Compartir
Compartir en:

¿Cómo ven los gatos?

¿Cómo ven los gatos?

Ver fichas de Gatos

Los ojos de los gatos son similares a los de las personas pero la evolución ha hecho que su visión esté enfocada a mejorar la actividad de cazar de estos animales, depredadores por naturaleza. Como buenos cazadores, los gatos necesitan percibir los movimientos de las cosas que les rodean cuando hay poca luz y no es indispensable que distingan una gran gama de colores para sobrevivir, pero aún así, no es cierto que solo vean en blanco y negro. En realidad, ven peor que nosotros a la hora de enfocar objetos de cerca pero, sin embargo, tienen un mayor campo de visión a grandes distancias y son capaces de ver en la oscuridad.

Si quieres saber cómo ven los gatos, sigue leyendo este artículo de ExpertoAnimal en el que vamos a enseñarte unos cuantos puntos importantes para tener en cuenta a la hora de saber de qué forma ven los gatos.

También te puede interesar: ¿Cómo nos ven nuestras mascotas?

Los gatos tienen los ojos más grandes que nosotros

Para entender bien cómo ven los gatos, debemos remitirnos al especialista en gatos y científico de la Universidad de Bristol, John Bradshaw, el cual afirma que los ojos de los gatos son más grandes que los de los humanos debido a su naturaleza depredadora.

El hecho de que los predecesores de los felinos (los gatos salvajes) tuvieran la necesidad de cazar para así poder alimentarse y prolongar esta actividad durante el máximo de horas al día, hizo que sus ojos se transformaran y aumentaran de tamaño, siendo mayores que los de los humanos, además de estar dispuestos al frente de la cabeza (visión binocular) para así abarcar un mayor campo de visión como buenos depredadores. De hecho, los ojos de los gatos son muy grandes en comparación con sus cabezas si los comparamos con nuestras proporciones.

Los gatos ven 8 veces mejor con luz tenue

Debido a la necesidad de prolongar el tiempo de caza por la noche de los felinos salvajes, los antecesores de los gatos domésticos desarrollaron una visión nocturna entre 6 y 8 veces mejor que la de los humanos. Son capaces de ver bien incluso con la mínima luz tenue y esto se debe a que tienen una mayor cantidad de fotoreceptores en la retina.

Además, los gatos poseen el denominado tapetum lucidum, un complejo tejido ocular que refleja la luz después de haber absorbido una gran cantidad y antes de llegar a la retina, lo cual hace que tengan una visión más aguda en la oscuridad y que sus ojos brillen en la penumbra. Por eso cuando les hacemos una fotografía por la noche, los ojos de los gatos brillan. Así pues, cuanto menos luz hay, mejor es cómo ven los gatos en comparación con los humanos, pero a la vez, los felinos ven peor con la luz diurna debido también al tapetum lucidum y a la células fotoreceptoras, que hace que se les limite la visión al absorber mucha luz por el día.

Los gatos ven más borroso con luz diurna

Como se ha mencionado anteriormente, las células receptoras de luz encargadas de la visión de los gatos son diferentes a las nuestras. A pesar de que tanto los felinos como los humanos compartimos el mismo tipo de fotoreceptores, los conos para distinguir los colores con luz intensa y los bastones para ver en blanco y negro con luz tenue, estos no están distribuidos con la misma proporción: mientras que en nuestros ojos dominan los conos, en los ojos de los gatos dominan los bastones. Y no solo eso sino que además, estos bastones no se conectan directamente con el nervio ocular y en consecuencia, directamente con el cerebro como pasa en los humanos, sino que se conectan primero entre ellos y forman pequeños grupos de células fotoreceptoras. De tal manera que, la visión nocturna de los gatos es excelente en comparación con la nuestra, pero por el día pasa todo lo contrario, y son los felinos los que tienen una visión más borrosa y menos nítida, debido a que sus ojos no envían al cerebro a través del nervio ocular una información detallada sobre qué células tienen que estimular más.

 

Los gatos no ven en blanco y negro

Antiguamente, se creía que los gatos solo podían ver en blanco y negro, pero ese mito ya ha pasado a la historia ya que múltiples estudios han demostrado que los felinos pueden distinguir de forma limitada algunos colores y dependiendo de la luz ambiental que haya.

Como ya se ha mencionado, las células fotoreceptoras encargadas de percibir los colores son los conos. Los humanos tenemos 3 tipos diferentes de conos que captan la luz roja, verde y azul; en cambio los gatos solo disponen de conos que captan la luz verde y azul. Por tanto, son capaces de ver los colores fríos y distinguir algún color cálido como el amarillo pero no ven el color rojo que lo perciben como un gris oscuro. Tampoco son capaces de percibir los colores tan vivos ni saturados como los humanos, pero sí ven algunos colores como los perros.

Un elemento que también influye en la visión de los gatos es la luz, cosa que hace que cuanta menos luz haya, menos pueden distinguir colores los ojos de los gatos, por eso los felinos solo ven en blanco y negro en la oscuridad.

Los gatos tienen un campo de visión más amplio

Según el artista e investigador Nickolay Lamm de la Universidad de Pensilvania, que ha realizado un estudio sobre la visión felina junto con la ayuda de varios oftalmólogos y veterinarios felinos, los gatos perciben un campo de visión mayor que el que percibimos las personas.

Los felinos tienen un campo de visión de 200 grados, mientras que los humanos tenemos uno de 180 grados, y aunque parezca poco, es un número significativo si se compara la amplitud visual, como por ejemplo, en estas fotografías de Nickolay Lamm donde en la parte de arriba se muestra lo que vería una persona y en la parte de abajo lo mismo que vería un gato.

Los gatos no enfocan bien de cerca

Por último, para entender mejor cómo ven los gatos, tenemos que fijarnos en la nitidez de lo que ven. Las personas tenemos mayor agudeza visual a la hora de enfocar objetos cercanos porque nuestro rango de visión periférica de cada lado es menor que la de los gatos (20º en comparación con sus 30º). Es por eso que los humanos podemos enfocar con nítidez hasta una distancia de 30 metros y los felinos solo llegan a 6 metros para ver bien de cerca los objetos. Este hecho también se debe a que tienen los ojos más grandes y tienen menos músculos faciales que nosotros. Sin embargo, la falta de visión periférica les ofrece una mayor profundidad de campo, cosa que es importantísima para un buen depredador.

En estas fotografías os mostramos otra comparación del investigador Nickolay Lamm sobre cómo vemos nosotros de cerca (foto de arriba) y cómo ven los gatos (foto de abajo).

Si deseas leer más artículos parecidos a ¿Cómo ven los gatos?, te recomendamos que entres en nuestra sección de Curiosidades del mundo animal, o que descargues nuestra app ExpertoAnimal, la aplicación para compartir conocimientos sobre el mundo animal y resolver todas tus dudas.

Comentarios (0)

Escribir comentario sobre ¿Cómo ven los gatos?

Añade una imagen
Haz clic para adjuntar una foto relacionada con tu comentario
¿Qué te ha parecido el artículo?

¿Cómo ven los gatos?
1 de 7
¿Cómo ven los gatos?