Consejos para evitar que el perro muerda los muebles

Consejos para evitar que el perro muerda los muebles

La destructividad es uno de los problemas del comportamiento canino más comunes, en especial en la etapa del cachorro, aunque existen casos en perros adultas. Quizás no nos importe cuando muerda una zapatilla vieja o un trapo, pero cuando muestre fijación por el mando de la play, un bolso o complementos vas a empezar a querer tratar este problema.

Lo importante es que empieces cuanto antes a base de paciencia y educación en positivo. En este post de ExpertoAnimal te vamos a mostrar algunos consejos para evitar que el perro muerda los muebles. ¡Toma nota!

Perros cachorros que muerden muebles

¿Es normal que un cachorro lo muerda todo? Al igual que en el caso de los bebés humanos, los cachorros tienen necesidad de morder, ya que les duelen las encías y los dientes que se están desarrollando. Generalmente es la madre quien les enseña a gestionar la mordida, no obstante, si has adoptado a tu cachorro antes de tiempo o, simplemente no ha aprendido, deberás enseñarle tú mismo.

Recuerda que nunca se debe regañar o pegar a un cachorro que muerde muebles, se le debe enseñar a seleccionar los objetos que debe morder.

¿Qué puedo hacer para que mi cachorro no muerda los muebles?

  • El primer paso será conseguir un mordedor. Existen de muchos tipos y formas, con sonido y sin, más blandos o duros. Escoge un par o tres con cualidades distintas para que puedas probar con ellos. Te recomendamos buscar juguetes específicos para cachorros.
  • Nos situaremos con él en una estancia del hogar y le incitaremos a jugar de forma calmada con los mordedores, nunca sobreexcitandole. Cuando los mordisquee o persiga vamos a reforzarle con un "muy bien", caricias e incluso alguna golosina para perros.
  • Deja a su alcance los juguetes para que pueda mordisquearlos siempre que lo desee y, cuando lo haga por iniciativa propia, refuérzalo de forma efusiva. Debe entender que te encanta que utilice sus juguetes y que además le puede caer un premio sabroso.
  • Cuando observes que tu perro se dirige a morder un objeto no permitido llámalo y redirígelo a su zona de juego o haz ruido con sus juguetes, lo importante es que no llegue a morderlos, por ello muchas personas utilizan un parque plegable para perros.

¿Y si además me muerde las manos y los pies y me hace daño?

Recuerda que este proceso puede ser largo. Mientras algunos perros comprenden perfectamente qué es lo que tienen que morder tras pocos refuerzos, otros necesitarán mucho más tiempo. No te preocupes, pero debes ser muy constante. Si además tu cachorro te muerde las manos, aplica estás dos técnicas:

  1. Finge un gran dolor: especialmente si tu perro aún no ha cumplido los tres meses debes aplicar esta técnica. Cada vez que te mordisquee y te haga daño expresa un gran dolor: "Ayyy auchh..." y no te relaciones con él durante medio minuto. Poco a poco empezará a entender que realmente duele.
  2. Apártate: este caso es más indicado para perros cachorros algo más mayores. Inicia una sesión de juego (sin sobreexcitarle) y cuando te muerda gírate y deja de jugar con él. Pasado un minuto vuelve a iniciar el juego y repite procedimiento si te mordisquea. A la larga, entenderá que el mordisco significa el final del juego.

Perros adultos que muerden muebles

Es importante resaltar que no es normal que un perro adulto muerda los muebles. Existe una causa que está provocando esta conducta y será fundamental encontrarla si queremos solucionar este problema de una vez por todas. ¿Por qué mi perro adulto sigue mordiendo los muebles y objetos? A continuación te mostramos las causas más frecuentes:

  • Ansiedad por separación: ¿tu perro destruye cuando no estás en casa? Si este es tu caso, quizás se trata de un trastorno relacionado con la separación, que en ocasiones puede ir acompañado de orines, aullidos y otros problemas de comportamiento. En estos casos es importante trabajar con un especialista y hacer uso de juguetes de larga duración, como huesos prefabricados, kong, etc.
  • Hiperactividad: ¿tu perro no para ni un minuto? ¿Muerde muebles incluso en tu presencia? Debes saber que existen dos tipos de hiperactividad (fisiológica y hiperquinesis) que pueden provocar conductas alteradas en el perro. Evitar reforzar la exitación, el uso de juguetes de inteligencia y la obediencia básica son buenas herramientas para empezar a trabajar este problema.
  • Ansiedad y estrés: existen algunas señales de estrés en el perro que nos pueden ayudar a evaluar si verdaderamente nuestro mejor amigo padece ansiedad, como las estereotipias, el exceso de actividad, la apatía o el miedo. En estos casos es necesario evaluar si las necesidades del perro están completamente cubiertas y si existe otro problema de comportamiento al margen de la destructividad que estemos pasando por alto.
  • Aburrimiento: si tu perro pasa solo la mayor parte del día, no recibe estimulación mental y pasa todo el día en un mismo entorno es totalmente comprensible que aparezcan este tipo de problemas. En este caso será imprescindible mejorar su entorno y ofrecerle nuevas actividades para estimularle.
  • Falta de ejercicio físico: el sedentarismo no solo predispone al perro a padecer obesidad y sobrepeso, también puede provocar la aparición de problemas de conducta, como la destructividad. Si tienes a tu lado un perro pastor o un mestizo con un nivel de actividad alto no lo dudes y empieza a practicar más ejercicio con él.

¿Qué puedo hacer para que mi perro deje de morder los muebles?

  1. Lo primero será indentificar correctamente la causa que está provocando que tu perro lleve a cabo conductas destructivas, ya que los pasos a seguir no son los mismos.
  2. Empieza a realizar hábitos positivos con tu mejor amigo teniendo en cuenta sus necesidades físicas, emocionales y mentales. Alargar los paseos, practicar obediencia, realizar juegos de inteligencia son algunas opciones, pero existen muchas más.
  3. Compra un mordedor (o varios) para que tu perro pueda mordisquear siempre que lo necesite. Cuando lo haga, refuérzale con palabras, caricias y un premio sabroso, de esta forma entenderá que es positivo morder sus juguetes.
  4. Dedica cada día al menos una hora a jugar con tu perro, siempre de forma calmada, y finaliza la sesión con un ejercicio de relajación.
  5. Evita regañarlo o castigarle, eso puede aumentar los niveles de estrés. Cuando le observes realizando una conducta que te desagrada llámalo y redirígelo hacia sus juguetes, animándole de forma efusiva.
  6. Utiliza feromonas, hormonas sintéticas que pueden ayudarle a sentirse relajado y a mejorar sus niveles de estrés y ansiedad.

Para evitar la destructividad será fundamental hallar la causa, pero también esforzarnos para mejorar el bienestar de nuestro mejor amigo, la clave real para solucionar el problema.

¿Qué más puedo hacer para que mi perro deje de morder los muebles?

Si ya has probado a reforzarle, le has proporcionado juguetes y la conducta no ha ido a menos sino que se mantiene igual o ha empeorado, debes plantearte otras soluciones.

Te aconsejamos es acudir a un profesional: un educador canino, un adiestrador canino o un etólogo. Lo importante es que te informes adecuadamente antes de decidirte por uno, valorando los métodos que utiliza, las opiniones de los clientes, etc.

Si deseas leer más artículos parecidos a Consejos para evitar que el perro muerda los muebles, te recomendamos que entres en nuestra sección de Problemas del comportamiento.