¿Cómo mudarse con un gato adulto?

¿Cómo mudarse con un gato adulto?

El gato es un animal que se aferra a la rutina para sentirse seguro y evitar todo aquello que ponga en riesgo su salud y bienestar. A diferencia de otros animales domésticos, la rutina del gato suele ser bastante marcada, pues es frecuente observar que sigue los mismos horarios de comida, sueño, juego, higiene o socialización. Por este motivo, los cambios repentinos en el entorno suelen generar mucho estrés en el gato, además de otras emociones negativas, como miedo, ansiedad e inseguridad. Para el felino, la mudanza es un cambio muy significativo.

Por ello, si estás pensando en mudarte con tu felino, será fundamental comprender que él necesitará su propio tiempo de adaptación a la nueva casa. Lo ideal es que esta transición se lleve a cabo como un proceso gradual, y nunca de forma repentina y brusca. De esta forma, será posible favorecer la adaptación de tu felino y hacerle sentir cómodo y seguro en su nueva casa.

¿Quieres saber cómo mudarte con un gato adulto? Entonces te invitamos a seguir leyendo este artículo de ExpertoAnimal para descubrir algunos consejos y recomendaciones muy útiles que te ayudarán a tener éxito en este proceso. ¡Garantizado!

Antes de una mudanza con gatos...

Como te hemos adelantado en la introducción, los gatos son animales que adoran la rutina, por ese motivo, los cambios repentinos pueden ocasionarles fácilmente estrés y ansiedad. Entender este punto es fundamental, pues antes de empezar con nuestros consejos para mudarte con un gato adulto, queremos recordarte que como tutor responsable, debes respetar los tiempos de adaptación y hacer todo lo posible por favorecer el cambio sin que ello se convierta en una mala experiencia, que podría derivar rápidamente en un trauma.

Ningún animal, sin importar su edad, sexo o raza, es capaz de adaptarse instantáneamente a una nueva realidad o a un nuevo entorno. La adaptación es, en sí misma, un proceso y cada individuo necesita su propio tiempo para superarlo de forma positiva.

La mudanza es una experiencia compleja para los gatos, en cualquier etapa de su vida. No obstante, los gatos cachorros o jóvenes suelen ser más adaptables y flexibles que los gatos adultos. Ello no significa que los gatos adultos o de edad avanzada no puedan experimentar una buena mudanza, sin embargo, necesitarán más paciencia y dedicación por parte de sus tutores.

8 consejos para cambio de domicilio en gatos

Ahora que ya sabes cómo pueden llegar a experiementar la mudanza los felinos, debes conocer 8 consejos prácticos para que su adaptación sea lo más positiva posible:

