¿Cómo saber si mi perro tiene frío?

¿Cómo saber si mi perro tiene frío?

¿Los perros tienen frío? Esta es, sin duda, una de las preguntas más frecuentes que se realizan los tutores de canes cuando llega el invierno, y es que si ya disponen de la capa de pelo que los protege de las bajas temperaturas, ¿por qué tiemblan cuando están en la calle? Si tú también buscas una respuesta a esta y más cuestiones relacionadas con el frío y los perros, ¡has llegado al lugar adecuado!

En este artículo de ExpertoAnimal te ayudaremos a identificar los síntomas del frío en perros, las consecuencias que puede ocasionar en ellos y cómo protegerlos para evitarlas. Sigue leyendo y descubre cómo saber si tu perro tiene frío para poder ayudarlo.

¿Los perros sienten frío?

Lo primero que debemos aclarar es que, como nosotros, los perros sienten frío y calor, independientemente de la raza y el tipo de pelo que tengan. Estos últimos factores lo que harán será determinar el grado de frío o calor que puede llegar a soportar el animal. De esta forma, los perros cuentan con una capa de pelo y grasa en la piel que actúan como protectores térmicos naturales. Dicha capa de pelo realiza dos mudas al año, una en primavera y otra en otoño, para preparar su cuerpo al cambio de temperatura y adaptarlo. Sin embargo, en muchas ocasiones esta capa de pelo puede llegar a ser insuficiente durante el invierno y, por tanto, permitir que el frío penetre en nuestro perro.

Existen una serie de razas de perros que aguantan el frío, adaptadas a estos climas, que son capaces de generar más o menos cantidad de subpelo durante la muda para protegerse mejor de las bajas temperaturas, por lo que apenas requerirán de nuestra ayuda para soportarlas. Algunos ejemplos son el alaskan malamute, el husky siberiano o el San Bernardo. Por contra, hay otras que no tienen tanta suerte y su naturaleza no les ofrece esta posibilidad, por lo que deberemos estar atentos para evitar que nuestro perro pase frío. Canes como el chihuahua, el bulldog francés, el yorkshire o el crestado chino suelen ser los más vulnerables a la caída de las temperaturas. Esto es así porque se trata de razas que tienen el pelo muy corto, apenas mudan el pelaje o directamente no tienen pelo. Por otro lado, los cachorros y los perros ancianos también son más propensos a padecer frío con mayor facilidad. Si disponemos de un compañero que cumple con estas características, será fácil saber si necesita ser protegido del invierno, pero si no lo tenemos tan claro, ¿cómo sabemos si nuestro perro tiene frío?

¿Cómo saber si mi perro tiene frío?

¿Cómo saber si mi perro tiene frío en casa o en la calle? Para responder a esta duda, hazte la siguiente pregunta: ¿cómo reacciona tu cuerpo ante el frío? ¡Con temblores! El cuerpo del perro no es una excepción y, por ende, los temblores son el principal síntoma del frío en perros. Tanto si está dentro de casa como si se encuentra en la calle, si tu perro empieza a tiritar lo más probable es que sea porque siente que tiene frío. No obstante, esta no es la única señal que puede alertarnos de ello, y es que existen otros síntomas del frío en perros a los que tendremos que prestar atención:

  • Respiración y movimientos lentos. Si observas que tu can respira más despacio de lo normal o, incluso, que tiene dificultades para hacerlo es posible que tenga frío y se esté resfriando por ello. Asimismo, a este signo se le puede sumar una movilidad ralentizada debido a una rigidez muscular provocada por las bajas temperaturas.
  • Aumento de sueño. ¿Tu perro está más cansado? ¿Duerme más de lo habitual? Si es así, puede ser consecuencia del frío y tendrás que poner medidas para ayudarle a soportarlo. Además, observa su postura al dormir. Si se retuerce como si quisiera taparse con su propio cuerpo, con total seguridad necesita cubrirse con una manta o ropa de abrigo.
  • Sequedad en la piel. En especial los perros sin pelo pueden llegar a presentar una piel seca si sienten mucho frío, hecho que tendrás que tratar de inmediato para devolver la vitalidad a su piel y mantenerla en perfectas condiciones.

Algunos perros pueden tener el cuerpo frío y ser este un síntoma de frío, sin embargo, no es una señal que siempre esté presente, por lo que es preferible guiarse por los síntomas anteriores. Por otro lado, si observas que tu perro presenta rigidez en una parte específica de su cuerpo, deberás masajear la zona con mucho cuidado para ofrecerle tu calor e intentar aliviar los síntomas. Si tras unos minutos no notas mejoría, tendrás que llevarlo al veterinario de inmediato.

¿A qué temperatura tiene frío un perro?

Como sucede con las personas, cada perro es distinto y no todos sienten frío a la misma temperatura. No obstante, en general, es a partir de los 8º cuando empiezan a presentar síntomas de frío, por lo que es conveniente protegerlos si en nuestro lugar de residencia estamos a esta temperatura o inferior.

