¿Cómo evitar que un gato trepe?

¿Cómo evitar que un gato trepe?

A los gatos les gustan las alturas, trepar por los muebles, las cortinas e incluso subirse por las paredes. Pero, ¿por qué lo hacen? ¿Debemos evitarlo? De ser así, ¿cómo evitar que un gato trepe por lugares que no debe? El comportamiento felino nos intriga y es muy importante aprender a entenderlo para ofrecer a nuestros gatitos lo que realmente necesitan. El hecho de trepar o saltar forma parte de este comportamiento y a continuación resolverás muchas de tus dudas.

Descubre en este artículo de ExpertoAnimal cómo evitar que tu gato trepe sin perjudicar su bienestar ni entorpecer su naturaleza.

¿Por qué a los gatos les gusta trepar?

Para entender cómo evitar que un gato trepe por sitios que no debe, por ejemplo, por los muebles, las cortinas, las paredes y los árboles, tenemos que saber primero por qué lo hace. Es normal que pensemos que los gatos lo llevan en la sangre, que sienten la necesidad de subirse a cualquier sitio elevado para luego quedarse sentados mirándonos. Pues bien, lo cierto es que no vamos mal encaminados porque sí trepan por instinto.

Los ancestros de los gatos ya trepaban porque su cuerpo está diseñado para ello. Tienen uñas retráctiles para agarrarse, una cola larga que les mantiene en equilibrio y un cuerpo ágil y sigiloso para cazar en alturas que a nosotros nos parecerían peligrosas.

Además, sus clavículas son distintas a las nuestras y a las de otros animales. Son clavículas de flotación libre, es decir, que no están unidas a las articulaciones de los hombros, lo que les permiten mover las patas delanteras con gran libertad en casi todas las direcciones. Este es el motivo por el que, casi siempre, caen sobre sus cuatro patas. Como podemos comprobar, el gato trepa y salta por su instinto y es una conducta natural en esta especie.

¿Es bueno evitar que un gato trepe?

Que un gato trepe es algo muy natural y no lo hace porque quiere molestar, sino porque para él es lo más normal del mundo. Los gatos caseros necesitan sentir la adrenalina de las alturas igual que los que viven fuera. Para cumplir su deseo de trepar y satisfacer el instinto ancestral, se puede dirigir su conducta a un espacio vertical construido para él. Si el gato puede trepar cuando quiera en sitios permitidos, podrá quemar energía y además evitaremos la posibilidad de que trepe por las paredes o las cortinas.

No hay que olvidar que los gatos también se aburren al carecer de movimiento y eso les puede conducir a desarrollar depresión, sobrepeso o comportamientos destructivos, como por ejemplo arañar muebles o arrancarse el pelo a sí mismos. Por todo ello, no es bueno evitar que un gato trepe, lo que debemos hacer es proporcionarle espacios adecuados para esta actividad.

Consejos generales para evitar que el gato trepe donde no debe

Ahora que sabemos que los gatos necesitan trepar, saltar y posarse sobre lugares altos, ¿cómo evitar que un gato trepe por sitios que no debe? Como hemos comentado, ofreciéndole un adecuado enriquecimiento ambiental para redirigir esta conducta hacia espacios permitidos. Así pues, ten en cuenta estos consejos:

Rascador con varias alturas

Como sabes, a los gatos les encanta estar en las alturas. Prefieren observar su entorno desde un punto de vista elevado, así sienten que está todo bajo control. Además, les gusta dormir en alto, pues la altura les da seguridad. Por ello, es fundamental ofrecerles un espacio con diferentes alturas para descansar y evitar que quieran trepar por paredes o muebles, como un rascador. ¡Cuánto más alto sea el rascador para gatos, mejor!

Esta estructura representa una parte importante del hábitat del gato. Los rascadores están envueltos con cuerdas para que los gatos puedan rascar y limar sus uñas, de manera que no solo sirven para trepar y descansar en alto. Estos rascadores permiten que el animal libere energía y lleve a cabo otra de las conductas propias de la especie: el marcaje. Así pues, si has notado que tu gato araña los muebles, ¡ponle rascadores!

Eso sí, el rascador tiene que ser interesante para él, divertido, seguro y ofrecerle la posibilidad de poder saltar, trepar, rascar y tumbarse en la cima.

