¿Cuándo puedo empezar a educar a un cachorro?

¿Cuándo puedo empezar a educar a un cachorro?

Tener un cachorro en casa puede ser muy emocionante, pues en esa etapa los perros suelen ser muy juguetones y divertidos, además de la ternura que produce su apariencia. Sin embargo, tener un cachorro también implica asumir la responsabilidad que se requiere para entrenarlo y enseñarle buenos modales, en aras de que no se convierta en un pequeño monstruo destructor o un animal que la familia sea incapaz de controlar, llegando a ser un problema.

Es por eso que en ExpertoAnimal queremos hablarte sobre cuándo puedes empezar a educar a tu cachorro. El momento adecuado para hacerlo es muy importante, ya que hará el trabajo más fácil para ti y para el perro.

¿Un perro maleducado?

Zapatos rotos, cojines destrozados, una alfombra sucia y ladridos o peleas callejeras con las mascotas de los vecinos es lo que te espera si no te dedicas a educar correctamente a tu perro desde que este es cachorro. Al igual que ocurre con las personas, hay cierta edad en la que será más sencillo enseñar a tu perro las órdenes principales y los hábitos básicos que debe cumplir para llevar un vida en armonía con la familia humana y las otras posibles mascotas con las que se tropiece.

Un cachorro que no ha recibido educación puede convertirse en un problema y generar tensión entre los distintos miembros que forman parte del hogar, pero sabemos que esto puede ser contrastado y corregido con una guía necesaria.

El momento de empezar a educar a tu cachorro

A pesar del proceso de domesticación por el cual ha atravesado, el perro sigue siendo un animal acostumbrado a seguir a la jauría, por lo que desde muy joven puede ser educado sobre las reglas que rigen la manada, incluso cuando esta se trata de una familia. Esperar a que el cachorro tenga más de seis meses o se acerque al año para comenzar a enseñarle las reglas de la casa, como hacen muchas personas, es desperdiciar un tiempo precioso en el cual puede perfectamente recibir instrucciones sobre qué lugares de la casa le están prohibidos o dónde hacer sus necesidades, por ejemplo.

A partir de las 7 semanas, cuando el perro ya se ha independizado un poco de la madre (de esa edad en adelante es que se recomienda darlos en adopción, por ejemplo), tu cachorro está listo para aprender las primeras normas de convivencia y las órdenes que necesita para convertirse en un miembro más del grupo familiar.

Proceso de aprendizaje

El perro aprende durante toda su vida. Incluso cuando crees que has terminado el proceso de educación y entrenamiento, si te descuidas es posible que adquiera otros hábitos que resulten indeseados, o, de hecho, que se adapte con facilidad a nuevas situaciones que se presenten en el hogar aunque haya llegado a la edad adulta. A pesar de esto, educar al cachorro desde pequeño es necesario, no solo para evitar inconvenientes con la familia o terminar teniendo un perro indisciplinado, sino que comenzar el entrenamiento a corta edad facilita la retención de la información y lo hace más receptivo, ya de adulto, a situaciones nuevas.

Por supuesto, al igual que con los humanos, cada etapa tiene un nivel de dificultad diferente, por lo que deberás adaptar lo que quieres que tu cachorro aprenda a la edad que tiene. De este modo, podemos dividir el entrenamiento del cachorro en:

  • A partir de las 7 semanas
  • A partir de los 3 meses
  • De 6 meses en adelante

A partir de las 7 semanas

Tu cachorro acaba de llegar a casa, o es momento de ayudar a la madre en la educación del perrito o la camada. A esta edad puedes enseñar a tu cachorro unas pocas cosas, pero que son de mucha importancia:

