la casa no se ponga celoso y se acostumbre a compartir su espacio con un nuevo amigo.

Adoptar a un perro si tienes un gato

Cuando llegues a la perrera lo mejor es que preguntes por algún perro con las características que estás buscando y que, además, sea compatible con los gatos. Los trabajadores y voluntarios son los que mejor conocen a los animales que viven allí y serán los que mejor te aconsejen sobre cómo elegir un perro en la perrera que se lleve bien con los gatos.

Si tu gato es adulto debes tener más cuidado, ya que no sabes exactamente cómo va a reaccionar ante la llegada de un perro. Lo mejor es que los presentes antes de acoger a tu nuevo amigo y cuando te los lleves a casa no los pierdas de vista hasta que te cerciores de que no tienen problemas de compatibilidad.

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo elegir un perro en la perrera, te recomendamos que entres en nuestra sección de Qué necesitas saber.