Cuidados básicos

¿Cómo refrescar a un perro?

María Besteiros
Por María Besteiros, Auxiliar técnico veterinario y peluquera canina y felina. Actualizado: 10 agosto 2022
¿Cómo refrescar a un perro?
Perros

Ver fichas de Perros

Con la llegada de las altas temperaturas, los perros pueden sufrir el calor al igual que nosotros. No es una cuestión menor, ya que, si no consiguen refrescarse, corren el riesgo de padecer el temible golpe de calor, un grave problema que surge cuando su temperatura corporal se eleva tanto como para causar daños irreversibles en su organismo. Para evitar sustos, en este artículo de ExpertoAnimal vamos a explicar cómo refrescar a un perro cuando ya está acalorado o a modo de prevención.

También te puede interesar: ¿Cómo refrescar a un gato?
Índice
  1. Proporciónale agua
  2. Dale cubitos de hielo
  3. Mójalo con una toalla húmeda
  4. Llévalo a darse un baño
  5. Prepara helados para perros
  6. Protégelo del calor
  7. Adquiere una cama refrescante para perros
  8. Cuidado con el corte de pelo
  9. Adapta los horarios de comida y su alimentación
  10. Refresca el ambiente
Ver más >>

1. Proporciónale agua

Cuando hablamos de refrescar a un perro, seguro que lo primero en lo que pensamos es en el agua. Pero no solo para remojarse o jugar: el agua es básica para su correcta hidratación. Todos los perros tienen que tener a su disposición las 24 horas del día agua limpia y fresca.

Con el calor, además de cambiarla con la frecuencia necesaria, debemos asegurarnos de que no se queda nunca sin ella, por ejemplo si salimos y puede volcar el bebedero. Por otra parte, si vamos a llevarlo a pasear durante un buen rato, es recomendable llevar agua o un bebedero portátil para ofrecerle de vez en cuando. Recuerda que si está muy acalorado no es bueno que ingiera demasiada cantidad de golpe.

Además, si el perro se alimenta a base de pienso, puede ser necesario aumentar su hidratación recurriendo a la comida húmeda. Ten en cuenta que debido al calor puede comer menos. Es buena idea ofrecerle el alimento en las horas de menos calor.

¿Cómo refrescar a un perro? - 1. Proporciónale agua

2. Dale cubitos de hielo

El agua también puede congelarse para hacer cubitos de hielo, los cuales, sin duda, constituyen una buena forma de refrescar a un perro. Se los podemos dar al perro directamente, ya que así ingiere más agua, se refresca y se entretiene, o introducirlos en el bebedero, lo que mantendrá el agua fresca más tiempo.

Si notas que tu perro bebe poco o tiene diagnosticada alguna enfermedad que comprometa su hidratación, además del agua podemos incitarlo a beber más dándole caldos de carne, pescado o verduras, siempre que los preparemos sin sal ni grasas. Los caldos también se pueden dar en cubitos de hielo.

En este vídeo te enseñamos a preparar unos deliciosos cubitos de hielo, ¡pero de calabaza!, un premio nutritivo, refrescante y que le encantará.

3. Mójalo con una toalla húmeda

Además de para hidratarse, el agua es un elemento genial a la hora de refrescar a un perro. Así pues, si te preguntas cómo refrescar a un perro con agua, podemos mojarle pasándole una toalla o un paño humedecido en agua fresca. En general, cualquier perro acepta esta maniobra. En cambio, el contacto directo con el agua en bañera, piscina o mar no es admitido por todos los ejemplares. Hay que respetarlo y nunca forzarlos.

Ahora bien, ¿dónde mojar a los perros cuando calor? Si estás en casa y el ambiente no está muy caldeado, puedes humedecer cualquier parte de su cuerpo. Sin embargo, si notas a tu perro muy acalorado durante el paseo y quieres refrescarlo, lo mejor es mojar las zonas con menos pelo, como la cabeza, las patas, el vientre o las ingles. Especialmente en las horas de más calor, mojar aquellas partes con más pelo puede ser contraproducente porque se generaría en el animal un efecto sauna debido a que el calor evapora el agua. Si no tienes toalla puedes utilizar un pulverizador o tus propias manos.

