Consejos para pasear al perro con lluvia

Consejos para pasear al perro con lluvia

No todos los perros reaccionan del mismo modo ante la lluvia, pues mientras algunos disfrutan revolcándose en los charcos, otros experimentan una situación de miedo y estrés generalizado, que en algunos casos llega incluso a provocar que no quieran salir de casa. ¿Cómo debemos actuar entonces?

En este artículo de ExpertoAnimal te explicaremos cómo pasear a tu perro con lluvia, ofreciéndote algunos trucos interesantes para ofrecerle un extra de confort, pero también qué hacer si tu perro no quiere pasear con lluvia o algunos problemas de salud que pueden afectarle si no tomas ciertas precauciones, ¡sigue leyendo!

¿Es bueno sacar al perro lloviendo?

El paseo es imprescindible para nuestros perros, pues además de socializar y ejercitarse, esta rutina permite que puedan hacer sus necesidades. No debemos dejar que el perro orine o defeque dentro de casa, pues además de ser una conducta antihigiénica provoca efectos negativos en su bienestar, hasta la aparición de problemas del comportamiento. Por ello, aunque llueva, sí debemos pasear a nuestro perro, no obstante, intentaremos protegerle del frío y de la humedad con los métodos que mencionaremos en el siguiente apartado.

Ropa impermeable para perros

Especialmente cuando hablamos de lluvia intensa, proteger al perro será muy recomendable, más aún en cachorros, animales enfermos o de edad avanzada. En el mercado podemos encontrar todo tipo de chubasqueros para perros, más o menos adaptados al frío, pero todos ellos impermeables. Buscaremos uno acorde a su tamaño, cómodo, confortable y que le permita cierta libertad de movimiento.

Existen también otras opciones en el mercado, como los paraguas para perros, sin embargo, determinados utensilios pueden llegar a ser molestos para nuestros canes, por lo que mejor será apostar por un producto funcional antes que por uno estético.

Imagen: www.familydog.es

Problemas de salud relacionados

La combinación de agua y frío puede provocar la aparición de ciertos problemas de salud, tales como:

  • Resfriado: el resfriado en los perros es una infección que se origina en el tracto respiratorio superior. El perro puede manifestar diversos síntomas, como congestión, tos, malestar, fiebre y pérdida de apetito. Suele remitir en pocos días si ofrecemos unos buenos cuidados al can.
  • Problemas en las almohadillas: la humedad continuada en esta zona del cuerpo puede dañar gravemente las almohadillas de nuestro perro y favorecer la aparición de hongos y sensibilidad. Será fundamental secar las almohadillas a conciencia al llegar a casa, así como otras zonas del cuerpo que puedan estar mojadas, con la ayuda de una toalla y secador si fuese necesario.
  • Nudos y enredos: es común en perros de pelo medio y pelo largo. Afortunadamente existen muchos remedios caseros para desenredar el pelo del perro.
  • Problemas de la dermis: el contacto continuado con el agua sin ningún tipo de protección puede provocar a la larga sequedad y problemas en la piel del perro. Por ello resulta tan importante protegerles.
  • Mal olor: es totalmente normal que el perro huela mal tras entrar en contacto con la lluvia. El uso de chubasquero o perfumes pueden ayudar a evitarlo, sin embargo, es importante señalar que no debemos abusar del baño, respetando siempre un mínimo de 7 días entre lavado y lavado.

Si observamos la aparición de diversos síntomas anormales en el perro será aconsejable consultar con el veterinario para explicarle la situación y acudir a la clínica si fuese necesario.

Mi perro tiene miedo a la lluvia, ¿qué hago?

Si bien no todos los perros padecen miedo o estrés ante la lluvia y los truenos, muchos sí lo hacen. Es entonces cuando aparecen los lloros y la ansiedad generalizada que les impide bajar a la calle y pasear con normalidad.

En ningún caso forzaremos al perro a bajar o le obligaremos a salir si no lo desea, pues la exposición incontrolada al estímulo que le provoca miedo puede provocar que el cuadro empeore y que incluso aparezcan nuevos problemas de conducta, además de rotura del vínculo con el tutor.

Lo ideal será utilizar el refuerzo positivo para que el perro asocie la lluvia con comida sabrosa, afecto y una actitud positiva por nuestra parte. Le animaremos a bajar con snacks para perros, pedacitos pequeños de frankfurt o bolitas de pienso. No obstante, si sigue sin querer bajar dejaremos de insistir.

Lo ideal será trabajar el miedo a los truenos y la lluvia de la mano de un especialista para que, de forma progresiva, nuestro perro deje de experimentar ansiedad, miedo y conductas inadecuadas. Mientras, podemos mejorar el ambiente con luz, música relajante, juguetes y huesos recreativos, por ejemplo.

¿Qué hacer cuando llueve con tu perro?

Terminamos este artículo de consejos para pasear a un perro con lluvia recordando que, incluso dentro del hogar, podemos pasar grandes momentos junto a nuestro perro. Podemos aprovechar estas situaciones para trabajar y recordar las órdenes básicas para perros, fundamentales para su seguridad y comunicación.

También podemos realizar ejercicios de estimulación mental para mantener su mente activa, imprescindible en perros adultos y ancianos, así como juegos de olfato caseros para perros, fomentando el uso de uno de sus sentidos más importantes.

Si deseas leer más artículos parecidos a Consejos para pasear al perro con lluvia, te recomendamos que entres en nuestra sección de Accesorios y cosméticos.