Corregir las conductas de un perro

Corregir las conductas de un perro

La conducta que tenga un perro en su etapa adulta está directamente relacionada con la educación del cachorro y si ésta ha sido llevada a cabo correctamente (socialización, refuerzo positivo, bienestar animal). Cuando no ha sido así, empiezan a aparecer conductas raras, agresivas o miedosas.

En este artículo de ExpertoAnimal vamos a explicarte si es posible o no corregir las conductas de un perro y qué clase de herramientas se utilizan para ello.

No olvides que no siempre es posible modificar las conductas de un perro, especialmente si no somos profesionales o si el animal tiene este comportamiento muy arraigado. Sigue leyendo:

¿Qué conductas deben ser modificadas?

El perro es un animal con autonomía propia, es decir, no podemos controlar todo aquello que haga en su día a día. Muchas personas se molestan porque su perro no camina junto a ellos por la calle o bien cuando corre por el hogar en lugar de estar "tranquilo". Cada animal tiene su personalidad y entender que no tenemos a nuestro lado un robot es básico para seguir con este artículo.

Los problemas del comportamiento, por ejemplo, son conductas que debemos modificar ya que no permiten al perro (también a nosotros) llevar una rutina diaria normal. Algunos ejemplos de problemas de comportamiento son:

  • Agresividad
  • Ansiedad por separación
  • Miedo
  • Estrés
  • Estereotipias
  • Ladridos

Aún así existen otras conductas, como por ejemplo que el perro salte encima de las personas, que no siempre son de nuestro agrado, y eso hace que queramos modificar o eliminar este hábito. ¿Es eso posible? Sigue leyendo.

¿Es posible modificar cualquier conducta?

Es importante comprender que no siempre es posible modificar las conductas del perro, especialmente si están muy arraigadas. Por ejemplo, un perro víctima de sparring tardará mucho tiempo en volver a confiar en que otros perros no le muerdan, en algunos casos jamás será posible crear un ambiente de juego normal con otro can.

Otro detalle a tener en cuenta es el correcto diagnóstico de la conducta del perro. Muchas personas afirman que sus perros son "agresivos" con otros, cuando realmente se trata de miedo. Generalmente podemos detectar cuál es el problema que sufre, pero en ocasiones debemos acudir a un profesional para que nos indique realmente qué le sucede a nuestro perro y por qué actúa así. El especialista, por ejemplo un etólogo, también nos indicarán pautas que seguir.

Pasos previos a la modificación de conducta

Antes de empezar a trabajar en la modificación de una conducta, sea cual sea, es importante tener en cuenta el bienestar animal de nuestro perro: si sufre dolor articular, pasa sed o no tiene confort alguno es importante solucionarlo previamente. Un perro que no tiene bienestar animal en su vida probablemente no responderá a nuestras indicaciones de forma óptima. No podemos exigir nada de él si no le cuidamos como corresponde.

El refuerzo positivo

El refuerzo positivo es una excelente herramienta para premiar las conductas del perro que sí nos gustan. Utilizar el refuerzo positivo es bueno para fortalecer vuestra relación y además le hace comprender más rápidamente qué esperas de él.

Si por ejemplo estás tratando de modificar que tu perro muerda tus zapatos, premiarle cuando muerde sus juguetes es una excelente forma de reforzar una conducta. Por otro lado si tu perro es extremadamente miedoso, premiarle cuando se relacione con otros perros le hará entender que ese comportamiento es bueno. Utiliza golosinas sabrosas para perro o pedacitos de frankfurt para aumentar la efectividad del refuerzo y su atención en ti.

Condicionamiento clásico

El condicionamiento clásico es un tipo de aprendizaje en el que un estímulo neutro adquiere la capacidad de provocar respuestas reflejas, después de haber sido asociado repetidas veces con un estímulo incondicionado. Una vez que eso ha sucedido, el estímulo neutro pasa a llamarse estímulo condicionado.

El condicionamiento clásico te permite modificar la conducta controlando los estímulos que recibe tu perro. Es muy usado en el adiestramiento canino para solucionar algunos problemas de comportamiento.

¿Cómo funciona?

Durante algunos días deberás "cargar" a tu perro con un sonido muy concreto. Puede ser un click, un beso, un silbido, un chasqueo de dedos... Después de hacer el sonido deberás premiarle con un snack para perros, por ejemplo. Debes practicar durante dos o tres días en casa la carga de este sonido. Después de este tiempo, al escuchar este estímulo, el perro vendrá hacia nosotros para recibir su recompensa.

Si tenemos por ejemplo, un perro que reacciona muy mal con otros perros, podemos utilizar el condicionamiento clásico para modificar su conducta poco a poco. La idea es que siempre que se encuentre otro perro, y justo antes de reaccionar o ladrar, llamemos su atención con este sistema y luego le premiemos. No debemos utilizar el sonido de la carga con nada más que no sea la conducta que queremos modificar ya que podríamos confundir al perro.

Ser premiado ante un buen comportamiento es un refuerzo positivo. Además le distraemos del estímulo que le provoca reaccionar y al mismo que le enseñamos que cuando se encuentre un perro debe venir hacia nosotros en lugar de ladrar. Después de muchas repeticiones el perro empezará a entender esta nueva situación.

Consejos para la modificación de una conducta

Evidentemente debemos rechazar cualquier tipo de castigo físico o maltrato en el perro al modificar una conducta. Este tipo de comportamiento puede provocar serias consecuencias en vuestra relación que deriven en problemas del comportamiento realmente graves como es la agresividad hacia las personas o las fobias.

Por otro lado, debemos asegurarnos que se ejercita de forma adecuada para sus necesidades físicas. Un exceso de energía acumulada puede propiciar conductas destructivas o excitables. Además, el ejercicio suele proporcionar bienestar al animal.

Si deseas leer más artículos parecidos a Corregir las conductas de un perro, te recomendamos que entres en nuestra sección de Problemas del comportamiento.

Consejos
  • Acude a un profesional siempre que el perro tenga problemas de comportamiento graves.