¿Cómo saludan los perros?

¿Cómo saludan los perros?

Una pregunta muy habitual entre las personas que conviven con estos animales es: ¿cómo saludan los perros? Cuando llegamos a casa y nos reciben con entusiasmo, ¿es su forma de saludarnos? ¿Cómo se saludan entre ellos? Los caninos domésticos son animales gregarios, muy sociales y sociables. En animales que presentan tales características, no hay duda alguna de que el saludo es un hecho muy importante socialmente entre los miembros de un grupo y que es parte fundamental en la generación y reforzamiento del vínculo afectivo entre los distintos individuos del grupo social. Por ello, podemos deducir que el saludo entre perros existe.

En este artículo de ExpertoAnimal te hablamos del saludo canino, sus características, orígenes y funciones para que puedas entender cómo saludan los perros, tanto entre ellos como a los humanos.

Tipos de saludos en perros

El saludo en sí mismo es una ceremonia o ritual que todos los perros realizan, pues está firmemente incluido en su genética de especie. El saludo canino es exhibido o ejecutado cuando un perro se encuentra con otro miembro de su grupo (al despertar, al reencontrarse), pero que también lo realiza con otros miembros de su especie aunque no pertenezcan a su grupo social. También lo llevan a cabo los cachorritos con los adultos e incluso los cachorros entre sí. Por esta razón, para conocerlo mejor se deberían separar los principales tipos de saludos caninos:

  • Saludo entre individuos conocidos y con cierto grado de vínculo afectivo.
  • Saludo entre dos perros que no presentan aún este vínculo.
  • Saludo de un perro hacia las personas, aunque esta conducta canina también se podría incluir dentro de los dos puntos anteriores.

¿Cómo se saludan los perros?

El saludo entre perros conocidos es realizado al encontrarse y conlleva toda una ceremonia de gestos y posturas corporales. Los animales se muestran relajados y confiados, se tocan con sus cuerpos, se huelen y en ocasiones adoptan posturas de invitación al juego con la parte anterior del cuerpo contra el suelo y la parte posterior del cuerpo levantada.

El saludo entre dos perros desconocidos es algo más frío y distante, por decirlo de algún modo. Los gestos y posturas corporales no demuestran tanta relajación como en el caso anterior, pues cada animal está esperando observar la respuesta del otro perro para así seguir o no con el ritual del saludo amistoso. Si uno de los perros no ha recibido una socialización adecuada, puede no producirse este saludo porque el perro no socializado, con alta probabilidad, tenderá a ladrar y mostrar una actitud hostil. Por este motivo es tan importante socializar a un cachorro correctamente o perro adulto recién adoptado.

Funciones del saludo entre perros

El saludo canino, además de todo lo antedicho, tiene una importantísima función social cuando es ejecutado entre miembros de un mismo grupo (manada en el caso de los animales silvestres o grupo social interespecífico en el caso del perro y la familia humana con quien convive). Esa función social es la de reforzar el posicionamiento jerárquico dentro del grupo. Tan solo viendo el saludo matutino de un perro uno puede interpretar la posición social dentro del grupo de ese animal. El perro que saluda a un miembro más dominante del grupo, lo hace con una postura menos relajada, lanzando lengüetazos al aire e intentando parecer más pequeño de lo que es, mientras que el individuo dominante muestra una postura totalmente diferente: bien erguido, tranquilo y relajado. La primera conducta comentada es un comportamiento similar al observado cuando los cachorritos saludan a un perro adulto.

Eso sí, es importante remarcar que en todo momento hablamos del saludo entre canes, ya que la jerarquía propiamente dicha se produce entre animales de la misma especie, no entre perro y humano. Entre perro y humano el saludo puede mostrar el tipo de relación y vínculo que existe entre ellos, sin tener nada que ver con el concepto de liderazgo, algo que, repetimos, se produce entre perros que forman parte de un mismo grupo social. No obstante, es cierto que conocer los distintos tipos de saludos entre perros puede ayudar a las personas que viven con más de uno a entender mejor sus comportamientos.

¿Cómo saludan los perros a los humanos?

Este tal vez sea el punto más relevante de este artículo, pues el saludo canino dirigido hacia las personas, si bien presenta las mismas raíces conductuales que el saludo dirigido hacia sus congéneres, los aditamentos que contiene son igual de importantes.

También en este caso deben separarse dos situaciones distintas. La primera de ellas es cuando el perro saluda a su tutor o a alguna otra persona de su ambiente cercano a la cual ya conoce y con quien, seguramente, tiene un buen vínculo afectivo. Esta situación puede ocurrir por la mañana al despertarse, cuando la persona regresa al hogar o incluso cuando el perro vuelve de algún paseo. El perro se contornea, mueve frenéticamente la cola y, en el caso de que esté habituado a hacerlo, puede lamer a la persona saludada. Generalmente, el perro se encuentra relajado y su gesto facial, al igual que su postura corporal, indica ese estado anímico.

La otra situación para diferenciar es la de algunos perros que saludan a personas desconocidas ante el solo hecho de que estas lo miren, le hablen o se agachen para tocarlos. Esta situación ocurre en aquellos perros que desde cachorros han tenido siempre experiencias agradables con los seres humanos con quienes le ha tocado en suerte interactuar. Si bien diferencian entre las personas cercanas y los desconocidos, en general tienen una visión del ser humano totalmente positiva y eso hace que, ante una actitud amistosa de una persona, el animal inmediatamente exhiba el ritual del saludo.

