¿Cómo escoger el mejor pienso para mi gato?

¿Cómo escoger el mejor pienso para mi gato?

La alimentación del gato es una de las preocupaciones principales que manifiestan los cuidadores en cuanto el nuevo miembro de la familia llega a casa. Y no es para menos. La alimentación es clave para mantener un estado de salud óptimo a lo largo de toda la vida.

En la actualidad disponemos de tantas opciones que es normal que nos surjan dudas sobre cómo escoger el mejor pienso para un gato. En este artículo de ExpertoAnimal vamos a desgranar las claves que nos permitan acertar con la comida más equilibrada.

¿Qué tener en cuenta para escoger el mejor pienso para gatos?

Aunque parece evidente, no está mal recordar que lo primero que debemos tener en cuenta si queremos saber cómo escoger el mejor pienso para nuestro gato es el propio gato. Sus características van a determinar sus necesidades nutricionales. Así, los requerimientos de un gatito en crecimiento son diferentes de los que va a presentar un gato adulto esterilizado, una gata gestante o en período de lactancia, un gato de edad avanzada o un enfermo crónico. Clasificar a nuestro gato según sus necesidades nos permite hacer una primera selección entre las gamas de pienso que encontraremos a la venta.

¿Cómo interpretar las etiquetas de los piensos para gatos?

Seleccionado el tipo de alimentación en el que nos debemos centrar, si queremos saber cómo escoger el mejor pienso para gatos es fundamental que aprendamos a entender las etiquetas. En ellas el fabricante nos proporciona información sobre los componentes del alimento, ordenados de mayor a menor según cantidad. Aunque la legislación no les obliga a ser exhaustivos, de las etiquetas extraemos datos como los siguientes:

  • Proteína: debe ser el ingrediente principal. No solo nos fijaremos en su porcentaje, ya que lo principal es su calidad, es decir, su origen, también garantía de digestibilidad, que es la cantidad que puede aprovechar el gato. No es lo mismo un pienso compuesto por carne fresca o deshidratada que por subproductos o derivados cárnicos. Además, algunos piensos contienen proteínas hidrolizadas con el objetivo de evitar el desarrollo de intolerancias alimentarias, por lo que este dato es sinónimo de buena calidad.
  • Cereales o sus subproductos: suele ser el segundo ingrediente en cuanto a cantidad, aunque en el mercado podremos encontrar piensos sin cereales. Un porcentaje muy elevado o el hecho de usar subproductos indica un pienso de baja calidad.
  • Grasas: se recomienda que sean insaturadas. Ayudan a la palatabilidad, es decir, a que el pienso resulte sabroso, pero hay que controlar su aporte calórico, sobre todo en gatos con problemas de sobrepeso.
  • Fibra: imprescindible para el adecuado tránsito intestinal y la eliminación de bolas de pelo.
  • Minerales, vitaminas, aminoácidos y antioxidantes: destaca la taurina, pero también pueden incluirse sustancias protectoras de las articulaciones, beneficiosas para la piel, etc.
  • Niveles elevados de cenizas, calcio o fósforo aparecen en piensos de baja calidad. Lo mismo sucede con el exceso de conservantes, colorantes o aromatizantes.

¿Cómo saber si un pienso para gatos es de calidad?

Al leer las etiquetas de los piensos es probable que nos parezca que todos tienen una composición muy similar, lo que es cierto, pero la clave para saber cómo escoger el mejor pienso para gato está en aspectos como la calidad de las materias primas. Como hemos dicho, es importante que entre los ingredientes destaque la carne y no sus subproductos. En el primer caso garantizamos su procedencia que, además, se mantiene constante en todos los sacos, lo que asegura una misma composición siempre. En cambio, subproductos, harinas o derivados cárnicos incluyen partes como pezuñas o cuernos que se utilizarán en el pienso en función del excedente del mercado, por lo que en cada saco podemos encontrar una composición diferente. La calidad de este producto va a ser inferior.

Aunque un precio más elevado no es sinónimo de calidad, un pienso excesivamente económico no puede ofrecer la calidad suficiente. Un buen pienso tendrá una elevada digestibilidad y densidad energética, lo que hace que la cantidad que deba comer el gato sea menor y se produzcan menos residuos, hecho que también hay que tener en cuenta a la hora de calcular el gasto tanto de pienso como de arena.

En general, un producto que ofrece un etiquetado completo, con todo tipo de detalles sobre su composición, nos puede ayudar a acercarnos mucho más a su fabricación y a las materias primas que utiliza, por lo que nos puede transmitir una mayor confianza. Por contra, un pienso para gatos con una etiqueta poco informativa puede generar dudas e, incluso, rechazo por no saber qué le estamos dando a nuestro minino.

Un claro ejemplo de calidad, que cumple con todos los requisitos mencionados, es el pienso para gatos Cats Health de NFNatcane. NFNatcane es una empresa que trabaja con ingredientes naturales, tanto de origen animal como vegetal, sin conservantes ni colorantes artificiales, y ofrece toda una gama de productos a precios muy asequibles. Centrándonos en el pienso para gatos, destaca por su alto contenido en carne, pescado, aceite de salmón y grasa de pato, lo cual se traduce en un buen estado de salud del felino. Además, no contiene cereales y las proteínas han sido hidrolizadas, por lo que se reduce considerablemente el riesgo de padecer intolerancias. Así mismo, es rico en probióticos y prebióticos, garantizando una alta digestabilidad.

Gracias a todo lo anterior, el pienso Cats Health Gourmet de NFNatcane ayuda a prevenir los cálculos renales, la formación de bolas de pelo y favorece el mantenimiento del peso ideal del gato.

¿Cómo saber si realmente es el mejor pienso para nuestro gato?

Poniendo en práctica lo que hemos explicado sobre cómo escoger el mejor pienso para gatos seguro que encontramos una buena opción, como la ya mencionada de la maca NFNatcane. Sabremos que hemos acertado si nuestro gato está sano, presenta un pelo brillante y suave, sin caspa, y elimina unas heces bien formadas y compactas. En cambio, si el pienso no es de calidad o, aunque lo sea, no le sienta bien a nuestro gato, notaremos su manto en mal estado y es posible que presente vómitos y heces blandas de manera crónica. Será momento de cambiar de pienso, siempre de forma paulatina, ya que un cambio brusco también puede ocasionar trastornos digestivos.

La importancia de la hidratación en los gatos

Sabemos cómo escoger el mejor pienso para nuestro gato, pero si no tenemos en cuenta la hidratación podemos tener que enfrentarnos a problemas de salud. Los gatos, al contrario de lo que algunos piensan, necesitan agua. La humedad del pienso es baja, entre 8-10 %, para favorecer su conservación, por lo que tenemos que asegurarles un aporte continuo de agua fresca. También podemos ofrecerles latas de comida húmeda o, si las rechaza, su pienso humedecido con agua tibia. Generalmente, los fabricantes de piensos elaboran también estos productos, por lo que no tenemos por qué cambiar de marca si a nuestro gato le gusta. Este aspecto es especialmente importante para gatos con problemas urinarios.

En el siguiente artículo encontraremos más consejos para conseguir que un gato se mantenga bien hidratado: "¿Cómo hacer que mi gato beba más agua?".

Si deseas leer más artículos parecidos a ¿Cómo escoger el mejor pienso para mi gato?, te recomendamos que entres en nuestra sección de Dietas equilibradas.