Obstáculos en los lugares prohibidos

Por mucho que a los gatos les encante trepar, también hay algunas cosas que no les gustan. Por ejemplo, no les gusta que se les quede pegado algo en sus patitas o las texturas desagradables. Por ello, además de enriquecer su ambiente, para evitar que los gatos trepen tenemos que conseguir que esa conducta se vuelva poco interesante para ellos en aquellos lugares que consideramos prohibidos. Eso sí, siempre sin dañar al animal. Por ello, una solución eficaz y nada dañina es poner cinta adhesiva de doble cara en los sitios donde no debe trepar. Si la pisa se dará cuenta de que es un sitio por donde no puede trepar porque la textura le resultará desagradable y, por ende, perderá el interés.

Otra opción es poner un objeto que se mueve cuando el gato sube. Le enseñará que no vale la pena seguir adelante. Si tu gato se sube a la encimera, el sofá o a la mesa procure no acariciarlo sino directamente bajarlo. Si no, se aprovechará de la atención que le estás dando.

¿Cómo evitar que un gato trepe por las cortinas?

Algunos gatos trepan por las cortinas y otros se esconden detrás de ellas, pero, ¿por qué les gustan tanto? Para ellos son fascinantes porque se mueven sigilosamente y a veces hasta tienen una cuerda intrigante colgando. Todos estos factores son una invitación a jugar para estos animales. Para evitar que trepen por las cortinas es necesario hacerlas poco interesantes para los gatos. Así, ponlas de tal modo que no lleguen hasta el suelo o la repisa de la ventana para que el dobladillo termine al menos 10 centímetros por encima de él. También puedes atarlas, especialmente si tu gato está solo en casa, y evitar que se mueva.

Por otro lado, no olvides asegurarte de que haya muchas otras opciones de juego alternativas para que tu gato pueda entretenerse. Descubre 10 juegos para entretener a tu gato en este otro artículo.

¿Cómo evitar que el gato trepe por nuestras piernas?

¿Alguna vez ha subido tu gatito por tus piernas? La primera vez puede resultar divertido ver cómo el gato se agarra con sus uñas afiladas en los vaqueros, pero si se convierte en una conducta habitual, debemos averiguar por qué lo hace y cómo evitarlo porque podría hacernos daños. Que un gato trepe por nuestras piernas tiene que ver con la búsqueda de alimentos. Desde muy pequeños, los gatos aprenden a trepar por los árboles para ponerse a salvo mientras que su madre va de caza. Además, también podría ser que ve tus piernas como una manera de subirse a la altura que quiere, tal y como haría con un árbol.

Por los motivos anteriores, lo habitual es que el gato trepe por nuestras piernas cuando le preparamos la comida. Por ello, es una buena idea que el gato espere en otra habitación mientras lo hacemos. No obstante, tampoco es tan sencillo porque primero es necesario crear un ambiente tranquilo para evitar que el gato se estrese o sufra ansiedad por sentir que "le prohibimos" entrar en la cocina. Con refuerzo positivo, constancia y, sobre todo, coherencia, conseguiremos que el animal entienda que cuando preparamos su comida no es necesario que trepe.

Cuando decimos que es necesario ser coherentes nos referimos a que no debemos permitir que trepe por nuestras piernas en ninguna circunstancia, ya que el animal no entenderá por qué en algunos momentos sí puede hacerlo y en otros no. Así, si, por ejemplo, estamos en el sofá y el gato trepa por nuestras piernas para subir, es necesario ofrecerle una alternativa adecuada, como un rascador con varias alturas, una rampa o unas escaleras. Bajo ningún concepto regañaremos al gato, simplemente le ofreceremos la alternativa y le premiaremos cuando la utilice.

¿Cómo evitar que un gato trepe a los árboles?

Si quieres evitar que tu gato trepe los árboles porque te da miedo que no pueda volver a bajar, puedes estar tranquilo, es normal que se queda un rato en el árbol esperando antes de bajar. Trepar por los árboles es una conducta natural para cazar y observar su entorno, pero a veces puede ocurrir que a un gato le cueste volver a bajar porque la posición inclinada es rara para él. Le inquieta, pero una vez que lo haya aprendido, ya no será un problema bajar del árbol.

Ahora bien, si te preocupa que tu gato se escape del jardín y por ello no quieres que trepe por los árboles, se puede colocar un alambrado en el árbol que impida su acceso o a la altura que desees que tu gato deje de trepar. Así mismo, puedes cubrir el tronco con papel de aluminio para evitar que trepe, puedes volver a usar cinta adhesiva de doble cara o papel film porque ya sabemos que esas texturas no les gustan.

Si ya dispones de una valla y no consigues evitar que tu gato la salte, no te pierdas este otro artículo: "¿Cómo evitar que mi gato salte la valla?".

Si deseas leer más artículos parecidos a ¿Cómo evitar que un gato trepe?, te recomendamos que entres en nuestra sección de Problemas del comportamiento.