Convivencia entre un nuevo cachorro y un perro adulto

Convivencia entre un nuevo cachorro y un perro adulto

¿Le has dado todo el amor posible a tu perro pero sientes que aún tienes más por dar? Entonces acoger a un nuevo can en tu hogar es una excelente opción, ya que del vínculo emocional que se crea con un perro se derivan numerosos beneficios.

No obstante, ¿Te has parado a pensar en cómo se sentirá un perro adulto? Se trata de un animal de compañía que ha tenido para él solo toda la atención de su familia, que dispone del espacio como se le permite, sin mayores obstáculos y que crece sabiendo que no tiene competencia canina cuando de reclamar afecto se trata.

Es muy importante saber cómo acoger a un nuevo cachorro en el hogar si ya convivimos con un perro adulto, de lo contrario, se pueden desencadenar muchos problemas, como comportamientos agresivos o comportamientos celosos. En este artículo de Experto Animal te contamos todo lo que necesitas saber acerca de la convivencia entre un nuevo cachorro y un perro adulto.

Presentación en terreno neutral

La presentación en un terreno neutral (un espacio abierto o un parque) no siempre es posible, ya que dependerá de que el cachorro ya haya iniciado el calendario de vacunación y pueda salir al exterior, pero sin lugar a dudas siempre que exista la posibilidad esta es la mejor forma de hacerlo.

Un terreno neutral propicia un entorno con distracciones y donde el riesgo de que aparezcan comportamientos territoriales se reduce.

Para ello lo idóneo es contar con la ayuda de una segunda persona, para que cada uno lleve por separado a un perro, para después poder presentarlos y permitir que se relajen, se huelan y se empiecen a conocer.

Puede ser que el perro adulto se muestre indiferente ante el nuevo cachorro, pero también puede ser que trate de montarle e incluso le gruña, en este caso, siempre que no se vaya a producir agresión, no debes preocuparte, ya que es prioritario que interfieras lo mínimo posible en la relación entre tus dos perros, ellos tienen sus normas, su jerarquía y saben como establecer estas nuevas relaciones.

Prepara la casa para la convivencia

Antes de que tenga lugar la presentación en el interior del hogar es imprescindible preparar una zona específica para el nuevo cachorro, con sus propios accesorios, ya que es importante que no alteres los hábitos que había adquirido el perro adulto.

Si además de introducir un nuevo perro en el hogar permites que este utilice los accesorios del perro adulto y se apodere de su espacio, es obvio que la convivencia no empezará con buen pie.

La primera presentación en el hogar

Si todo ha ido bien durante la presentación en terreno neutral debes regresar a casa, el primer perro que debe entrar es el adulto y debe hacerlo sin correa, posteriormente entrará el cachorro con correa, aunque ya una vez en el interior debe quedar suelto y con total libertad para explorar todo el hogar, habitación por habitación.

Si el perro adulto se muestra cómodo, el cachorro podrá andar con total libertad por la casa, pero si no lo acepta, se deberá limitar el espacio del cachorro para posteriormente ampliarlo de forma progresiva a medida que el perro adulto se acostumbre.

Durante las primeras semanas no dejes a los perros sin supervisión, no hasta que el perro adulto se muestre completamente cómodo con el cachorro.

Consejos para una buena convivencia

Otros consejos que deberás seguir para que tus dos perros convivan en armonía son los siguientes:

  • Si el perro adulto llega a agredir al cachorro te recomendamos que acudas a un etólogo o educador canino. El profesional podrá ayudarte convenientemente.
  • Deja que el cachorro salude al perro por iniciativa propia, no lo agarres tú para plantarlo en el hocico del otro perro, lo hará sentir muy vulnerable y puede generar tensión y miedo en el perro. Nunca fuerces las situaciones, deja que ellos mismos interactuen.
  • Coloca sus comederos debidamente separados, y si un perro acaba antes que otro, no permitas que intimide a su compañero para hacerse con su comida.
  • Prémiales, juega con ellos, bésales y cuídalos por igual, no dejes que ninguno de los dos se sienta excluido.

Si sigues nuestros consejos tus perros convivirán correctamente y seguro serán mejores amigos para siempre.

Si deseas leer más artículos parecidos a Convivencia entre un nuevo cachorro y un perro adulto, te recomendamos que entres en nuestra sección de Qué necesitas saber.