Compartir
Compartir en:

Cómo enseñar a tu perro a rastrear

Cómo enseñar a tu perro a rastrear

Ver fichas de Perros

Es de sobra conocido que los perros tienen un gran sentido del olfato, siempre lo están oliendo todo en la calle e incluso se huelen el trasero para conocerse. ¿Te gustaría aprovechar esa cualidad y enseñar a tu peludo a rastrear? En ese caso, debes elegir una zona de rastreo especial en la que comencéis los entrenamientos y empezar los ejercicios como un juego.

Los perros rastrean utilizando su olfato, por lo que la mejor manera de enseñarles es al aire libre, en un lugar donde no haya olores extraños ni demasiado fuertes que lo puedan distraer. Puedes llevarlo a algún parque cercano suficientemente amplio en el que puedas soltarlo. La mejor hora para hacerlo es por la mañana temprano, cuando aún no hay muchos olores ajenos. Si quieres saber exactamente cómo enseñar a tu perro a rastrear sigue leyendo este artículo de ExpertoAnimal:

También te puede interesar: Enseñar a tu perro a ladrar a la orden

Constancia y esfuerzo

Antes de empezar debes tener en cuenta que entrenar a un perro requiere paciencia y constancia. Puede que al principio no consigas los resultados que esperas, pero con perseverancia y sin enfadarte con tu perro, podrás conseguir que aprenda a rastrear.

¿Qué debes hacer para motivar a tu perro?

Utilizar un refuerzo apropiado es la forma idónea de empezar a trabajar este ejercicio. Recuerda que no todos los perros responden de igual forma al mismo refuerzo: algunos se mostrarán mucho más predispuestos si utilizas comida, pero otro preferirán una pelota o una palabra amable. Eso sí, siempre debes felicitarlo cuando lo haga bien y nunca regañarle si lo hace mal. Recuerda que el rastreo es un ejercicio muy divertido y positivo para él, no lo conviertas en algo negativo.

No olvides que las sesiones de adiestramiento deben durar entrono a unos 5-15 minutos al día, por lo que si notas que tu perro está demasiado cansado para rastrear deja el entrenamiento para otro día. Además, debes repetir las técnicas con frecuencia, de esta manera el perro irá avanzando poco a poco y día tras día. No olvides que debes evitar los 15 errores comunes al adiestrar a un perro, acciones que perjudican el aprendizaje y merman las buenas respuestas.

Ahora que ya conoces el tiempo de trabajo y el uso de del refuerzo, sigue leyendo para descubrir cómo iniciar a tu perro en el rastreo.

Enseñar a tu perro a rastrear paso a paso

A continuación te explicaremos los pasos necesarios para enseñar a tu perro a seguir un rastro y, posteriormente, a buscar:

  1. Es muy importante que tu perro esté tranquilo antes de empezar. Si está muy excitado es preferible que juegues con él y que después le ofrezcas un paseo relajante para calmarlo. Una vez tranquilo, es el momento de empezar.
  2. La comida con un olor potente es un reclamo perfecto para llamar la atención de tu perro y además dejará un rastro fácil se seguir. La comida húmeda en lata es una buena opción para empezar.
  3. Pídele a un amigo que sujete a tu perro y empieza a preparar la zona sin que él te vea. Este paso es importante, ya que si observa dónde has dejado la comida, probablemente no utilizará sus sentidos, imprescindible para avanzar en el rastreo.
  4. Frota un poco de comida sobre la hierba para dejar un rastro y realiza un camino con la comida, al final del trayecto, déjale un buen pedazo como premio. De esta forma, tu perro relacionará que la búsqueda siempre tiene una recompensa.
  5. Una vez preparado el rastro coge a tu perro con la correa y anímalo a buscar. Utiliza un comando claro, como "busca" para que tu perro se acostumbre a la orden.
  6. Si parece no encontrar el rastro ayúdale e indica con tu dedo la zona. Sigue repitiendo la palabra "busca" durante todo el proceso.
  7. Finalmente tu perro encontrará el rastro y llegará al premio final, una vez terminado el ejercicio le permitiremos descansar.

Afianzar el rastreo

Es muy recomendable practicar este ejercicio de forma regular para asegurarnos que nuestro perro comprende perfectamente el comando "busca". Cuanto más practiquéis, mejor lo hará tu perro y más divertido le resultará el ejercicio.

Ahora que ya conoces la técnica principal puedes empezar a crear pistas de rastreo de distinta forma, con más o menos comida y hasta con una pizca de dificultad: una idea es guardar la comida en pequeños tarros (y abrirlos cuando tu perro lo encuentre) o bien esconderlo en otros lugares. Practicar con distintos olores es también un ejercicio muy recomendable para estimular su olfato y enseñarle a buscar distintas cosas. Incluso podemos enseñarle a buscar trufas si practicamos lo suficiente.

Ahora ya sabes cómo enseñar a tu perro a rastrear, pero recuerda que no debes perder la paciencia, los perros aprenden poco a poco así que no te estreses y aprovecha estos momentos para divertirte con tu amigo peludo.

Problemas de conducta relacionados con el rastreo

Es muy importante que nuestro perro entienda que el ejercicio de rastreo se lleva a cabo en lugares concretos (en el bosque, por ejemplo) y que únicamente los practiquemos allí. También será fundamental no utilizar la palabra "busca" en otras circunstancias. De no ser así, puede ocurrir que nuestro perro dedique todos los esfuerzos en rastrear las calles de tu cuidad, comiendo cualquier alimento que encuentre por el suelo o caminando con la cabeza gacha.

Para evitar estos problemas seguirás siempre las pautas que te hemos marcado y enseñaras a tu perro a quedarse quieto a la orden. Este ejercicio te ayudará a evitar que coma algo indeseado o que se pierda en el bosque durante alguna de vuestras sesiones. No olvides que la obediencia básica es fundamental para su seguridad.

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo enseñar a tu perro a rastrear, te recomendamos que entres en nuestra sección de Educación avanzada.

Comentarios (1)

Escribir comentario sobre Cómo enseñar a tu perro a rastrear

¿Qué te ha parecido el artículo?
1 comentario
Su valoración:
manuela
como enseñar a mi perro a saltar obstaculos

Cómo enseñar a tu perro a rastrear
1 de 5
Cómo enseñar a tu perro a rastrear