Consejos para un perro adoptado miedoso

Consejos para un perro adoptado miedoso

Adoptar un perro miedoso es una experiencia que muy pocos eligen, pero que llena el corazón cada día que pasa. Los refugios de todo el mundo están saturados de perros con estas características y es importante que un futuro adoptante las conozca para tomar las precauciones necesarias y empezar de la mejor forma posible.

Es bastante recomendable empezar a trabajar la educación de un perro adoptado después de tratar sus posibles problemas de miedo e inseguridad, aunque en los casos más leves se pueden combinar, siempre que no suponga un problema de estrés o de bienestar. Es importante resaltar que puede tratarse de un proceso largo en algunos casos y que la paciencia, el afecto y la tolerancia del tutor serán fundamentales. Descubre en ExpertoAnimal algunos consejos para un perro adoptado miedoso.

¿Cómo se comporta un perro adoptado los primeros días?

El comportamiento de un perro recién adoptado dependerá directamente de las experiencias vividas, el hogar de llegada, los niveles de estrés o la sintomatología que provoque una enfermedad, por ejemplo, por ello es tan recomendable realizar una primera visita veterinaria antes de llevar al perro a casa.

Descartado cualquier problema de salud, los perros podrán comportarse de forma totalmente inhibida (es decir, aquellos que no revelan su propio "carácter", el cual se mostrará pasadas semanas o meses hasta la adaptación) o por el contrario mostrarse de forma exagerada, por el viaje, los cambios en su entorno, la pérdida de su figura de referencia, etc.

¿Cómo podemos saber si un perro adoptado no se adapta?

La adaptación de un perro cachorro es bastante rápida en comparación con la de un perro adulto, ya que éstos ya han pasado su proceso de socialización, el cual finaliza con la llegada de los miedos. Es precisamente por este motivo, por haber terminado la etapa de socialización, que algunos perros no saben relacionarse con otros o bien padecen miedos exagerados a salir a la calle. En otros casos podemos hablar de traumas o malas experiencias vividas, las cuales influyen directamente en su comportamiento.

El período de adaptación suele durar entre 1 y 6 meses, siempre dependiendo del caso en concreto. En los casos más graves, algunos perros necesitarán hacer uso de farmacología temporal (preferiblemente recetada por un veterinario con formación en etología) para favorecer su adaptación y disminuir los niveles de ansiedad. Algunos pueden presentar también problemas de conducta adicionales.

Además, cuando el perro ha mostrado señales evidentes de miedo sin obtener respuesta, puede llegar a marcar o morder. Ante un perro adoptado agresivo recomendamos acudir de inmediato a un adiestrador o educador canino especializado en modificación de conducta. Eso sí, con el objetivo de prevenir, te explicaremos cómo reconocer perros miedosos e inseguros.

El comportamiento de un perro miedoso

Existen dos posturas corporales que todo el mundo conoce acerca de los perros con miedo: cola baja y orejas hacia atrás. No obstante, existen muchísimas más, así que para saber cómo tratar a un perro adoptado correctamente deberás conocerlas casi todas. ¿Por qué?

Reconocer correctamente las emociones de tu perro te ayudará a comprender sus límites, a ser más empático con su comportamiento y a aprender a relacionarte mejor con él, todo eso fortalecerá vuestro vínculo y hará que te considere una auténtica figura de referencia.

Señales que nos indican que un perro está asustado:

  • Cola baja
  • Cola entre las piernas
  • Movimiento de cola exagerado
  • Orejas hacia atrás
  • Orejas pegadas a la cabeza
  • Cuerpo encogido
  • Intención de esconderse
  • Busca un "refugio"
  • Posturas de sumisión
  • Se relame
  • Tiembla
  • Bosteza continuamente
  • Gira la cabeza
  • Da la espalda
  • Entrecierra los ojos
  • Se agacha
  • Inmovilidad
  • Intentos de huida

Es importante señalar que algunos perros pueden ser más dóciles durante la época de adaptación, ya que su conducta se verá inhibida por los cambios. Por el contrario algunos pueden gruñir a modo de advertencia y llegar a morder si no se respetan sus límites.

¿Cómo tratar a un perro adoptado?