En definitiva, el saludo es una de las tantas expresiones conductuales que presentan los caninos domésticos de compañía y que posee una base genética heredada y una importante influencia ambiental basada en las experiencias vividas con anterioridad por el animal que lo realiza. Si se le presta la debida atención, el saludo sirve como parámetro para medir la buena relación entre un perro y las personas con quienes convive y con su tutor principalmente. Como se debería hacer con el resto de las personas, a un perro tampoco jamás se le debería negar el saludo.

Ahora bien, si tu perro salta sobre las personas para saludarlas o quiere saludar a todo el mundo de forma muy efusiva, te recomendamos consultar este otro artículo para tratar este tema y evitar problemas futuros: "¿Cómo evitar que el perro salte encima de las personas?".

¿Por qué mi perro no me saluda?

Aunque el saludo forma parte del comportamiento canino y tiene una gran importancia entre los perros, no todos saludan a sus humanos al llegar a casa. Si tu perro nunca te ha saludo no tienes por qué preocuparte ni pensar que tu perro no te quiere, simplemente no tiene ese hábito contigo o está acostumbrado a que seas tú quien se acerque a saludar. Cada relación es distinta y muchas veces depende de los parámetros que se marquen entre perro y humano.

Si tu perro ha dejado de saludarte de repente, entonces te recomendamos acudir al veterinario porque puede estar sufriendo un problema de salud que le impide moverse como de costumbre o tener el ánimo habitual.

¿Cómo saludar a un perro?

Nuevamente, a la hora de saludar a un perro se deben tener en cuenta las dos situaciones expuestas en todo el artículo: el saludo dirigido a un perro desconocido y el saludo dirigido a nuestro compañero perruno o perro conocido.

¿Cómo saludar a un perro desconocido?

Antes de acercarnos a un perro desconocido, es importante observarlo para comprobar si está receptivo o no. De la misma forma que a nosotros no nos gustaría que alguien se acercara de repente a acariciarnos, a muchos perros tampoco. Si el animal parece receptivo, nos acercaremos lentamente para no asustarlo ni transmitir una actitud equivocada. En todo momento hemos de mantenernos en calma para transmitir seguridad y confianza, evitando movimientos bruscos. Cuando estemos cerca, dejaremos que el animal se acerque a olernos y dé el primer paso. Si nos huele y parece conforme, podemos acariciarlo por la zona del cuello, no por la cabeza ni por el hocico a no ser que estemos totalmente seguros de que el can aceptará positivamente ese gesto.

¿Cómo saludar a un perro al llegar a casa?

La respuesta a esta preguntará dependerá totalmente de la relación que se tenga con el perro. Algunos canes, como hemos dicho, se mantienen tranquilos y esperan a que sean sus humanos quienes se acerquen a saludar. En estos casos, como el animal muestra una actitud totalmente calmada, es posible saludarlo con caricias, palabras de ánimo, etc. Otros perros, en cambio, tienden a saludar a sus humanos con más efusividad. Si se mantiene dentro de las posturas nombradas anteriormente, se puede responder al saludo sin ningún problema.

Ahora bien, si tu perro saluda efusivamente, se orina cuando saluda o salta sobre las personas, es posible que sufra estrés o ansiedad por separación, problemas que deben tratarse para devolver al animal el equilibrio emocional. El estrés puede ser provocado por diversas causas y deberás encontrarla para combatirla. En el segundo caso, presentará otros síntomas como destrozos en el hogar cuando esté solo, ladridos, llantos o muestra de nerviosismo cuando interpreta que te vas.

Además de determinar si tu perro realmente sufre un problema que necesita tratamiento, es importante no saludarlo para no reforzar esa conducta. Así pues, deberás ignorarlo y acariciarlo únicamente cuando se muestre más calmado.

¿Cómo enseñar a un perro a saludar?

El saludo entre perros es un comportamiento innato que aprenden a realizar correctamente cuando no son separados de su madre de forma prematura y, sobre todo, cuando reciben una buena socialización. Así, el cachorro que se desteta de forma natural y disfruta de un adecuado periodo de socialización, sabrá saludar a otros perros y personas tal y como hemos descrito en apartados anteriores.

Cuando el perro muerde al saludar a otros perros o personas, saluda de una manera demasiado efusiva, salta o se orina, entonces sí se debe buscar una solución encontrando primero el problema. Generalmente, sucede por una falta de socialización, porque alguna de sus necesidades no está bien cubierta o, como hemos dicho, sufre estrés o ansiedad por otros motivos. En cualquiera de estos casos, se deberá enseñar al perro a saludar correctamente dependiendo del motivo que lo lleva a hacerlo "mal". Acudir a un educador canino o etólogo siempre es la mejor opción porque analizará el caso y establecerá un plan de trabajo.

Si el problema es la falta de socialización, aconsejamos consultar este otro artículo: "¿Cómo socializar a un perro adulto?". Si tu perro ladra a otros, consulta también este otro: "Mi perro ladra a otros peros cuando va atado".

Si deseas leer más artículos parecidos a ¿Cómo saludan los perros?, te recomendamos que entres en nuestra sección de Curiosidades del mundo animal.

Referencias

Canine Behavior: A guide for Veterinarians. B.Beaver. Ed. Saunders

Manual de Problemas de conducta del perro y gato. Landsberg, Hunthausen, Ackerman. Ed. Acribia