Consecuencias del frío en los perros

Ahora que conoces los síntomas del frío en perros, debes saber que no actuar para aliviarlos puede desencadenar en la aparición de problemas respiratorios y patologías de carácter grave como una hipotermia. A continuación, te mostramos las más habituales:

  • Resfriado
  • Bronquitis
  • Laringitis
  • Faringitis
  • Pulmonía

Aunque estas son las enfermedades más comunes en los perros durante el invierno, no son las únicas, por lo que protegerlo del frío es una tarea obligatoria de los tutores si queremos asegurar su bienestar y mantener su salud. De esta forma, si sospechas que tu perro tiene frío y puede sufrir alguna de estas patologías, no lo dudes y acude al veterinario lo antes posible. En especial la pulmonía solo puede ser tratada con antibióticos que debe recetar un especialista, por lo que actúa rápido y ofrece los mejores cuidados a tu perro.

¿Cómo proteger a mi perro del frío?

Lo primero que debes revisar para proteger a tu perro del frío es su espacio para dormir. Si tu perro suele dormir en el jardín u otra zona exterior, desde ExpertoAnimal te recomendamos que recapacites sobre ello y traslades su cama dentro del hogar para que pueda sentir el calor y no enfermar. Ahora bien, si por el motivo que sea no tienes espacio, ¿los perros pueden dormir afuera en invierno? Depende de las condiciones en las que duerman, es decir, si van a dormir en la calle, la respuesta es no, pero si disponen de una caseta para perro con calefacción, bien acondicionada, con mantas y camas bien protegidas, pueden. No obstante, insistimos en que lo mejor es que duerman lo más protegidos del frio posible.

Si resides en un lugar en el que las temperaturas descienden de una forma desmedida, proporcionarle una manta para que él mismo se tape si tiene frío será obligatorio. Así mismo, existen mantas o alfombrillas térmicas que podemos utilizar para calentar la cama de nuestro perro o para ponerla directamente encima y permitir que descanse caliente toda la noche. Y si tu perro tiembla de frío y las mantas no acaban de calmarlo, entonces te aconsejamos comprobar si su cama es la más adecuada o es momento de cambiarla por una hecha con materiales más aislantes.

Además de estas medidas, tendrás que plantearte la posibilidad de adquirir ropa de abrigo para tu perro y colocársela antes de salir a pasear. Recuerda que, igual que tú te cubres con capas de ropa para salir a la calle y evitar pasar frío, tu peludo compañero también necesita una capa extra si cumple con las características anteriormente citadas (pelaje corto o ausencia de pelo). Dentro de la gran variedad de prendas para canes, destacan los jerséis y los abrigos como las más prácticas, cómodas y efectivas:

Jerséis para perros

Suelen ser de punto y cubrir la zona del cuello y tronco del perro para ayudarle a combatir el frío. Al ser ligeramente más finos que los abrigos, están más recomendados para la época de otoño e inicio del invierno. Ten presente que sobreproteger al animal del frío puede generar el efecto contrario y propiciar la aparición de sofocos por calor, de manera que no optes por un abrigo hasta que las temperaturas no lleguen a su punto más bajo. Así mismo, existen jerséis que cuentan con un forro polar para aquellos perros más vulnerables. A la hora de seleccionar el más adecuado para tu can, tendrás que fijarte en la variedad de tallas y escoger aquella que cumpla con la longitud dorsal de tu perro.

Abrigos para perros

Como comentamos, los abrigos suelen estar fabricados con materiales más resistentes al frío y, por tanto, protegen más a nuestro perro. De esta forma, recomendamos escoger esta prenda de ropa de abrigo para perros cuando ya nos haya invadido el invierno. Aquí disponemos de más posibilidades, y es que existen abrigos que solo cubren la zona del tronco del animal y otros que incluyen gran parte de las patas y cuello. Tendrás que decantarte por uno u otro en función de las necesidades de tu perro, ya que si observas que siente mucho frío cuando lo sacas a pasear e, incluso, le cuesta caminar, deberás hacerte con un abrigo completo.

Puesto que los perros cuentan con una capa de pelo de invierno y con una de verano, no hagas uso de la ropa para canes fuera de la época de frío. Aunque pueda parecerte que está realmente bello con la prenda puesta, debes pensar en su comodidad y bienestar.

Botas para perros

Por último, mencionamos las botas para aquellos perros con frío que vivan en lugares donde es habitual que nieve. Del mismo modo que no todos los perros necesitan ropa, tampoco todos necesitan botas, pero sí hay algunos que pueden rechazar pisar pasear por la nieve debido al frío o a la sensación que les produce su tacto. Para estos casos, no te pierdas este otro artículo: "¿Cómo llevar a un perro a la nieve?".

¿Hay que tapar a los perros para dormir?

Nuevamente, todo depende de las necesidades de tu perro. Si notas que tu perro tiene frío en invierno, no lo dudes y déjale una manta bien calentita en su cama para que él mismo se tape si lo necesita. De todas formas, como la retirará en caso de pasar calor, no está de más dejarla en noches frías.

Por otro lado, si te has percatado tarde de que tu perro tenía frío y presenta síntomas claros de piel reseca, tendrás que hacerte con un champú hidratante para canes con la finalidad de combatir la sequedad y devolverle la vitalidad a su piel. Recuerda que, como cuidador, tienes una serie de responsabilidades que debes cumplir si quieres tener a tu lado a un perro sano, alegre y feliz. Ofrécele todo tu cariño y los mejores cuidados para proteger a tu perro del frío y mantenerlo fresco en verano.

Si deseas leer más artículos parecidos a ¿Cómo saber si mi perro tiene frío?, te recomendamos que entres en nuestra sección de Cuidados básicos.