¿Cómo viajar con un perro en coche?

¿Cómo viajar con un perro en coche?

Viajar en coche con tu perro es una actividad que probablemente quieras realizar a menudo, ya sea para ir de excursión, llevarle al veterinario o irte de vacaciones. En este sentido es fundamental contar con un sistema de retención seguro, así como cumplir con la legislación vigente en España.

Debemos fomentar desde cachorro que nuestro perro se habitúe a viajar en coche, siempre de forma positiva, para que sea una experiencia enriquecedora y libre de malestar. En este artículo de ExpertoAnimal te mostraremos cómo viajar con un perro en coche, siguiendo la legislación española del 2019.

Legislación española sobre el transporte con animales

Existen diversas formas de transportar un perro en coche, no obstante, se deben tener en cuenta algunos factores importantes, como la comodidad del perro y los pasajeros, así como la seguridad en caso de accidente.

Es importante resaltar que nunca se debe transportar un perro suelto en el vehículo ya que puede provocar distracciones, daños a los ocupantes, e incluso interferir en la conducción, con el riesgo que ello implica.

Normativa en España del transporte con animales

La normativa del Reglamento General de Circulación [1] y la Ley de Seguridad vial [2] no especifican claramente cómo se debe transportar un perro en coche en España, no obstante, sí mencionan algunas características básicas de conducción que se deben tener en cuenta:

El conductor debe mantener libertad de movimientos, un campo de visión necesario y atención permanente a la conducción. Consta que se debe mantener una adecuada colocación de los objetos o animales transportados.

Documentación necesaria para el transporte con animales

Al margen de cumplir con las indicaciones anteriormente mencionadas, es imprescindible disponer de la cartilla sanitaria, una placa censal del ayuntamiento correspondiente y el chip identificativo. Si además nuestro perro está considerado como un perro potencialmente peligroso, deberemos disponer también del seguro de responsabilidad civil y la licencia correspondiente.

La malla separadora en el vehículo

Para empezar este artículo sobre cómo viajar con un perro en coche os mostramos la malla separadora. Se trata de uno de los sistemas más populares, no obstante, no permite aislar al perro de forma correcta. Es probable que en caso de accidente pudiera acceder a los asientos delanteros.

No cumple con la normativa.

Cinturones de viaje para perros

La segunda opción es un cinturón para mascotas. Se trata de un sistema de retención más seguro que el anterior y debe ir siempre sujeto a un arnés. Nunca se debe utilizar un collar, ya que ante un impacto el perro podría ahorcarse. No obstante, en caso de accidente grave, el perro podría sufrir un impacto contra algunas zonas del vehículo y, aunque es poco probable, el sistema de retención podría romperse.

Sí cumple con la normativa.

Arnés de doble enganche

Siguiendo con el artículo sobre cómo viajar con un perro en coche hablaremos del arnés. Este sistema de retención es mucho más seguro que el cinturón que hemos mencionado anteriormente. Básicamente dispone de un espacio para que atemos directamente al perro utilizando el cinturón de seguridad del coche.

Como inconveniente podríamos apuntar que limita el movimiento del can, pudiendo provocar estrés en el viaje.

Sí cumple con la normativa.

Transportín plegable y otros

Los transportines plegables son otra opción para transportar al perro en coche. Los podemos colocar en los asientos traseros o en la zona inferior de los asientos de atrás, en los pies. No obstante solo pueden utilizarlo perros de cierto tamaño. Podría provocar lesiones al perro en caso de impacto, especialmente si no está bien sujeto.

Sí cumple con la normativa.

Transportín rígido

El transportín rígido, al igual que el transportín plegable es una buena opción para transportar al perro en un viaje, pero en este caso, hablamos del método más seguro. En caso de impacto el perro recibiría el menor daño posible y no afectaría a los conductores. Se puede colocar en los asientos de atrás, en la zona inferior o en el maletero abierto. Actualmente podemos encontrar también transportines de aluminio, los más seguros del mercado.

Sí cumple con la normativa.

Rejas divisorias

Este es otro método de retención que podemos utilizar. Es importante destacar que las rejas divisorias deben ser específicas para el modelo del coche, no de tipo universal, ya que estas últimas pueden no aguantar el impacto correctamente en caso de colisión.

Sí cumple con la normativa.

Consejos para viajar en coche con tu perro

Antes de terminar con este artículo sobre cómo viajar con un perro en coche os ofreceremos algunos consejos necesarios que todo conductor debería tener en cuenta. Síguelos para evitar que tu perro muestre estrés o ansiedad y se habitúe a esta rutina de forma positiva:

  • Es recomendable acostumbrar al perro desde cachorro, cuando aún se encuentra en el período de socialización, para evitar la adquisición de miedos.
  • Empieza presentando el coche a tu perro y asociándolo de forma positiva con el uso de golosinas o premios sabrosos. También puedes utilizar caricias y palabras amables.
  • Si va a viajar en transportín debes acostumbrarle antes en casa. Deja de forma regular dentro del transportín golosinas y juguetes para que no tenga miedo de entrar.
  • No fuerces a tu perro a entrar en el vehículo, es más indicado que suba por su propio pie. Para ello, puedes dejar dentro del maletero o de los asientos golosinas y premios.
  • No le ofrezcas comida o agua en exceso, podría vomitar.
  • Empieza realizando subidas y bajadas del coche, para posteriormente realizar trayectos cortos, siempre de forma progresiva.
  • Haz del viaje una experiencia positiva para él, de esta forma lograrás que tu perro tenga ganas de viajar.
  • Procura que el lugar sea cómodo y agradable. Ten a su disposición una manta o un pequeño colchón para que esté tranquilo y relajado.
  • No permitas que tu perro saque la cabeza por la ventanilla, es muy peligroso.
  • No lleves a tu mascota en los asientos delanteros, está prohibido.
  • Si tu perro tiene miedo de subir al maletero, prueba a utilizar una rampa de acceso.
  • Durante los viajes para cada 2 o 3 horas para que pueda orinar, beber y caminar.
  • Si el perro tiene miedo a viajar en coche repasa nuestras pautas para mejorar la asociación o acude directamente a un educador canino.
  • Permanece relajado en todo momento para que tu perro no se altere.

¿Y en caso de estrés y vómitos?

Si tu perro muestra mucho estrés al viajar, evita por completo el uso de fármacos que contengan acepromacina. Se trata de un relajante muscular que provoca grandes niveles de ansiedad en el perro, ya que le impide moverse. En lugar ello, acude a tu veterinario para que te recete ansiolíticos para evitar el estrés (que deben testarse antes del viaje) o antieméticos para evitar el vómito.

Si deseas leer más artículos parecidos a ¿Cómo viajar con un perro en coche?, te recomendamos que entres en nuestra sección de Curiosidades del mundo animal.

Referencias
  1. Reglamento general de circulación (art. 18 - otras obligaciones del conductor) Real Decreto 1428/2003 del 21 de Noviembre y Real Decreto 965/2006 del 1 de Setiembre, BOE 05-09-2006
  2. Ley de seguridad Vial (art. 11 - normas generales de los conductores) Real Decreto Legislativo 339/1990 del 2 de Marzo