Compartir

Cómo hacer que un caballo confíe en mí

Por Zorayda Coello, Periodista especializada en el mundo animal. Actualizado: 15 septiembre 2016
Cómo hacer que un caballo confíe en mí

Ver fichas de Caballos

Los caballos son animales que han acompañado a la especie humana a lo largo de la historia. En el pasado, el hombre se valió de él para transportarse, arrear carruajes, entre otras actividades, que afortunadamente hoy no son necesarias.

El caballo es un animal noble de belleza atrayente, y en Experto Animal nos interesa hablarte no solo de animales domesticados que puedes tener en tu hogar como perros y gatos, sino también de la especie equina.

Es por eso que a continuación te presentamos una guía sobre cómo hacer que un caballo confíe en mí, pues sabemos lo difícil que puede llegar a ser adiestrar a estos hermosos animales si se empieza de la manera incorrecta o si provienen de refugios y de vidas pasadas complicadas. ¡Toma nota!

También te puede interesar: Qué debo hacer si mi serpiente no come

Primeros pasos

Antes de empezar con el adiestramiento, ganarse su confianza es el paso número uno, pues te permitirá tener una mejor comunicación con el animal y hará la experiencia más sencilla y grata para ambos.

Si se trata de un animal que ha sido maltratado en el pasado, debes tener esto en cuenta para comprender su desconfianza. Enseñarle que puede volver a sentirse seguro entre los humanos no será fácil, pero a través del buen trato y el refuerzo positivo es seguro que lo lograrás.

Cómo hacer que un caballo confíe en mí - Primeros pasos

Acondiciona el espacio

Cuando estés seguro de la llegada de tu caballo, es momento de preparar un espacio adecuado y cómodo para él. El suelo debe ser lo suficientemente estable para que soporte si el caballo patea. La iluminación es importante, no debe ser demasiado incandescente, ni mantenerlo en la oscuridad. Coloca heno o paja en cantidades suficientes, para que el terreno esté siempre mullido. Recuerda cambiar el heno con regularidad para conservar limpio el espacio.

Los recipientes destinados al agua y la comida deberán estar siempre limpios. Ubícalos de forma que el animal puede acceder a ellos con facilidad, evitando al mismo tiempo que pueda tropezarlos.

Es sumamente importante que consultas con un veterinario sobre los cuidados extra que necesita tu caballo, tales como el plan de vacunación, vitaminas, tipo de comida más adecuada, etcétera, para mantenerlo sano y fuerte. Iniciar el proceso para que el caballo confíe en ti requerirá de tiempo, paciencia, dedicación y respeto, pero cuando lo logres habrás conseguido en amigo equino.

Ten paciencia

Aunque tengas las mejores intenciones, si el caballo no te conoce y no confía en ti acercarte a él requerirá de mucha paciencia. En primer lugar, debes querer entablar una relación con él, de tú a tú, en la que la confianza y el respeto deben ser mutuos. ¿Qué puedes hacer? Aplica lo siguiente:

  • Acércate al espacio que has destinado para él y muéstrale tu mano para que la olfatee. En principio, evita hacer contacto visual si lo notas demasiado nervioso.
  • Una vez que te haya olfateado, prueba a ofrecerle algún alimento directamente en el suelo, pues todavía no querrá comer de tu mano. Si te parece que la situación es propicia, prueba a acariciarlo lentamente, sin movimientos bruscos. Permítete a ti mismo relajarte con él.
  • Estar calmado es crucial, porque si tienes una actitud agresiva o agitada el caballo la adoptará también.
  • Si tu intención es montarlo, muéstrale los implementos necesarios para esto sin colocárselos, para que se familiarice con ellos pero entienda también que no siempre se tratará de eso la relación que tienes con él.

Sobre todas las cosas, ten mucha paciencia para comprender lo que el animal siente y entiende cuándo es el mejor momento para dejarlo solo.

Cómo hacer que un caballo confíe en mí - Ten paciencia

Crea un vínculo

Tómate el tiempo para estar con tu caballo. Acarícialo, cepilla su pelo, conversa con él para logre sentirse seguro en tu presencia. Si te es posible, da cortos paseos caminando a su lado por la finca o el terreno más cercano. Si notas que se comienza a poner nervioso a partir de cierto punto, lo mejor es regresar, pues esto podría disminuir la confianza que has ganado.

Recuerda en todo momento que se trata de una relación de dos, tú también debes aprender a sentirte a gusto con él y tomarle cariño. Planifica momentos de juego con él, en los que le permitas explorar lo que hay a su alrededor. Esto debes hacerlo con mucho cuidado, para evitar accidentes.

Construye el respeto

El respeto también debe ser mutuo. No le exijas más de lo que puede darte, recuerda que se trata de un animal sensible, que ha decidido brindarte su cariño y que tiene necesidades que deben ser cubiertas.

Respeta su espacio y enséñale a respetar el tuyo. No trates de ir más allá de donde te lo permita con el contacto físico y el afecto, ni permitas que haga cosas como rascarse la cabeza con tu cuerpo, pues pueda dar pie a futuros comportamientos indeseados.

Con paciencia, edúcalo en las señas que le das para que las entienda. Usa instrucciones claras y repetitivas para que las comprenda, y prémialo cuando consiga entenderlas para crear un refuerzo positivo.

No permitas que te muerda. Esto puede ser peligroso para ti y debe aprender desde el principio que no es una conducta deseada.

Descubre cuáles son los miedos de tu caballo y ayúdalo a superarlos. Ya sea el agua o cualquier otra cosa, apoyarlo a la hora de superar el miedo es crucial. No lo fuerces en este proceso.

Crea una rutina

Para que el entrenamiento que quieras darle resulte satisfactorio, decide qué quieres enseñarle y de qué manera le harás aprender cada cosa. ¿A qué nos referimos? Al tipo de órdenes que le darás.

Lo más importante es que las practiques con paciencia y sin forzar a tu caballo, permitiéndole asimilar todo con calma y a su ritmo. Si sientes que se cansa o ya no entiende lo que quieres, deja el entrenamiento hasta allí ese día. Es importante que durante todo el proceso le hables al caballo y que utilices un tono suave y pausado, para que no se ponga nervioso.

Al final del día, pasar un poco de tiempo con él sin que implique adiestramiento ni deberes, cepillándolo o alimentándolo, estrechará aún más el vínculo.

Cómo hacer que un caballo confíe en mí - Crea una rutina

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo hacer que un caballo confíe en mí, te recomendamos que entres en nuestra sección de Problemas del comportamiento.

Escribir comentario sobre Cómo hacer que un caballo confíe en mí

Añade una imagen
Haz clic para adjuntar una foto relacionada con tu comentario
¿Qué te ha parecido el artículo?

Cómo hacer que un caballo confíe en mí
1 de 4
Cómo hacer que un caballo confíe en mí

Volver arriba