4. Llévalo a darse un baño

Si el perro es amante del agua las posibilidades son infinitas. Podemos llevarlo de excursión a lugares con agua, como la playa, siempre evitando caminatas o actividad física intensa en las horas de más calor. Además, si dispones de terraza, patio o terreno, le encantará tener su propia piscina canina. No es necesario que tenga grandes dimensiones.

Un simple barreño o una tina le servirán para meter las patas, beber e incluso sentarse o tumbarse. Cambia el agua a diario para evitar la proliferación de insectos. Mangueras y juegos con chorros de agua pueden ser también excelentes opciones para refrescar a los perros sin miedo al agua.

¿Cómo refrescar a un perro? - 4. Llévalo a darse un baño

5. Prepara helados para perros

Los helados son un éxito seguro en temporada de calor, tanto para personas como para perros, aunque ¡prepárate para limpiar el suelo después! Si no queremos complicarnos, sirve con que les ofrezcamos los cubitos de hielo o de caldo que hemos mencionado o un simple yogur natural, sin azúcar, previamente congelado.

Pero también podemos elaborar recetas sencillas para refrescar al perro en casa. No sirven las que preparamos para personas, sino que tendremos que buscarlas específicas para ellos. En este artículo tienes 4 recetas de helados para perros fáciles de hacer y a base de frutas y de verduras, como el melón o la zanahoria. Nunca le des a tu perro un helado para personas, pues suelen contener azúcares e ingredientes que no pueden comer.

6. Protégelo del calor

Para ayudarlos a refrescarse es importante que sepamos cómo sudan los perros. Así, para regular su temperatura corporal no sudan por todo el cuerpo como nosotros, sino que, básicamente, se valen del jadeo. De esta manera intercambian el aire caliente de su interior con el del ambiente, que está más fresco. Pero cuando el calor es considerable, este intercambio pierde eficacia. Por eso para mantener a un perro fresco en verano es importante ofrecerle siempre un lugar resguardado y a la sombra.

Si vive en el interior del hogar la temperatura que es válida para nosotros, y que conseguimos bajando persianas, abriendo ventanas, aireando o poniendo ventiladores o aire acondicionado, también lo será para él. Pero, si se encuentra en el exterior, es imprescindible que le aseguremos un lugar sombreado durante todo el día, como una caseta o un garaje.

Los ejemplares que están en un terreno con vegetación y tierra es muy habitual que por sí mismos hagan un agujero a la sombra donde meterse y mantenerse frescos. Por otra parte, consulta con tu veterinario sobre la pertinencia de utilizar protector solar para perros.

¿Cómo refrescar a un perro? - 6. Protégelo del calor

7. Adquiere una cama refrescante para perros

Si quieres saber cómo refrescar a un perro por la noche, o en las horas de más calor en verano, sin lugar a dudas las camas refrigerantes son una opción a tener muy en cuenta. En los momentos de más calor seguro que descubres a tu perro durmiendo, bien estirado, directamente sobre el suelo más frío de la casa, como puede ser el del baño o el de la cocina. Por eso es una buena opción recurrir a las camas o esterillas refrigerantes. Estas pueden ponerse sobre el suelo o encima de su cama habitual, con la particularidad de que mantienen su superficie fresca.

En caso de no querer adquirir una de estas camas pero sí adaptar la que ya tiene para que sea más refrescante, es importante tener en cuenta que no todos los tejidos son adecuados para el verano. Así, lo ideal es que la cama esté fabricada con tejidos transpirables. Igualmente, en caso de que a tu perro le guste tener en su cama algún tipo de mantita, evita las mantas gruesas y cámbialas por otros tejidos más finos, si le da igual puedes omitirla directamente.