  • Controlar las mordidas. Es normal que los cachorros quieran morder todo lo que encuentran a su paso, pues la salida de los dientes les provoca molestias en las encías. Para evitar que destruya tus objetos personales, compra para él juguetes de perro especiales para este fin, y felicítalo siempre que los use.
  • Dónde hacer sus necesidades. Como todavía no tiene todas sus vacunas, deberás asignarle algún espacio de la casa para ello, ya sea en el patio o sobre periódicos. Sé paciente y lleva a tu cachorro al lugar que será su baño justo después de comer.
  • No llorar si se queda solo. Si recibes quejas porque tu perro ladra o se lamenta mucho cuando no estás, solo finge que vas a salir y regresa a casa en cuanto notes sus quejidos. Adopta una actitud molesta, sin violencia hacia el animal, y pronto notará que sus ruidos injustificados no son bien recibidos. Otra opción muy efectiva, es proporcionarle un kong para cachorros con la finalidad de mantenerlo entretenido mientras tú no estás.
  • Respetar el espacio ajeno. Si no quieres que tu cachorro se abalance sobre la gente o duerma sobre los muebles, apartarlo con un enérgico “no” será suficiente para lograrlo en poco tiempo.
  • Dónde dormir. Es necesario que definas un sitio para el descanso del animal y que te mantengas firme en esta postura, pues solo lo confundirás si un día permites que duerma contigo y al siguiente lo envías a su cama, por ejemplo.

A partir de los 3 meses

Con las normas anteriores aprendidas, esta fase debería ser más sencilla para ti y para tu perro. Durante esta etapa, el cachorro puede aprender a:

  • Hacer sus necesidades fuera de casa. Si lo que realmente quieres es que tu perro haga sus necesidades durante los paseos, ya le has colocado todas sus vacunas, y te preguntas cuándo puedes empezar a educar a tu cachorro, esta edad es la ideal para enseñarle todo esto. Empieza colocando los periódicos fuera de casa, en los sitios que le llamen la atención y, poco a poco, encontrará su baño favorito.
  • Pasear. Seguir el ritmo de su compañero humano durante los paseos es parte esencial del adiestramiento del cachorro, para evitar que debas correr tras él cuando empiece a tirar de la correa. Hala su cadena cuando veas que trata de alejarse y comienza a enseñarle órdenes como "quieto", "ven" y "camina".

De 6 meses en adelante

Entre los 6 y los 8 meses, tu cachorro será capaz de captar órdenes más complejas. Comandos como dar la pata, tumbarse y otros trucos que quieras que aprenda serán fácilmente asimilados en esta etapa. También es un buen momento para que comience a relacionarse con otros perros. Para ello, no te pierdas nuestro artículo en el que te contamos cómo socializar a tu cachorro.

A partir de este punto, tu perro ya conocerá las normas básicas y habrá adquirido los hábitos necesarios para convivir con su familia humana.

Consejos útiles para educar a tu cachorro

Además de todo lo anterior en cuanto a cuándo puedes empezar a educar a tu cachorro, deberás tener en cuenta los siguientes consejos a la hora de iniciar el adiestramiento:

  • Sé paciente. Si te alteras cuando el perro no logra cumplir la orden como deseas, no lo presiones ni lo fuerces: es probable que el método que estés utilizando no sea el más adecuado. Déjalo por esa día, analiza qué está mal y retoma al día siguiente.
  • Sé amoroso. Las muestras de cariño, los mimos y las felicitaciones cuando el perro cumple con lo que esperas de él son el refuerzo positivo que necesita para aprender más rápido.
  • Sé coherente. Desde el primer día es crucial establecer cuáles serán las normas que el perro debe cumplir, y estas deben ser seguidas por toda la familia. Mezclar las señales solo confundirá al animal.
  • Sé comprensivo. Sesiones largas de entrenamiento solo te agotarán a ti y al perro. Prefiere reforzar la orden y el comportamiento que quieres que le siga durante cinco minutos, un máximo de 10 veces al día, y los resultados serán más notables.

Con estos consejos estamos seguros de que tu cachorro logrará ser un perro educado en muy poco tiempo. Si tienes un can adulto que nunca ha recibido entrenamiento, no desesperes: también es posible educarlo, ya sea que lo hagas tú mismo en casa o que asistas con él a cursos y talleres de adiestramiento.

Si deseas leer más artículos parecidos a ¿Cuándo puedo empezar a educar a un cachorro?, te recomendamos que entres en nuestra sección de Educación básica.