  1. Convierte la mudanza en algo positivo: son muchas las personas que se estresan ellas mismas a la hora de empezar una mudanza, no obstante, esta actitud impacta directamente en el felino, aunque no pueda parecerlo. Lo primero que debes hacer para que tu gato asimile la mudanza como algo positivo y atraviese este proceso con tranquilidad, es tomarla tú mismo/a de esta manera. Si la idea o el proceso de mudarte te provoca nerviosismo, ansiedad o estrés, tu lenguaje corporal expresará estos sentimientos negativos y ello no pasará desapercibido ante los potentes sentidos de tu felino. Al percibir tus cambios de humor, probablemente tu gato se mostrará desconfiado y también asimilará los acontecimientos a su alrededor de forma negativa. Entonces, nuestro primer consejo para mudarse con un gato adulto es tomar la mudanza, desde sus inicios, de forma positiva, manteniendo la calma y planificando cada etapa para no tener imprevistos o accidentes durante la transición al nuevo hogar. Al percibir tu calma y seguridad, tu minino también se sentirá más tranquilo y seguro para vivir esta nueva experiencia.
  2. Empaqueta tus cosas poco a poco: la falta de planificación y la prisa en el último momento son dos factores que hacen de la mudanza algo estresante no solo para ti, sino también para tu minino. Si dejas para empaquetar tus cosas en uno o dos días, con enorme prisa, probablemente te sentirás estresado y terminarás agotado física y mentalmente. Además, esta correría a última hora significa exponer tu gato no solo a un cambio repentino en su ambiente, sino también al estrés y a la desconfianza de observar tu "vaivén" nada habitual, la acumulación de cajas a su alrededor y la "desaparición" de los elementos de su ambiente. Si planificas el paso a paso de tu mudanza y empaquetas tus cosa poco a poco, una caja de cada vez, estarás suavizando los cambios en el entorno de tu minino y contribuyendo para que él asimile este proceso gradualmente, con total tranquilidad.
  3. Proporciona un refugio a tu gato durante los"vaivenes" de la mudanza: el momento descargar las cajas para llevarlas a la nueva casa es un "vaivén" que resulta caótico para tu minino. Los movimientos de acá para allá, el amontonamiento de cajas, la entrada de personas desconocidas en su territorio, el proceso de vaciar del hogar... Todo ello puede generar mucho estrés en tu gato, por ello, lo mejor es prepararle un refugio seguro y tranquilo en una habitación, donde tu minino pueda permanecer ajeno al "vaivén" de la mudanza y estar tranquilo disfrutando de su cama o de sus juguetes. También puedes poner algo de música relajante en el ambiente o simplemente dejar la televisión encendida para que los ruidos del exterior no molesten la tranquilidad de tu felino. Otro tip muy útil es dejar una caja de cartón a disposición de tu minino en esta habitación segura, con algunos juguetes, unas golosinas y una manta en su interior. De esta manera, tu gato también tendrá un "segundo refugio" por si acaso percibe algún movimiento extraño o un ruido fuerte provenientes de la mudanza.
  4. Recoge las pertenencias de tu gato en el último momento: si bien recomendamos empaquetar tus cosas y los objetos del hogar poco a poco, es clave dejar para el último momento las pertenencias de tu gato, cuando ya lo hayas acomodado con total seguridad en su transportín y estés preparado para irte al nuevo hogar. Así, evitamos que el minino se sienta nervioso o ansioso al identificar un cambio brusco en su ambiente. El transportín es un elemento clave en la rutina de un gato doméstico, ya que te permite transportarlo en seguridad, ya sea para llevarlo al veterinario, mudarte o irte de viaje con tu minino. Por ello, es esencial que tu minino se habitúe a permanecer tranquilo en su transportín y a quedarse tranquilo mientras viaja en un vehículo. En el Experto Animal, te ofrecemos algunas recomendaciones para viajar de coche con tu gato y acostumbrarlo a su transportín correctamente.
  5. Lleva a tu gato siempre contigo, con total confort y seguridad: tras asegurarte que tu minino está tranquilo en su transportín y recoger todas sus cosas, es hora de irse a la nueva casa. Durante todo el trayecto, es esencial que tu minino viaje contigo, con la necesaria comodidad y seguridad. Tu gato no debe ir junto a las cajas ni sentirse aprisionado en algún camión de mudanza. Llévalo siempre contigo, transmitiéndole tu tranquilidad y afecto, y asegúrate de que se sienta cómodo y seguro durante todo el viaje.
  6. Suéltalo cunado todo esté preparado: cuando llegues a la nueva casa, deberás repetir la estrategia del refugio seguro, que adoptaste para hacer la mudanza de ida. Asegúrate de preparar una habitación segura y limpia para tu minino, donde encuentre su cama, sus juguetes y complementos, su comedero y bebedero, y los demás elementos que componían su refugio seguro antes de dejar su antiguo hogar. También puedes dejar la misma caja de cartón, con sus juguetes, golosinas y manta adentro para que tenga un "segundo abrigo" frente al "caos" de la mudanza. De esta manera, suavizas la sensación de llegar a un lugar totalmente extraño, presentándolo de forma similar a su ambiente familiar y hogareño del antiguo hogar. Mientras acomodas las cajas y terminas el proceso de llegada a la nueva casa, deja que tu minino se sienta seguro en su refugio. Cuando el "vaivén" de la mudanza termine y la tranquilidad vuelva a reinar en tu nuevo hogar, podrás soltar a tu minino, tras verificar que el entorno es totalmente seguro y positivo para él.
  7. Dale libertad y tiempo para explorar su nueva casa: nuevamente, recordamos la importancia de dar tiempo y libertad a tu minino para que explore su nueva casa, siguiendo sus propios instintos. Además de garantizar la seguridad e higiene del nuevo hogar, será esencial ofrecerle un ambiente enriquecido que estimule su natural curiosidad y le permita no solo entretenerse, sino también desarrollar sus capacidades cognitivas, emocionales y sociales.
  8. Dedica tiempo a estar con tu gato en el nuevo hogar: si bien todos los consejos anteriores son muy útiles para mudarse con un gato adulto, el aspecto clave para que un minino se sienta cómodo, seguro y bienvenido en su nuevo hogar es el afecto y la dedicación de su tutor. Por ello, recuerda siempre dedicar un tiempo especial de tu día a jugar con tu gato en la nueva casa, prepararle una exquisita comida casera o simplemente disfrutar de su compañía mientras duerme a tu lado en el sofá. El amor es el "ingrediente" más poderoso para transformar un inmueble en un verdadero hogar.

¿Cuánto tiempo lleva un gato adulto para adaptarse al nuevo hogar?

¿Te preguntas cuánto tiempo tarda un gato en adaptarse a su nueva casa? El tiempo es variable y dependerá de su propia personalidad y del ambiente ofrecido por sus tutores. Deberás ser paciente y respetar que tu felino tome su propio tiempo para sentirse seguro y empezar a querer explorar su nueva casa. Recuerda que obligar un gato a hacer algo en contra de su propia voluntad es totalmente contraproducente para su adaptación, salud y educación.

Sin lugar a dudas, es totalmente natural que un felino se muestre más tímido, confundido y hasta algo miedoso al recién llegar a un ambiente desconocido y encontrarse con todos los nuevos estímulos de este entorno. Por ello, es posible que prefiera estar escondido los primeros días, o bien se muestre más reservado en relación a su comportamiento en el antiguo hogar.

No obstante, además de respetarlo, podrás ayudar a tu gato de muchas maneras. Primero, proporcionando un entorno positivo, cómodo y tranquilo, donde tu felino se sienta seguro para expresarse libremente y explorar su nuevo entorno. Una nutrición equilibrada y los cuidados esenciales con su salud también serán clave para garantizar su bienestar y óptimo desarrollo, antes, durante y después de una mudanza.

De forma general, los gatos pueden tardar desde pocas semanas hasta varios meses en adaptarse a nuevo hogar. Si necesitas saber más, sigue en ExpertoAnimal para conocer los mejores consejos para los primeros días de un gato en casa, que te ayudarán a favorecer la adaptación de tu gato tras la mudanza al nuevo hogar.

Si deseas leer más artículos parecidos a ¿Cómo mudarse con un gato adulto?, te recomendamos que entres en nuestra sección de Curiosidades del mundo animal.