¿Cómo enseñar a un cachorro a hacer sus necesidades en la calle?

¿Cómo enseñar a un cachorro a hacer sus necesidades en la calle?

Alrededor de los tres meses de vida, el cachorro ya ha recibido las primeras vacunas y es el momento perfecto para empezar a enseñarle a orinar fuera de casa. No se trata únicamente de un hábito para mantener limpio el hogar, el paseo es fundamental para el bienestar del perro y para seguir con la socialización de nuestro cachorro, fundamental para que se relacione positivamente con personas y otros perros.

Probablemente tu cachorro ya aprendió a orinar en el periódico y, quizás, este proceso le resulta un poco confuso, pero no te preocupes, con paciencia y el uso del refuerzo positivo será muy fácil de conseguir. Descubre en este artículo de ExpertoAnimal cómo enseñar a un cachorro a hacer sus necesidades en la calle:

Antes de enseñar al cachorro a orinar fuera

Como te hemos comentado en la introducción, será fundamental que antes de salir a la calle tu perro ya tenga puestas las primeras vacunas, será imprescindible pues de lo contrario puede sufrir todo tipo de enfermedades, como el moquillo, el parvovirus o la rabia. También será imprescindible la implantación del chip.

También será importante acostumbrarle a llevar puesto el arnés (o collar) y la correa. De no ser así, tu perro se sentirá muy incómodo al salir a la calle y quizás no querrá andar. Para acostumbrarle al equipo de paseo de forma positiva, permítele olfatear y premia el acercamiento a ambos objetos. Practica también pequeños paseos en el hogar, como por ejemplo en el pasillo de tu casa, siempre debemos intentar que parezca un juego.

Anticipación, rutina y paseos

Si hace algún tiempo que tienes al cachorro en casa, probablemente sabrás cuándo quiere hacer sus necesidades, sin embrago, si no es así, te explicamos cómo identificar el momento en el que el cachorro quiere hacer sus necesidades:

  • Al despertarse
  • Después de comer
  • Después de jugar
  • Después de hacer ejercicio
  • En momentos de excitación
  • Olfatea el suelo
  • Camina haciendo círculos
  • Parece nervioso

Para lograr que aprenda a hacer sus necesidades en la calle, será básico anticiparnos y salir a la calle para que pueda realizarlo allí. Deberás ser muy constante y tener mucha paciencia, pues los cachorros se distraen con facilidad.

Es importante que empecemos realizando paseos cortos y frecuentes, por ejemplo, entre 5 y 6 al día (cada 2 - 4 horas), directamente relacionados con las horas habituales en las que suele orinar. Más adelante disminuiremos la cantidad de los paseos y nos centraremos en la calidad de los mismos.

Debemos seguir unos horarios fijos que permitan al cachorro situarse y aprender cuál será su nueva rutina. Debemos permitirle olfatear y premiaremos la tranquilidad en cada uno de los paseos. También reforzaremos que orine en árboles y arbustos, pero evitaremos regañarle si se equivoca.

Cada vez que el cachorro orine en la calle, le premiaremos, ya sea con una golosina, una palabra amable o una caricia. Al principio podemos utilizar refuerzos altos (premios muy sabrosos) pero con el paso del tiempo disminuiremos la intensidad para afianzar esta rutina (una simple caricia o un muy bien). Eso sí, evita interrumpir al perro cuando esté orinando, espera a que termine para felicitarle. También debes evitar asociar los orines con el fin del paseo. Si tu perro orina, no te marches rápido a casa, espera unos 5 minutos antes de volver.

Cosas que debes hacer en casa

Será importante que el cachorro disponga de un "parque para cachorros" en el que poder quedarse cuando se encuentra solo, sin supervisión o por la noche. De esta forma, si quiere orinar, tendrá periódicos en los que hacer sus necesidades.

Evita regañarle o castigarle si lo hace mal, así como acercar su rostro a los orines si se equivoca. Al margen de que esta conducta puede incitar a la coprofagia, regañar a tu cachorro disminuirá sus ganas de aprender. No debemos olvidar que muchos perros aprenden a orinar en la calle entre los 4 y 6 meses, no obstante, algunos de ellos no lo logran hasta los 12 meses de vida. Ten paciencia y ofrécele todo el apoyo posible.

Intenta facilitar siempre el acceso al exterior, como te hemos explicado anteriormente, e intenta supervisar al cachorro de forma constante para poder anticiparte y lograr que haga sus necesidades en el exterior. Cuanto mejor lo hagas, tu cachorro antes aprenderá.

En caso de accidente, la higiene correcta

No olvides que algunos productos, como la lejía y el amoníaco, incitan al perro a orinar más, por lo que debes descartar estos productos y emplear los de tipo enzimáticos, como por ejemplo el Sanytol. También puedes mezclar agua y vinagre para limpiar y, después, no te olvides de aclarar muy bien la superficie. Recuerda también que debes evitar los productos repelentes.

Perros que orinan en la cama y los comederos

Esta suele ser una conducta habitual en perros que han sido comprados en tienda, separados de forma pronta de su madre y que no han recibido un aprendizaje previo de la micción. En este caso puede ser muy complicado evitar que orinen en estos lugares y se requiere la intervención de un especialista: etólogo, educador canino o adiestrador.

Si deseas leer más artículos parecidos a ¿Cómo enseñar a un cachorro a hacer sus necesidades en la calle?, te recomendamos que entres en nuestra sección de Educación básica.