8. Cuidado con el corte de pelo

Aunque a primera vista pudiera parecer que un perro rapado estará más fresco, lo cierto es que hay que tener en cuenta algunas cuestiones. En concreto, rapar no está nunca recomendado, pues el pelo ofrece al perro protección frente a lesiones, quemaduras solares, frío o calor. Por eso el rapado queda limitado a zonas concretas sobre las que se va a realizar alguna intervención veterinaria o hay una herida que sanar.

Respecto al corte, no está indicado para todas las razas. La capa interna que poseen algunos perros genera una cámara de aire que les ayuda a combatir el calor. Si la cortamos, por lo tanto, le estamos despojando de su protección. Para ellos lo mejor es el cepillado frecuente. De esta forma retiramos el pelo muerto, evitamos los nudos y, en definitiva, conservamos el pelo en buen estado para que pueda cumplir con eficiencia su función protectora.

En resumen, cortar el pelo puede ser una buena medida para refrescar a un perro si se realiza correctamente y cuando de verdad es necesario o se puede llevar a cabo. Así, si tenemos dudas sobre si es pertinente o no cortarle el pelo a nuestro perro lo mejor es que consultemos con un profesional de la peluquería canina.

¿Cómo refrescar a un perro? - 8. Cuidado con el corte de pelo

9. Adapta los horarios de comida y su alimentación

Como hemos apuntado anteriormente, probablemente notarás que tu perro come menos en verano o cuando hace más calor. Esto es totalmente normal y, por ello, es importante adaptar sus horarios de comidas para evitar la desnutrición. De esta forma, dale de comer cuando hace menos calor, como por ejemplo por la noche o a primera hora de la mañana.

Si bien este consejo no es estrictamente para refrescar a un perro cuando hace calor, sí es importante tenerlo en cuenta para no forzarlo en las horas más cálidas, lo que podría producirle problemas gastrointestinales y aumentar su temperatura corporal, y animarlo a comer cuando el ambiente es más fresco.

Igualmente, como también hemos comentado, introduce en su dieta alimentación con más agua, como comida húmeda o casera.

10. Refresca el ambiente

Por último, para refrescar a un perro en casa en ola de calor o durante un verano "normal", resulta indispensable mantener el ambiente fresco. En caso de disponer de aire acondicionado, podemos activarlo en las horas más calurosas. Si no disponemos de estas máquinas de aire, podemos colocar botellas de agua congelada detrás del ventilador. Este es un truco muy efectivo que ayuda al aparato a emitir aire frío y no caliente.

A pesar de esforzarnos por refrescar a nuestro perro, puede que no sea suficiente, sobre todo si nuestro compañero es mayor o todavía cachorro, está enfermo, tiene algún problema cardiaco, sobrepeso o pertenece a una de las razas de perros braquicéfalos. En el artículo Cómo saber si mi perro tiene calor repasamos los signos en los que debes fijarte para evitar un golpe de calor.

Si deseas leer más artículos parecidos a ¿Cómo refrescar a un perro?, te recomendamos que entres en nuestra sección de Cuidados básicos.

¿Tienes contratado el Seguro de Responsabilidad Civil obligatorio para perros? Consiguelo al mejor precio rellenando el formulario con tus datos y los de tu mascota haciendo clic en este botón:

Bibliografía
  • Carlson y Giffin (2002). Manual práctico de veterinaria canina. Madrid: Editorial el Drac.
Escribir comentario
Añade una imagen
Haz clic para adjuntar una foto relacionada con tu comentario
¿Qué te ha parecido el artículo?
2 comentarios
Su valoración:
Aiber
Pero melomandan lla listo o q
Su valoración:
orlando
remedio para las garrapata no tengo un veterinario cerca
María Besteiros (Editor/a de ExpertoAnimal)
Hola, hay multitud de antiparasitarios efectivos contra garrapatas en pipeta, collar, espray... De todas formas, conviene retirarlas manualmente con una pinza especial que impide que la cabeza se quede dentro. En cualquier caso, todo esto se compra en clínicas veterinarias o establecimientos especializados. Además, las garrapatas pueden transmitir un montón de enfermedades, con lo que hay que controlar el estado general del perro por si acaso. Un saludo.
1 de 5
¿Cómo refrescar a un perro?