¿Cómo regañar a un cachorro?

¿Cómo regañar a un cachorro?

Cuando un cachorro llega a nuestra casa cambia nuestro mundo. Ahora lo más importante es él y le regalamos toda nuestra atención. A cambio queremos que se comporte bien y siga nuestras normas. Para ello, y para un buen comportamiento en el futuro, es muy importante averiguar la manera correcta para adiestrar a nuestro cachorro.

Si estás en el proceso de educar a tu cachorro, tendrás momentos en los que te preguntes cómo regañar a un cachorro. Esta situación es delicada, puesto que reñir a un cachorro de forma inadecuada puede ser fatal y hasta puede empeorar su conducta negativa. Destacamos en este artículo de ExpertoAnimal que la mejor manera de educar a un perro es con refuerzo positivo y nunca con violencia.

¿Es malo reñir a un cachorro?

Los perros sienten que somos parte de su manada y quieren vivir en paz con nosotros. En realidad, quieren que estemos felices y no se comportan mal para enfadarnos. Ellos no saben lo que es un buen o mal comportamiento hasta aprenderlo de nosotros. La educación canina no trata de castigar el mal comportamiento del perro, sino premiarlo cuando se comporta bien, por lo tanto, podríamos decir que no es bueno reñir a un cachorro, en el sentido de usar la violencia y los castigos. Esta forma de enseñar se llama adiestramiento con refuerzo positivo.

Antes de reñir a un cachorro, debemos preguntarnos por qué se comporta de tal forma, porque lo cierto es que no quiere enfadarnos a propósito. Si tu cachorro no responde a tu llamada, muerde los cojines o hace sus necesidades en casa, es porque todavía no ha aprendido todas las nuevas normas, comandos o la rutina de su nuevo hogar.

¿Por qué se portan "mal" los cachorros?

Los perros, sobre todo los cachorros, nos piden mucha atención y harán todo lo posible para conseguirla, hasta destrozar los cojines para ver si reaccionamos. Si detectas una conducta negativa, debes remediarla desde el principio. Por ejemplo, si te encima salta para saludarte, ignora este comportamiento, gírate y dale la espalda. Cuando se haya calmado puedes acariciarlo.

Normalmente un cachorro solo quiere tu atención e intenta averiguar de qué forma puede robártela. Por lo tanto, para hacer que un perro se porte bien, te recomendamos usar el refuerzo positivo para corregir a tu cachorro.

¿Cómo reñir a un cachorro correctamente?

Pero ¿cómo regañar a un cachorro de forma adecuada? No hay que ignorar por completo las malas conductas de tu cachorro, sino corregirlas de forma apropiada para que entienda qué es lo que se puede o no hacer. Por ello, queremos ofrecerte consejos para averiguar cómo corregir a un cachorro.

Hazlo en el momento correcto

Probablemente lo más importante y lo más difícil es lograr corregir una mala conducta en el momento exacto, además, el éxito de su aprendizaje depende de ello. El comando “no” debe ir sincronizado con el comportamiento no deseado para que lo asocie con la situación. Es decir, debes reñir a tu perro en el instante en que realiza una mal acción. Todo regaño demasiado tarde puede confundir al cachorro y ser mal interpretado. Si, por ejemplo, el perrito responde demasiado tarde a nuestra llamada, sería fatal regañarlo tras haber venido. De esta forma, aprenderá que venir hacia su tutor significa algo malo y puede pasar que ya no reaccione nunca a su llamada.

Premia su buen comportamiento

La mejor manera de corregir a un cachorro es premiar su buen comportamiento. Cuando tu perro juega amablemente, reacciona a comandos, establece contacto visual contigo y camina a tu lado, entonces felicítale verbalmente, por ejemplo con “muy bien” o “buen chico”. Hazlo en el mismísimo momento en que se porta bien para que asocie tu afecto positivo con su comportamiento.

Corrígele, pero sin usar la violencia

Una buena educación no solo vive de felicitaciones y premios, sino también de disciplina. Los perros aprenden a entender nuestro lenguaje corporal, por lo cual resultan los mejores amigos del ser humano. Son obedientes y respetuosos. Aunque para ellos nuestro idioma es totalmente diferente, se esfuerzan en complacernos. Es vital que nosotros nos esforcemos en la misma medida para entenderlos y que respetemos a estos dóciles animales.

Los perros son inteligentes y reconocen las expresiones faciales, por lo tanto, notará si estás enfadado o contento. Entonces, ¿cómo reñir a un cachorro? Nunca se debe usar la violencia, como pegar o dar en el hocico a un perro para castigarlo. Él entenderá un simple gesto, un comando y apartarse, alejarse o detenerse como un aviso que no te gusta su comportamiento.

¿Qué hacer si mi cachorro se pone agresivo cuando lo regaño?

Si tu perro se pone agresivo o te muerde cuando le regañas, probablemente será porque se siente amenazado o asustado y solo trata de defenderse o de indicarte que algo en tu comportamiento le inquieta. Para ello, te recomendamos revisar estos artículos que te dejamos a continuación:

  • ¿Por qué mi perro me ladra cuando lo regaño?
  • Mi cachorro muerde y gruñe - ¿Por qué y qué hacer?
  • 5 errores comunes al regañar a un perro

Si la conducta continua o sientes que empeora, te recomendamos que acudas a tu veterinario o te pongas en contacto con un etólogo o adiestrador canino.

Alternativas a regañar a un cachorro

A menudo los perros nos muerden la mano porque en su mundo es su manera de jugar. Entre ellos es muy normal que se pellizquen las patas o las barbas. Las manos de los humanos son más sensibles y notamos su dientes afilados más que los perros, que están protegidos por una piel gruesa y su pelo. Pero en vez de dar en el hocico a un perro se le puede ofrecer una alternativa a su mal comportamiento. En este caso, puedes darle un juguete apto para cachorros. Aprenderá que tus manos son tabú para masticar.

Evita las causas de la conducta negativa

Antes de reñir a un cachorro, sería mejor concentrarse en evitar las causas de la conducta negativa. Si, por ejemplo, tu perro tira de la correa, pregúntate: ¿por qué lo hace? A lo mejor es porque la correa es demasiado corta y va pegado a tus pies. Algunos cachorros tienen miedo de que les pisen.

Educación mental y física

Para que tu cachorro esté feliz y equilibrado necesita entrenamiento mental y físico. De este modo, puede aprender más rápido y se sentirá satisfecho. Un cachorro necesita unos 30 minutos de paseo lleno de juegos, olores, encuentros con amigos y momentos tranquilos. Si tu cachorro está mental y físicamente ocupado, es menos probable que te de guerra en casa.

Si deseas leer más artículos parecidos a ¿Cómo regañar a un cachorro?, te recomendamos que entres en nuestra sección de Educación básica.

Bibliografía
  • Gerardo Marote. (2020). Los primeros días del cachorro en casa. Independiente.
  • Eric Rodríguez. (2019). Adiestra en positivo: Guía completa para educar a tu perro desde cero. Vergara Ediciones.