Composición del pienso para gatos

Composición del pienso para gatos

Lo más importante que debemos tener en mente cuando pensamos en la mejor composición de un pienso para gatos es que todos los felinos son carnívoros estrictos. Es decir, que están obligados a obtener todo su alimento a partir de carne. Dicho de otro modo, todo el espectro nutricional necesario para el correcto funcionamiento del organismo del gato lo contiene la carne fresca. En esto se incluye todo: las sales minerales, las vitaminas y el amplio espectro de aminoácidos necesario para la elaboración de todas sus proteínas.

Para que no tengáis dudas sobre si vuestro gato está teniendo la mejor alimentación, en este artículo de ExpertoAnimal detallaremos la mejor composición de un buen pienso para gatos.

Interpretación de la etiqueta del pienso para gatos

Las marcas comerciales están obligadas a indicar en el envase la composición de todos los productos, por lo que es fundamental saber interpretarla:

  • Los productos aparecerán nombrados según su proporción dentro de la composición. Están ordenados en orden decreciente. El ingrediente mayoritario será el primero en aparecer.
  • Quedando claro que los felinos son carnívoros, debemos observar que el mayor porcentaje, es decir el ingrediente que sale de primero, sea carne.

Tipos de carnes que componen los alimentos para gatos

Es muy importante observar la diferencia entre leer 30% de carne de pollo fresca que 30% de subproductos de origen animal. En el término subproductos de origen animal, los fabricantes pueden incluir cualquier tipo de desperdicio procedente del despiece de carnes o pescados. Las fábricas de alimentación humana generan unos desperdicios no aptos para alimentar a los humanos que, posteriormente, venden a las fábricas de alimentación animal. Aquí se incluyen cabezas, picos, uñas..., partes que normalmente un gato no se comería.

Tipos de proteínas que se encuentran en los piensos para gatos

Los felinos deben ingerir proteínas de origen animal que son las que tienen todos los aminoácidos que ellos necesitan. Las proteínas de origen vegetal no le aportan todos los aminoácidos necesarios en la síntesis de sus proteínas. Para que se entienda mejor, cabe comentar que las proteínas están compuestas por amínoácidos. Tras la digestión el animal recupera los aminoácidos separados y sintetiza nuevas proteínas. Podría hacerse un símil de que los aminoácidos son letras y las proteínas palabras, tras la digestión se obtienen las letras separadas y organizándolas se componen nuevas palabras.

Ingredientes no necesarios en la dieta del gato

Otro ingrediente que no se necesita en la dieta es la fibra de remolacha, que únicamente proporciona estructura a las heces. Esta fibra procede de las empresas azucareras que una vez que le han extraído todo el jugo a las remolachas, obtienen una pasta de fibras vegetales, que de nuevo terminan comprando las empresas de alimentación animal.

Al aportar mayor estructura a las heces, nos hace pensar que nuestro animal tiene un tránsito intestinal óptimo con este tipo de piensos.

Ejemplo de etiquetas en un pienso para gatos de alta calidad

En esta etiqueta se especifica qué tipo de carne compone cada porcentaje. La mayoría son ingredientes que asociamos a una dieta equilibrada. Son nombres fáciles de interpretar que no nos siembran dudas acerca de qué es lo que estamos comprando para alimentar a nuestro gato.

Ejemplo de etiquetas en un pienso de baja calidad

En estas dos etiquetas observamos que el primer ingrediente ya no es de origen animal, que sería lo que necesita nuestro gato. Y la mayoría de los componentes animales están citados como subproductos de origen animal, no como carnes frescas ni carnes deshidratadas.

La universidad Estatal de Costa Rica ha constatado amplios estudios recogidos en Nutrición Animal[1] en los que dan gran importancia al uso de diferentes saborizantes en las diferentes edades del animal para, así, hacer más apetecible el pienso según las demandas biológicas de la edad del individuo. Este estudio es algo que bien seguro conocen las grandes marcas de alimentación animal.

La importancia del agua

No podemos olvidar que las carnes frescas que ingerirían un felino en su entorno natural contienen del 70 al 80% de agua. Al alimentar a nuestro gato con piensos secos, tan solo le aportamos un 5-10% de agua. Los animales no tienen la sensación de sed como los humanos y, por tanto, no beben la suficiente agua como para compensar la diferencia. De esta forma, alimentar a un gato solo con piensos secos no es recomendable, pues estaría mal hidratado y esto acarreará en el futuro problemas renales. En este tema es en el que más insisten los expertos en nutrición felina, como la Dra. Lisa A. Pierson en sus estudios[2], veterinaria especializada en nutrición para gatos.

Dicho esto, esperamos que este artículo haya ayudado a solventar tus dudas acerca de una correcta alimentación en gatos y sepas cómo elegir un buen pienso para gatos. Puede que te interese conocer algunas recetas de comida húmeda casera para gatos o el artículo sobre "Cómo detectar cálculos renales en gatos".

Si deseas leer más artículos parecidos a Composición del pienso para gatos, te recomendamos que entres en nuestra sección de Dietas equilibradas.

Referencias
  1. Mora Brautigan, I. 1991. Nutrición Animal. Editorial Universidad Estatal a Distancia (EUNED).
  2. Pierson, L. A. Feeding Your Cat: Know the Basics of Feline Nutrition. Disponible en: http://catinfo.org/.