Consejos para hacer que un gato deje de maullar

Consejos para hacer que un gato deje de maullar

A los gatos les encanta maullar a todas horas. Al fin y al cabo, es la manera que tienen de pedirnos atención y comunicarse con nosotros o con el entorno.

A la mayoría nos hace gracia y nos parece divertido, pero... ¿y si tu gato se pone a maullar toda la noche? Desde luego eso ya no es tan gracioso ni divertido. ¿Y cómo podemos hacer que el gato deje de maullar? Veamos varias maneras de hacerlo.

Descubre por qué maúlla

Contesta a alguna de estas preguntas:

  • ¿Tu gato tiene hambre?
  • ¿Quiere salir?
  • ¿Quiere jugar?
  • ¿Está en celo?
  • ¿Ha tomado alguna medicación?

Para solucionar el problema, debes conocer el motivo por el que maúlla. No existe ningún sistema mágico con el que vayas a conseguir que no maúlle, por lo que tendrás que partir de la raíz, que es conocer el problema que tiene y que le hace maullar. También es importante analizar el lenguaje corporal de tu gato para ver si está relacionado con los maullidos.

Junto a maullar, el lenguaje corporal es la clave para entender qué es lo que quiere el gato o lo que necesita y por qué intenta llamar nuestra atención.

Soluciones para conseguir que deje de maullar

Dependiendo del motivo por el que maúlle, podremos tomar una solución u otra. En este artículo os daremos las 5 soluciones más comunes para estos problemas:

  1. Esteriliza o castra a tu gato. Las gatas suelen maullar para atraer a otros gatos, mientras que los gatos lo hacen para responderles o para decirles a sus dueños "déjame salir". Si tu gato o gata está constantemente maullando porque quiere salir y escuchas que hay otros gatos por tu zona haciendo el mismo ruido, castrarlo o esterilizarlo puede ser la solución.
  2. Limpia su caja de arena con más frecuencia. Los gatos son muy limpios y odian que su caja de arena esté sucia. De hecho, ni tan siquiera la usarán si está un poco sucia porque odian hacer sus necesidades sobre la arena manchada. Puede que el motivo por el que maúlle sea porque la caja está sucia, aunque a ti no te lo parezca. Para evitar este problema, limpia la caja todas las noches y échale un ojo un par de veces al día para ver si está limpia.
  3. Diviértelo y cánsalo con juegos. A veces creemos que los gatos no necesitan jugar porque no son perros, pero ni mucho menos. Los pequeños felinos necesitan hacer ejercicio, cansarse y divertirse para ser felices. Si nos maúllan mucho y se acercan a sus juguetes podría significar que lo que quieren es que juguemos con ellos. Cómprale juguetes que desafien su inteligencia, juega un rato con él cada día y de esta manera lo cansarás y no te maullará tanto. También puedes pensar en adoptar un amigo para él en un centro de animales de acogida.
  4. Déjale comida y agua en un horario fijo. La rutina es esencial para que tu gato se acostumbre a comer en un horario determinado. Si no consigues establecerla, puede que le de por querer comer a las 9 de la mañana, a las 7 de la tarde o a las 4 de la madrugada. Establece un horario y deja siempre agua y algo de comida por las noches, de esta manera evitaremos que maúlle para despertarnos y pedirnos que lo alimentemos.
  5. Acude al veterinario si persiste. Si tu gato maúlla muy fuerte podría estar sufriendo algún problema de salud. Cuando es repetitivo, lo hace muy a menudo y la intensidad y volumen del maullido no es normal, debes acudir a tu veterinario.

Siempre es mejor prevenir que curar. ¿Qué otros consejos nos recomiendas para hacer que tu gato deje de maullar? ¿Tu gato maúlla mucho por algún motivo que no hemos descrito aquí? Comenta y te ayudaremos a que puedas solucionarlo.

Si deseas leer más artículos parecidos a Consejos para hacer que un gato deje de maullar, te recomendamos que entres en nuestra sección de Educación básica.