Compartir

Cuidados de una ardilla

Cuidados de una ardilla

Los cuidados de una ardilla deben ser constantes y especiales, por este motivo, si dudas entre adoptar o no a este maravilloso animal, este artículo te va a ayudar. No es una mascota que debería permanecer en un hogar, aún así existen.

Las ardillas son unas mascotas encantadoras dada su vivacidad y su pequeño tamaño. Pero todas las especies de ardillas precisan de unos cuidados específicos. Son animales frágiles y delicados. Sigue leyendo estos consejos de ExpertoAnimal.

También te puede interesar: Cuidados del pomerania

Cuidado principal de la ardilla doméstica

El principal cuidado con una ardilla doméstica es no manipularla en exceso. Detestan que las cojan y mucho menos que las achuchen como si se tratase de un perro o un gato. Incluso pueden quedarse sin cola si se las agarra por ahí. Es un apéndice muy frágil.

Por lo tanto no son animales recomendables para interactuar con niños. Son animales asustadizos que se estresan fácilmente. Debemos proporcionar a la ardilla un clima tranquilo y relajado.

Cuidados de una ardilla - Cuidado principal de la ardilla doméstica

Hábitat idóneo para vuestra ardilla

La ardilla no solo necesita una jaula grande, necesita una jaula muy grande y limpia, esta sera la premisa que indique un buen lugar para vuestra ardilla. La jaula debe hallarse en un entorno silencioso que no estrese al animal y no le dé directamente la luz solar, pero que tampoco sea oscuro.

Si no la tenéis perfectamente amaestrada - y no es fácil su adiestramiento- no debéis dejarla suelta por la casa. Lo más probable es que huya y se esconda. Cuando la ardilla esté suficientemente adiestrada podréis soltarla por lugares controlados de vuestra casa. Como todos los animales, las ardillas congenian más con las personas que las alimentan y les proporcionan ternura.

Cuidados de una ardilla - Hábitat idóneo para vuestra ardilla

Hábitos de las ardillas domésticas

Los hábitos de las ardillas domésticas comportan bastante trabajo para sus cuidadores. Cuando se las suelta por casa hay que controlarlas permanentemente. Esparcen comida y excrementos por el suelo y sobre los muebles. Marcan con orina el territorio que exploran y no son animales demasiado afectuosos por instinto.

A sus cuidadores les debe satisfacer la mera contemplación de las reacciones del animal, ya que prácticamente no empatizan con los humanos.

Cuidados de una ardilla - Hábitos de las ardillas domésticas

Peligros evitables

Las ardillas domésticas no deben convivir ni con perros ni con gatos. Los loros tampoco son compañeros recomendables. Los conejos, cobayas y hámsters son compatibles con las ardillas domésticas.

Los niños son los seres vivos más peligrosos que padecen las ardillas.

Las plantas tóxicas deben alejarse de su presencia, y las que no lo son, también. Las plantas sufrirán bajo los afilados dientes si se las deja al alcance de las ágiles ardillas.

Cuidados de una ardilla - Peligros evitables

Alimentación de las ardillas domésticas

En las tiendas de animales venden alimentos específicos y ya preparados para las ardillas. La ardilla consume diversos tipos de frutos secos y bayas: nueces, cacahuetes, bellotas, etc. También consumen gusanos y pequeños insectos, como por ejemplo: grillos o gusanos de la harina.

Vuestro veterinario os recomendará la alimentación más idónea para vuestra ardilla y las vacunas correspondientes que debemos suministrarle. Haz caso y sigue los consejos del experto.

Cuidados de una ardilla - Alimentación de las ardillas domésticas

Convivencia entre individuos de la misma especie

Las ardillas domésticas no conviven bien con otros ejemplares, aunque sean de su misma camada. No comparten los alimentos ni tampoco les agrada compartir su jaula, o incluso el espacio hogareño. Son muy territoriales. En el caso de tener más de una ardilla deberéis tenerlas en jaulas separadas y dejarlas pasear a horas distintas.

Son animales diurnos y de noche precisan dormir en lugares recogidos y sin ruidos ni luces. Durante sus paseos se muestran muy activas, y ahí reside uno de los encantos de su observación.

Cuidados de una ardilla - Convivencia entre individuos de la misma especie

Si deseas leer más artículos parecidos a Cuidados de una ardilla, te recomendamos que entres en nuestra sección de Cuidados básicos.

Escribir comentario sobre Cuidados de una ardilla

Añade una imagen
Haz clic para adjuntar una foto relacionada con tu comentario
¿Qué te ha parecido el artículo?
5 comentarios
VICENTE
EN ARGENTINA LA ARDILLA DE VIENTRE ROJO ES PLAGA Y CAUSA ESTRAGOS EN PLANTACIONES FRUTALES, FORESTALES, CABLEADO DE RED ELECTRICA, CEREALES (MAÌZ EN MADURACIÒN), ADEMÀS DE SER UN ROEDOR QUE ES TRASMISOR DE ENFERMEDADES.
ME GUSTARÍA QUE ACLAREN QUE NO SE DEBE TENER COMO MASCOTA NI TAMPOCO TRASLADARLA DE UN LUGAR A OTRO.
TENGAN CUIDADO CON LOS COMENTARIOS QUE HACEN DE LA MISMA, PORQUE YÁ ES IMPARABLE SU DISTRIBUCIÒN AL IGUAL QUE LOS CASTORES DEL SUR ARGENTINO.
Eliseo
Pues esta bien esa información
eleanor
yo encontré dos por ahora están juntas puedo dejarlas asi
Eva López (Editor/a de ExpertoAnimal)
¡Hola Eleanor! ¿Dónde las encontraste? ¿Las has llevado al veterinario para que las examine?
Ani
Las ardillas tendrían mejor que dejarlas sueltas y los consejos que sean por si alguien ha encontrado a una ardilla herida o que no pueda valerse por si misma.
Algo muy importante NO LES DEN CACAHUETES / Maní ya que estos son ligeramente tóxicos y les tiran el pelo, luego parece que tienen sarna y es culpa del maní.
Concepción
Muy buen artículo, Yo tengo como mascota una ardilla, desde hace no mucho tiempo. De momento va bien de salud, como me ha comentado el veterinario, pero no es muy activa, por no decir nada. Unas amigas me han recomendado que busque jaulas para ardillas más espaciosas, diciéndome que quizás se sienta un poco encerrada. Así que buscaré soluciones por ahí

Cuidados de una ardilla
1 de 7
Cuidados de una ardilla

Volver arriba