Cómo hacer una casa para perros paso a paso

Cómo hacer una casa para perros paso a paso

Si tienes jardín, seguro que te has planteado más de una vez el construir una casa de perro. Es normal, que te preocupe el confort de tu mascota. Se trata de uno de los puntos más importantes para lograr que tu perro esté feliz.

Si no tienes muy claro por donde empezar, no te preocupes, en ExpertoAnimal nos ponemos contigo manos a la obra para ayudarte a levantar la caseta ideal para tu perro.

Todo los materiales que necesitas, consejos y mucho más, en este nuevo artículo de tu web de animales favorita: cómo hacer una casa para perros paso a paso.

Preparación anterior a la construcción

Antes de ponernos el mono de obra me gustaría hacerte una reflexión: crear un refugio para tu perro es un detalle genial, pero eso no quita que tu mascota pase tiempo con contigo. Aunque tenga su espacio, lo ideal sería que pudiese entrar libremente por la casa durante el día. No te olvides de que tu mascota es uno más de la familia.

Hay dueños que piensan que solo porque el perro esté en un jardín, ya está contento y entretenido. Eso no es así. De hecho, hay muchos casos de mascotas que no pueden salir nunca del jardín, y por ello, sufren ansiedad por separación.

¿Dónde colocar la casa del perro?

Ubica la caseta con orientación sur. Es un detalle importante, ya que tu mascota estará más resguardada de las corrientes de aire del invierno.

Otro punto, a tener en cuenta es el sitio donde coloques la caseta. Debe ser el lugar exclusivo del perro. Su zona. Para decidir dónde, lo ideal es que observes donde se suele echar en el jardín. Eso indica que ese lugar le gusta.

Construir una casa de perro barata

El precio de construir el refugio de tu perro va a depender de los materiales que uses. No solo vas a tener que adquirir la madera (el grosor recomendado es un centímetro y medio), sino que hay que usar otros materiales como:

  • Pinturas u óleos anti-humedad (nunca tóxicas)
  • Atornillador
  • Tornillos galvanizados
  • Adhesivo de montaje
  • Fresas
  • Brochas
  • Barniz
  • Cartón asfáltico o tegola americana
  • Sierra de calar

Siempre tienes la opción de comprarla hecha. En el mercado, existen casas de madera y de plástico. La mejor elección es la de madera ya que le va a proteger y aislar mejor del frío. La ventaja de las de plástico es que son muy sencillas de limpiar.

También, puedes consultar internet, seguro que encuentras muchos sitios donde venden casetas de perro de segunda mano.

Ahora ya sí, nos ponemos a construir una casa de perro paso a paso:

1. Casa para perros grandes o pequeños

Antes de realizar nada, lo primero que tienes que pensar es en el tamaño que va a tener. Para que una caseta sea agradable para nuestro perro, no debe ser ni muy grande, ni muy pequeña.

El que no sea muy pequeña es obvio. ¿Cómo puedes valorar el tamaño? Piensa que tu perro debe poder dar una vuelta en su interior sin problemas.

A lo mejor creías que cuanto más grande, mejor. No, no puede ser muy grande porque ya no se generaría un ambiente cálido dentro. No olvides que uno de los objetivos de crear este refugio es que tu mascota esté protegida del frío y la lluvia.

2. Valora la importancia de la base

La base es uno de los puntos fundamentales de una buena caseta. Si tenías en mente no poner una base, debes ser consciente de que no vas a proteger bien a tu perro. Piénsalo un segundo. Al final, dormiría en el suelo, con el frío y la humedad que eso conlleva. Eso sin contar que llueva.

¿Qué debes valorar a la hora de construir la base de la caseta de tu perro?

El aislamiento: Lo ideal sería que pudieses aislar el suelo con cemento u hormigón. Busca siempre materiales que sean impermeables.


Altura de la base: no es buena idea construir la casa del perro a ras de suelo. Se seguirá filtrando la humedad y si llueve mucho, incluso, podría inundarse.

Las medidas de la casa siempre dependerá del tamaño del perro. Os dejo una orientación:

  • Largo: 1 1/2 veces el largo de tu perro (sin la cola).
  • Ancho: 3/4 el largo del perro (sin la cola).
  • Altura: Más o menos 1/4 más alto que la altura del perro hasta la cabeza.

3. Obtener las maderas

Si tienes las herramientas adecuadas, puedes comprar los tablones y cortarlos tú mismo.

  • Recomendación: primero dibuja el croquis de cada pared o tablón que necesites en un papel. Luego, cuando ya estés seguro, lo calcas en las maderas.

Si no tienes una sierra de calar, haz el croquis en papel y acércate a una carpintería para que te corten la madera a medida.

Desde ExpertoAnimal, te recomendamos que construyas una casa con tejado a dos aguas (no plano). Así, si llueve el agua caerá al suelo.

Para hacerlo así, debes recordar que las tablas correspondientes a la entrada y a la pared trasera deben terminar en triángulo. Todo en una misma tabla, nunca en dos.

  • Consejo extra: El tamaño de la entrada tiene su importancia. Si creas una demasiado grande, dejará escapar el calor y perderemos ese ambiente cálido que comentábamos antes.

4. Levantar las paredes de la caseta

Para montar las paredes simplemente tendríamos que aplicar adhesivo de montaje en los cantos de las piezas. Para reforzar la sujeción usaríamos tirafondos.

Siempre es bueno que a las partes interiores de las paredes, por razones higiénicas, les demos unas capaz de barniz.

  • Consejo extra: si quieres darle un extra de sujeción y fuerza puedes usar marcos (esquineros). Los atornillaremos en las esquinas de las paredes.

5. Colocar el techo

Ya tienes las cuatro paredes del nuevo hogar de tu perro, solo nos queda ensamblar el tejado.

Al igual que hicimos con las paredes, colocaremos unos marcos en las paredes internas de los triángulos delantero y trasero (sobre la mitad). Así, cuando coloquemos el techo, podremos atornillarlo sobre los marcos.

  • Consejo extra: cuando coloques el techo, ten el cuidado de que las tablas queden en un ángulo de 90 grados. Así evitarás que se cree un canalillo por donde se pueda filtrar el agua. Otra solución sería colocar un listón entre las dos tablas del techo. También, asegúrate de dejar un buen alero.

Para reforzar el techo se pueden utilizar distintos materiales. Hay personas que usan cartón asfáltico o cartón alquitranado. Otra vía, sería usar tegola americana.

6. Pintar y personalizar la casa del perro

Ten la previsión de adquirir una pintura que soporte bien la humedad y los cambios del tiempo. Por ejemplo: óleo o esmalte sintético. Crea un buen colchón con alfombras para que tu perro tenga un extra de confort y calor. Y como no, coloca algunos de sus juguetes favoritos.

Si tienes niños o a ti te gusta pintar, puedes decorar las paredes. Puedes probar a que la caseta se integre en tu jardín como un elemento más. Prueba a dibujar flores, árboles, mariquitas, pájaros...

Si te ha sobrado madera, puedes crear una plaquita con el nombre de su mascota. Si eres mañoso; incluso, podrías serrar cada letra de manera individual y luego, pegarlas.

¡Me imagino que estarás pensando ya en dónde vas a colocar la caseta de tu perro!

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo hacer una casa para perros paso a paso, te recomendamos que entres en nuestra sección de Curiosidades del mundo animal.