¿Cómo saber si mi gato está enfermo?

¿Cómo saber si mi gato está enfermo?

Los gatos de cualquier raza en alguna ocasión se encuentran mal. Nuestra obligación es ayudarlos a que su salud se restablezca, si fuera posible. En primer lugar, nuestros gatos deben estar completamente al día del calendario de vacunas obligatorias que cada país señala.

En segundo lugar, una visita anual o semestral al veterinario es necesaria para que el profesional chequee al gato y controle su salud. Por último, estaremos atentos a cualquier síntoma de dolencia por parte del gato, para ayudarle de forma efectiva.

Para ayudaros a cómo saber si mi gato está enfermo, en ExpertoAnimal os señalaremos algunas maneras de averiguarlo:

1. Estudia su aspecto general

Cuando algún gato está enfermo, muy frecuentemente muestra un estado general decaído. Observaréis también que duerme mucho más que de costumbre. Controlad, cuando detectéis el aumento de sueño, si vuestro gato come normalmente o se halla inapetente.

La falta brusca de apetito es una muestra clara de que el gato no se encuentra bien. En estas circunstancias conviene que beba suficiente agua.

Si el gato también se niega a beberla, id con premura al veterinario porque son dos malas señales. Cuando un gato se ha envenenado no se atreve ni a comer ni a beber, tal es el tremendo dolor que siente en su estómago.

2. Descarta que tenga fiebre

Si el gato tiene fiebre, normalmente tendrá el hocico seco y caliente. Con un termómetro se le debe tomar la temperatura anal. Debe irse con mucho cuidado, ya que no suele gustarles la maniobra y pueden revolverse y morder.

La temperatura debe oscilar entre los 37,5º y los 39º. Si supera los 39º su estado será febril y deberás llevar al gato al veterinario. Es muy posible que tenga alguna infección. Cuando el gato tiene fiebre su manto pierde brillo.

Descubre en ExpertoAnimal todos los síntomas y el tratamiento para un gato con fiebre, pudiendo aplicar los primeros auxilios si fuese necesario.

3. Observa su orina y heces

Controlar la frecuencia con la cual orina tu gato es importante, ya que podría tener algún tipo de problema renal o de vejiga. Otro factor muy importante es si el gato orina fuera de su arena, siendo algo inhabitual esta conducta. Cuando esto sucede suele significar que tiene problemas en orinar y te lo muestra de forma patente. Puede ser señal de problemas renales. Acude al veterinario.

Cuando sospechas que tu gato no se encuentra bien, debes observar sus heces para dilucidar si son normales, o existe alguna cosa inhabitual. Si observas que tiene diarrea o manchas de sangre, acude al veterinario. Si constatas que tu gato no ha defecado, estate atento. Si está más de dos días sin defecar, acude al veterinario, ya que puede tratarse de una obstrucción intestinal.

4. ¿Tiene nauseas?

Si observas que tu gato tiene nauseas, no te asustes. Los gatos suelen purgarse, y para ello regurgitan en algunas ocasiones. Sin embargo, en ocasiones tienen nauseas secas, o sea que no vomitan nada. Esto es preocupante, ya que puede tratarse de una obstrucción estomacal o esofágica. Debéis acudir al veterinario.

Si vuestro gato vomita varias veces durante un día o dos, debéis ir sin dilación al veterinario, ya que puede tratarse de una intoxicación o una infección del tracto intestinal. Incluso puede tratarse de un problema renal.

5. ¿Ronronea fuerte?

Si vuestro gato ronronea de forma muy ruidosa es síntoma de que no se encuentra bien, y desea comunicároslo para que lo ayudéis. También pueden realizarlo mediante maullidos de aflicción, pero esto es más propio de razas muy vocales, como por ejemplo los siameses.

Cuando esto ocurra, palpad con suavidad todo el cuerpo del gato en busca de inflamaciones, bultos o heridas. Tomadle la temperatura y acudid al veterinario para que lo explore.

6. Revisa si su aliento es anómalo

Si vuestro gato tiene un aliento fétido, puede tratarse de problemas renales, o dentales. Conviene que el veterinario lo revise. Si su aliento es afrutado es muy mala señal, ya que puede ser que vuestro gato padezca diabetes. El veterinario deberá tratarlo y recomendar una dieta idónea.

7. ¿Bebe agua en exceso o tiene inapetencia de ella?

Si observáis que vuestro gato bebe agua de forma desmesurada, llevadlo al veterinario. Puede ser señal de padecer diabetes, alguna dolencia renal, o incluso otra patología grave.

Si de forma súbita vuestro gato pierde el apetito, controla su evolución. No permitas que pase más de 2 días sin alimentarse. Llévalo al veterinario, pueden tratarse de multitud de dolencias.

8. Observa si tu gato se rasca mucho

Si el gato se rasca mucho es señal clara de que tiene parásitos. Las pulgas son lo más frecuente pero también existen muchos otros parásitos externos como garrapatas, ácaros...

Vale más prevenir que curar. A partir de la primavera es conveniente proteger mediante un collar antiparásitos o pipeta a vuestro felino. Si no lo desparasitáis completamente puede llenaros la casa de pulgas. A las pulgas también les gusta vuestra sangre así que debéis actuar rápido. Visita nuestros remedios caseros para desparasitar gatos y olvídate del problema de forma natural. No obstante, si la situación es grave deberéis acudir al veterinario para que os ayude.

Este artículo es meramente informativo, en ExpertoAnimal.com no tenemos facultad para recetar tratamientos veterinarios ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a que lleves a tu mascota al veterinario en el caso de que presente cualquier tipo de condición o malestar.

Si deseas leer más artículos parecidos a ¿Cómo saber si mi gato está enfermo?, te recomendamos que entres en nuestra sección de Primeros auxilios.