Es imprescindible que seamos confiables y predecibles en todo momento. Buscaremos métodos de educación en positivo que utilizaremos a la hora de relacionarnos con el perro, como es el refuerzo positivo. Es importante señalar que el adiestramiento tradicional, que puede incluir el castigo u otros métodos más hostiles, puede hacer que el perro genere rechazo hacia nosotros y que tarde aún más tiempo en adaptarse.

Es muy importante entender que algunos problemas relacionados con el miedo pueden llegar a persistir toda la vida del perro, no obstante, la mayoría pueden solucionarse con paciencia y cariño. Cumplir con las cinco libertades del bienestar animal será básico para empezar a trabajar.

Te recomendamos iniciar una rutina marcada de paseos (por ejemplo 3 al día) así como de comida (divida en dos tomas, para evitar la sensación de hambre). También puede ser interesante incluir de forma progresiva algunas actividades estimulantes, como visitar la montaña, o practicar algunos juegos de olfato en casa. En cualquier caso, será importante que seamos pacientes y actuemos conforme el perro nos vaya permitiendo más acercamientos. Interpretando su lenguaje corporal y tratando de ofrecerle unas buenas condiciones de vida probablemente notaremos una mejoría evidente, aunque necesitemos un período de tiempo más largo para apreciarlo.

¿Por qué mi perro tiene miedo?

Si no conoces la historia del perro que has adoptado te llevará un tiempo identificar a qué le tiene miedo: a otros perros, personas, objetos e incluso a la misma calle. Debemos ser pacientes y prestar mucha atención a los detalles en esta etapa para intentar entenderle.

  • Miedo a las personas: el miedo hacia las personas puede deberse a múltiples causas, no únicamente al maltrato. La socialización, un trauma o una mala experiencia pueden causar miedos. Pero si sospechas que tu perro pueda haber padecido algún tipo de abuso, descubre las 5 señales de perros maltratados más evidentes. Especialmente en este caso, debemos ser muy pacientes intentando ganarnos su confianza mediante snacks, caricias y palabras afectuosas. No le fuerces nunca a interactuar con quien no le apetezca, deja que él mismo empiece a superar su miedo de forma progresiva. En lugar de intentar forzar una situación puedes animar a tus amigos y familiares a reunirse con él para ofrecerle pequeños trozos de frankfurt para que empiece a confiar en las personas. Por el contrario, forzarle a ser manipulado puede agravar sus miedos.
  • Miedo a otros perros: al miedo hacia otros perros puede deberse a una mala socialización en su etapa de cachorro o a una mala experiencia en el pasado. Descubre en por qué mi perro tiene miedo a otros perros cómo tratarlo y solucionarlo de forma efectiva y gradual.
  • Miedo a objetos varios: ya sea por desconocimiento o por falta de socialización, tu perro puede tener miedo a ciertos objetos en los que incluimos también a los vehículos: bicicletas, coches, motos, cubos de basura...
  • Otros: existen muchísimos otros tipos de miedo en el perro, como miedo al exterior, miedo a determinados entornos, miedo a otras mascotas o a particularidades concretas, como pudiera ser un paraguas.

¿Es posible quitar el miedo a un perro?

Es muy probable que pasado un tiempo, empieces a preguntarte si algún día tu perro dejará de ser miedoso y empezará a relacionarse como cualquier otro perro. No existe una respuesta única, ya que cada caso es extremadamente particular y concreto.

Algunos perros sí llegan a superar sus miedos junto a sus tutores, otros necesitarán además ejercicios propuestos por un educador o adiestrador canino. En los casos más graves la visita de un etólogo es quien mejor podrá orientarnos, pero el consejo general es que ante cualquier problema del comportamiento acudamos a un profesional y no intentemos tratarlo nosotros mismos.

Algunos ejercicios que podemos encontrar en Internet, perfectamente válidos para un caso concreto, pueden generar rechazo y hasta empeorar el nuestro. Además un especialista detectará detalles y actitudes que ni tú sospechabas que ocurrían y te recomendará ejercicios específicos para tu perro que mejorarán notablemente su adaptación.

Si deseas leer más artículos parecidos a Consejos para un perro adoptado miedoso, te recomendamos que entres en nuestra sección de Problemas del comportamiento.

Consejos
  • No dejes a tu perro miedoso desatado por la calle, podría escapar.
  • No le obligues nunca a hacer algo que no quiera.
  • Sé paciente y utiliza las golosinas para ganar su confianza.